lunes, 31 de enero de 2011

Conspiración o coincidencia

Estuve este fin de semana en Portugal, y leyendo la prensa, parece que no hubiese cambado de país. Ocurre exactamente lo mismo, con unos días de diferencia, a instancias de la Internacional Mercadista.
 Tanto es así que hay periodistas como Rafael Barbosa, que critican lo que consideran un seguidismo de José Sócrates a Zapatero:

2. Já de Espanha, como de costume, nem bom vento, nem bom casamento. A semana começou com mais uma prova de que José Sócrates já não se dá ao trabalho de pensar em medidas de combate à crise, limita-se a copiar tudo o que Zapatero anuncia. E quanto pior, melhor. Já tinha sido assim com o corte de salários nos funcionários públicos. 

Desta vez foi com a decisão de tornar mais baratos os despedimentos. Argumenta-se que os patrões terão, assim, mais vontade de criar emprego. Uma receita infalível... ou talvez não. Em Espanha os despedimentos mais baratos não impediram novo recorde na taxa de desemprego: já são 4,7 milhões de desempregados. Aconselha-se, mesmo assim, a oposição a comprar, no quiosque, os jornais espanhóis, se quiser saber o que aí vem. Aposto singelo contra dobrado que, mais mês menos mês, vamos ser confrontados com uma proposta para atrasar a idade da reforma dos 65 para os 67 anos. 

Ou talvez até um pouco mais, para mostrarmos aos investidores estrangeiros como, apesar de pobres, somos espectacularmente competitivos. Suspeito é que, de direito adquirido em direito adquirido desmantelado, um destes dias serão os europeus que gritarão nas ruas por liberdade e pão.
Se puede leer el artículo original en el siguiente enlace
Jornal de Noticias

3 comentarios:

  1. Buenos días, no creo que el señor V. Navarro sea un ejemplo para España, dado que su defensa de políticos como Felipe González y partidos como el PSOE, me parece cuando menos demagógica, brutal y deleznable. La venta ideológica del comunismo, la socialdemocracia y sus derivados, me ha obligado a buscar la justicia social a medio camino entre el liberalismo y el conservadurismo. Repetir los errores de Keynes, de intervenciones brutales del Estado, para solventar crisis que el propio Estado causa, es un tanto lamentable.

    No obstante, aún no he podido leer tu blog, y seguiré leyéndolo. ¿De qué partido eres y qué ideología defiendes? Aún no me queda claro. Piensas, y eso es importante en época de decadencia cultural y moral.

    ¿Qué piensas de la Ley Sinde? ¿Y del retraso de las jubilaciones?

    La principal lección en Historia, es que nunca nos aprendimos las lecciones de Historia.

    Un beso. Quedas invitada a mis dos blogs, el de poesía y el de política.

    ResponderEliminar
  2. angeles garcia portela1 de febrero de 2011, 9:44

    Gracias por perder tu tiempo leyendo mi blog. solo decite que entre Vicent Navarro y los Fedea, que lo atacan muchísimo, me quedo con Vincent. Y por supuesto soy defensora de lo público, el liberaliso sirve para el fuerte, es darwinismo social, el débil necesita de un estado que lo defienda desde sus poderes, imagínate la justicia privatzada o lo bien que funciona telefónica ahora, que sospecho que se cambio el nombre para que no le lllamasen timofónica.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Creo que las políticas intervencionistas con un Estado demasiado fuerte, hacen a la gente débil y dependiente. El Estado genera vagos que tratan de vivir a costa de los demás. El mayor ejemplo son los gitanos con cadenas de oro y todas las ayudas sociales que reciben. Ningún Gobierno ha intervenido en Acción Social para quitar las ayudas a esos jetas que viven mejor que nadie y que para colmo no se adaptan a las leyes occidentales, salvo para cobrar capital público. Les dan casas, y a mí no, que cotizo como un burro.

    No considero que leerte sea una pérdida de tiempo. ¿De qué partido eres?

    En mi sistema, existiría el pleno empleo, no habría vagabundos, ni pobreza y los salarios serían más altos. Claro que mi sistema no se aplica en EE.UU, ni en ningún país europeo.

    Un beso.

    ResponderEliminar