jueves, 5 de abril de 2012

Benigno Aquino III

No se si confesarlo me convertirá oficialmente en una ignorante, pero he tenido que leer el Gulf News, diario de Dubai, para saber que el presidente de Filipinas es el hijo de Cori Aquino, desde luego si alguna vez lo llegué a saber se me había olvidado,  Benigno Aquino III, le llaman, como si de una monarquía se tratase, aunque más bien parecería nombre de un Papa, lo curioso, por no decir lo lamentable, es que resultó electo, nada menos que con un 42% de los votos, no solo se hereda la propiedad sino se hereda el derecho a ser ganador en las elecciones. A la democracia que  supone un hombre un voto, habrá que añadirle otra característica:  elegir siempre a los mismos.

Tanto esfuerzo de los candidatos en esas giras por el pais como si de cantantes haciendo "bolos" se tratase y tanto dinero invertido en procesos electorales, para que salga electo quien podría gobernar por genética. Parafraseando el título de la obra de Toni Judth, "algo va mal" cuando el pueblo opta "libremente" por  descendientes de los anteriores gobernanates, en época de recortes ya que  la oligarquía coloca sus candidatos para que el pueblo los  "elija", el siguiente paso pudiera ser eliminar las elecciones, ya que siempre acaban elegidos los herederos, como si de monarquía se tratase.

Que gobierne una dinastía en Filipinas, en occidente no es noticia, los paises periféricos copan titulares cuando se producen catástrofes o cuando tienen gobernantes díscolos con el Nuevo Orden Mundial, si no, no existen para la prensa. Que la presidencia pase de padres a hijos o a consortes, mediante "elecciones", forma parte de lo que el poder  considera "normalidad democrática" como sucede en gran parte de países orientales y occidentales, por citar solo un ejemplo véase los Bush..
Filipinas está a bien con los mercados, exporta mano de obra en forma de empleadas del hogar a  occidente y a familias cristianas de los emiratos, ya que  las musulmanas prefieren a paquistaníes.

Por cierto Benigno Aquino III, participó en  la cumbre  anual de Asean, organización de 10 paises asiáticos, cuyo objetivos "son acelerar crecimiento económico, progreso  social,  el desarrollo cultural entre sus miembros, la protección de la paz y la estabilidad regionales y las oportunidades para los países miembros para discutir las diferencias pacíficamente", las declaraciones de intenciones de los organismos supranacionales son buenísimas todas, la realpolítik, no tanto. En la reunión celebraron la vuelta a la democracia de Myanmar y hablaron con una sola voz en contra del lanzamiento de cohetes con armas nucleares por parte de Corea del Norte. Siempre igual, de la miseria mejor no hablar.

ttp://es.wikipedia.org/wiki/Benigno_Aquino_III
  /en.wikipedia.org/wiki/Association_of_Southeast_Asian_Nations

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada