sábado, 21 de mayo de 2011

Banca y bombas

El sano y honrado dinero de los impositores acabó en industrias de la muerte y ni eso impidió que hiciese crack la banca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada