lunes, 22 de junio de 2015

Rajoy y el condenado por corrupción reinsertado


El Pasado
http://politica.elpais.com/politica/2014/01/18/actualidad/1390064352_796583.html

 En 1992 Cuando el fiscal le pregunta a Antonio Miguel Méndez Pozo (1944) por sus manejos en el PP, el empresario, entonces exclusivamente constructor, contesta: “Créame, todavía hoy no [ sé donde está la sede del PP en Burgos. De verdad, que no tengo ni idea de por dónde se entra”.
Quizás Méndez Pozo no supiera dónde estaba la sede del PP en Burgos, pero todo el PP de Burgos y de Castilla y León sabía perfectamente quién era Méndez Pozo: el Jefe. Había motivos para llamarle así, como quedó probado en un juicio abierto a partir de una denuncia de la Federación de Constructores, un hecho insólito entre gente habituada a la ley del silencio y a resolver sus asuntos en privado. Pozo sufrió una condena a siete de años de cárcel que fue ratificada por el Supremo. Fue el primer constructor condenado por corrupción política en España, en 1994. Veinte años después, no hay síntomas de que su poder en la sombra haya menguado. Sigue siendo El jefe y miles de manifestantes se dirigían a la puerta de su sede para señalarle como el principal responsable del episodio urbanístico que ha incendiado la conservadora ciudad de Burgos ( los disturbios  El Gamonal) y que ha acabado provocando que el Ayuntamiento paralice las obras definitivamente. Los ciudadanos no fueron a protestar a la puerta de la alcaldía, ni a la sede del PP. Fueron al despacho de Méndez Pozo. ...

 El llamado juicio de la construcción le señaló como amigo y asesor de un incipiente José María Aznar (tuvo que declarar por escrito en el juicio), como intermediario en las intrigas palaciegas del PP de los años ochenta y como principal beneficiario de los primeros diseños urbanísticos de la ciudad de Burgos. Méndez Pozo dejó la cárcel tras siete meses de estancia y un intento de obtener el indulto que fracasó por recibir informes negativos. Lejos de amilanarse en el terreno político, amplió su red de influencia. Mantuvo intacto su poder en el PP de Castilla y León y pasó a conquistar nuevas amistades con el PSOE de Castilla-La Mancha, sobre todo José Bono y José María Barreda, comunidad donde abrió tres periódicos, hizo negocios y terminó siendo uno de los autores intelectuales del gran fiasco del aeropuerto de Ciudad Real. 

 Mezclado todos los días entre autoridades, nadie puede dudar de que él formaba parte de la jerarquía. Y nadie lo ha dudado. De su importancia da cuenta la presencia de los Príncipes de Asturias en la inauguración de la sede de Promecal (abril de 2006),

Méndez Pozo recibe premios, distinciones y colecciona cargos: presidente de la Cámara de Comercio de Burgos, de la Fundación Silos, de la Fundación Atapuerca… Ha aumentado su poder, pero lo ejerce de forma mucho más sutil.
 Su triple condición de empresario, editor y benefactor le ha permitido un ejercicio más solemne del poder.

Fuente: http://www.cotilleando.com/foro/threads/mendez-pozo-en-burgos-como-se-llama-el-jefe-del-pelotazo-urbanistico-en-tu-ciudad.86151/


El presente
Esta noticia que pasó desapercibida, ejemplifica muy bien lo que está ocurriendo éste país 


El presidente de Gobierno, Rajoy ha sacado hueco en su apretada agenda para visitar las oficinas de Promecal, el grupo de comunicación propiedad de Miguel Méndez Pozo, en plena campaña electoral. La instantánea del encuentro entre político y empresario se publicó este lunes en las páginas del Diario de Burgos, del que Méndez Pozo es propietario.
El rotativo local del propio Méndez Pozo dedicó buena parte de su cuarta página a una fotografía en la que el constructor departe distendido con Rajoy a las puertas de la sede de Promecal.

En el texto explicativo que acompaña la imagen se lee que la reunión se produjo “tras la celebración del acto electoral en el Fórum Evolución”, que el presidente de Gobierno “saludó a los directivos” del Grupo Promecal y que además “concedió una entrevista” que llegará a los seguidores del rotativo local mañana martes. Un acercamiento que hace pensar que muy lejos quedan los momentos de tensión vividos en el barrio de Gamonal. Sin embargo, ha pasado solo un año y unos meses desde que Génova ordenó al alcalde de Burgos que rompiese con Méndez Pozo para calmar los ánimos de la población por una obra que los vecinos tacharon de innecesaria y megalómana.

Bien es cierto que, desde entonces el empresario burgalés se ha hecho con otros millonarios contratos públicos en la ciudad del Arlanzón. Casi coincidiendo con la visita de Rajoy se ha conocido precisamente que los gastos del nuevo Hospital de Burgos se han disparado en un 65%. Las obras en las que participa el propio Méndez Pozo han pasado de una factura inicial de 1.010 millones de euros a rozar los 1.670 millones, algo que el PSOE ya ha anunciado que llevará a los tribunales 

Uno de los hijos del magnate, Miguel Méndez Ordóñez, asesora al centro hospitalario a través de una sociedad que creó en 2011, poco antes de su inauguración. Miguel Méndez presumió en público de haber invitado al alcalde, Javier Lacalle, a un viaje a Niza. "Volveremos a invitar a aquellos políticos y técnicos municipales que nos han demostrado colaboración leal y honestidad hasta el infinito", aseguró públicamente. Poco después del viaje, el Ayuntamiento adjudicó una nueva obra a estos constructores.

El alcalde de Burgos , Javier Lacalle vive en un ático de lujo edificado por los constructores de la obra de Gamonal.
La hija del constructor fue la arquitecta del edificio 

Cabeceras de Méndez Pozo 


Un hecho relacionado
Manuel Pérez Castell  cuando era Alcalde de Albacete, mantuvo un encuentro con Méndez Pozo. En  aquel encuentro, una comida, había testigos. Una de esas personas añade más información sobre lo que allí pasó y explica que Méndez Pozo sacó mapas de la ciudad sobre la mesa y empezó a señalar las parcelas de terreno sobre las que quería poder construir. "No olvidaré nunca su actitud al sacar aquellos planos sobre el mantel y señalar lo que quería", dice esta fuente de primera mano.
Durante la charla, Méndez Pozo recordó - como si hicera falta - que era propietario de La Tribuna de Albacete e "insinuó al alcalde que no le convenía tener en contra al periódico durante la campaña", la de las municipales de 2007. "No fue un chantaje directo, pero lo dejó caer" y, según esta fuente, "no se tomó bien la negativa". Fueron unos postres tensos.

La entrevista a Rajoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada