lunes, 27 de junio de 2016

La desigualdad viento en popa: aumenta el número de millonarios y disminuye la clase media.



El número de millonarios españoles aumentó el año pasado en España más que en cualquier otro país de Europa. Ya son 193.000 personas las que declaran tener un patrimonio superior al millón de dólares en España, lo que supone un incremento del 8,4% respecto a 2014, según el XX informe Mundial de la Riqueza (World Wealth Report, en sus siglas en inglés).
Desde que estalló la crisis financiera, en 2008, el número de millonarios españoles se ha duplicado. Han pasado de representar el 0,28% de la población al 0,41% el año pasado, según los cálculos con los datos del padrón del INE.

Unos 15.000 españoles entraron a formar parte de este exclusivo club de millonarios durante el año pasado cuando la economía avanzó a un ritmo del 3,2%, el mayor crecimiento desde que se desató la tormenta sobre la economía, en 2008. Estos nuevos ricos convirtieron a España en el país de Europa donde más aumentó proporcionalmente el número de grandes fortunas. Los 20 españoles más ricos tienen tanto como el 30% más pobre.

Si la  crisis deja en España el doble de multimillonarios declarados, la clase media ha menguado en cambio con la estafa, mal llamada crisis. Las personas que en 2004 vivían en hogares con un nivel de renta medio llegaban al 59%. En  2007 llegó al 60,6% y tocó techo. A partir de ahí no ha dejado de caer. En 2013, bajó al 52%, según un estudio del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas y la Fundación BBVA. En total, en esos nueve años la clase media habría perdido cerca de 3,5 millones de personas.

Parejo al aumento de pobres y de millonarios, se produjo la disminución de la esperanza de vida, hecho por el que los medios pasaron de puntillas, oculto entre la información de que se está produciendo un crecimiento vegetativo negativo. Es decir 
El número de nacimientos disminuyó un 2%, mientras que los fallecimientos aumentaron un 6,7% en el 2015.
El saldo negativo de la población se produce por una parte porque la gente no quiere o no se puede permitir tener hijos y porque se ha frenado la inmigración y por otra hay mucha población envejecida, lo que supone una elevada mortalidad.  
Pero la esperanza de vida va ligada al sistema sanitario y a una buena calidad de vida, y esa tal y como se preveía, disminuyó, mientras pretenden alargar la vida laboral. Así que como decía un chiste de El Roto, harán coincidir la fecha de la jubilación con la muerte.

En todo ésto no parece que tenga nada que ver el gobierno a juzgar por los resultados electorales.

Enlace relacionado
http://www.angelesgarciaportela.com/2012/01/desciende-la-esperanza-de-vida.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada