viernes, 14 de marzo de 2014

Marck Blyith, un Galileo de la economía


Mark Blyth es un economista enfrentado a la corriente mayoritaria, forma parte de los que se oponen al "mercadocentrismo", como en su dia se opuso Galileo al geocentrismo. Estar en minoría en un determinado momento no significa no tener razón. Simplemente los púlpitos están tomados por los oficialistas, que cada vez tienen mas difícil justificar sus teorías y su mala praxis.  Blyth está de promoción por España para presentar su último libro: Austeridad, Historia de una idea peligrosa. su oposición contra la austeridad, es algo personal.
En su libro relata toda su trayectoria.
"Yo nací en Dunde, Escocia, en 1967   mi padre era carnicero y mi madre falleció siendo muy niño así que me confiaron a los cuidados de mi abuela paterna. Crecí en un ambiente de relativa pobreza y hubo temporadas en las que tuve que ir con los zapatos literalmente agujereados. Mi educación fue, en el sentido original de la palabra, austera. Los ingresos de mi familia se reducían al cobro del cheque del gobierno y una esporádica ayuda de mi padre. Soy un chico crecido al calor del Estado del bienestar y ese es un hecho del que además me siento orgulloso".

Con los años y las becas, ese joven se convirtió en profesor de la prestigiosa universidad de Brown en EE.UU., eslabón de la elitista «Liga de Hiedra» junto a Harvard o Yale. Blyth señala que lo que le ha permitido "ser el hombre que ahora soy es el mismo elemento al que hoy se le atribuyen las culpas de haber generado la propia crisis: el Estado. Para Blyth "algo huele a podrido en esta concepción de las cosas"ya que en su caso gracias al estado de bienestar británico nunca pasó hambre, tuvo un techo bajo el  que cobijarse y pudo asistir a la escuela pública. las políticas de austeridad, no han hecho mas que agravar los problemas y pueden impedir la repeticion de un caso como el suyo. "La idea de recortar el Estado de bienestar en nombre de un mayor crecimiento económico y de un aumento de las oportunidades es un insultante embuste". 

Marck Blyth defiende que la austeridad es contraproducente porque aumenta la deuda y ralentiza el crecimiento económico. Desmonta en su libro que el excesivo gasto público haya sido la causa de la crisis  ya que en su opinión ésta es bancaria. Destaca que en España hablar de recuperación con un 26% de paro no tiene sentido. "La austeridad es la cura equivocada para un problema equivocado. Esa es parte de la razón por la que España entró en la crisis con un 36% de deuda en el 2008 y ahora tiene cerca del 100% del PIB. España ha transformado la deuda privada en deuda pública y se le denominó: "la Deuda" afirma y a continuación sostiene que la crisis ha sido provocada por el abuso del crédito por parte de sector privado y el incremento de la deuda, ha sido por la austeridad y no por el despilfarro.

Considera que lo que tendría que hacer España  es dejar de recortar y reconocer que sus sistema financiero esta podrido hasta la médula. Afirma "Si todos los países recortan el sistema se contrae el PIB y aumenta la deuda. La  bajada de la prima de riesgo no ha tenido nada que ver con los recortes presupuestarios . Los que llevan a cabo los test de stress bancario, sostiene,  no tienen ningún interés en contar la verdad, si descubren que un banco es insolvente se generaria pánico y el sistema colapsaría".

Otras afirmaciones de Blyth 

No hay ninguna obligación moral de pagar la deuda si eso causa más perjuicios a más personas que beneficios al acreedor.

A los políticos alemanes les es más fácil decir que los griegos son unos vagos, pero el alemán trabaja un promedio de 1300 horas al año y el griego 2000.

Ha habido una increíble batalla ideológica durante los últimos 20 años, antes el paro se consideraba un problema de política pública y ahora se ha convertido en un fracaso individual. 

La clase política actual está en bancarrota, se acabó.

No hay recuperación, los mercados financieros llaman a esto rebote de un gato muerto.

Los Gobiernos no tienen un salario sino que pueden subirse el sueldo a sí mismo porque dependen de los impuestos. De ellos y de la máquina de imprimir dinero, que en este caso se ha cedido desgraciadamente a los alemanes. La frase que dice Merkel de que “tenemos que vivir según nuestras posibilidades”... ¿qué quiere decir? 

Cuando lo descuartizas, (el sistema público) siempre te queda volver a casa de mamá. Y eso es por lo que un 40% de la población entre 25 y 35 años de países del sur de Europa vive con sus padres. Lo que quiero decir es que hay muchos mecanismos que permiten pensar que esto puede continuar de la misma manera. Pero las cosas siguen hasta que dejan de seguir.

Simplemente hay que decirle a la troika y a Bruselas: “No vamos a seguir haciendo esto, no queremos seguir haciéndonos daño”. La razón es que la deuda ha seguido aumentando aún después de comenzar con las medidas de austeridad y, sin embargo, el interés de la deuda es menor y además el sector privado se está volviendo loco por ella. Conclusión: es un problema del Banco Central, no de gasto público. 

Esperar que la gente que no tiene dinero pague todos los impuestos no se sostiene. Hay que reequilibrar el peso de los impuestos. Los que ganan más tendrán que pagar más. La idea molesta mucho en EEUU, pero ahora se pagan menos impuestos que con Richard Nixon. 

En lugar de refundar el capitalismo lo hemos recapitalizado con el dinero público.

Un estudio de la Tax Justice Network calcula que hay 32 mil billones de dólares que es mas de dos veces el total de la deuda nacional de EEUU escondido en "offshores" sin pagar impuestos.

Rescatar llevó a la deuda,  la deuda llevó a la crisis y la crisis llevó a la austeridad.

La crisis es financiera, hay que recordarlo. No tiene sentido que la banca europea suponga tres veces el PIB de la UE.
 
El deseo de austeridad es ideológico.

Los problemas del sector privado acaban por destruir el Estado social.

Propone un esfuerzo para que se recaigan los impuestos entre "los ganadores" 

El negocio de la banca de inversiones puede estar acabado.

Si se llegó a la Luna no fue por el sector privado. El sector privado está en crisis, no tiene el margen suficiente para actuar. Y a fin de cuentas, si todos optan por externalizar a China para reducir costes, al final los salarios de todo el mundo serán demasiado bajos para absorber la oferta. Y ese es un desequilibrio global que hay que evitar.


Pudiera ser que una de las razones para eliminar la sociedad de bienestar sea evitar que personas como Markc Blyth  no puedan llegar a adquirir conocimientos que consigan  desmontar las mentiras de las élites y seguir ellas controlando el conocimiento como los escribas en Egipto o los brujos africanos.

Enlaces
http://www.abc.es/economia/20140211/abci-entrevista-mark-blyth-201402102158.html
http://www.huffingtonpost.es/2014/02/06/mark-blyth-austeridad-entrevista-capitalismo_n_4738325.html
http://www.jornalacores9.net/nacional/livro-de-mark-blyth-defende-que-a-austeridade-e-perigosa/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada