viernes, 21 de octubre de 2016

El País y el calentón de Caño




Desde el pasado 26 de junio, fecha de las últimas elecciones generales, el periódico de Prisa ha realizado 42 portadas y 26 editoriales para tratar de debilitar la figura de Pedro Sánchez , al que ha lanzado en todo momento un mensaje claro: o facilita la formación de un Gobierno liderado por el Partido Popular o debe dimitir.

Como es habitual en el periódico dirigido por Antonio Caño y presidido por Juan Luis Cebrián, se utilizó el arma de Metroscopia para, a través de sus encuestas, apuntalar su postura. De esos sondeos, surgieron titulares de portada como los siguientes: 'Unas terceras elecciones no variarían el resultado del 26-J', 'Los votantes del PSOE apoyan la abstención (en la investidura) a cambio de reformas', 'Una gran mayoría de españoles no quiere nuevas elecciones' o 'El PP será el único beneficiado si vuelve a haber elecciones'.

Una vez pepetrado el golpe contra Sánchez "manu militari", como él se resistía, El País lanzó la gran traca final en forma de editorial. Editorial que figurará en los anales del antiperiodismo.
El título (más que título era una consigna o si me apuran una arenga) "Salvar al PSOE".
El contenido, denigrar a Pedro Sánchez :

"El cese inevitable y legítimo de Pedro Sánchez es la única salida para el partido", sostenía y por si había alguna duda tildaba de "legítimo" el cese de Sánchez, además de considerarlo "imprescindible".

"Sánchez ha resultado no ser un dirigente cabal, sino un insensato sin escrúpulos que no duda en destruir el partido que con tanto desacierto ha dirigido antes que reconocer su enorme fracaso"...

..."Hemos sabido que Sánchez ha mentido sin escrúpulo a sus compañeros. Hemos comprobado que sus oscilaciones a derecha e izquierda ocurrían únicamente en función de sus intereses personales, no de sus valores ni su ideología, bastante desconocidos ambos. Admitimos no tener gran confianza en su capacidad de rectificar"..
Los insultos y las burdas descalificaciones que El País suele emplear contra Podemos, los dirigió contra el Secretario General electo del PSOE. Un diario que en su día fue un referente del periodismo.

Primero denigrar a Sánchez, luego justificar el golpe y finalmente, decir lo que hay que hacer:

..."Los órganos competentes del partido han dejado sin funciones a la ejecutiva de Sánchez y, de esa forma, ha quedado anulada la secretaría general. Una gestora debería conducir el partido hasta la celebración de un congreso extraordinario, que de ninguna forma debería tener lugar antes de que quede despejado el horizonte de la gobernabilidad de España." (se sobrentiende hasta que exista un gobierno del PP)

El Comité de Redacción de El País pidió explicaciones al director del diario, Antonio Caño, por considerar que el artículo excede "el equilibrio y mesura propios del estilo editorialista El País”.

Posteriormente emitió un comunicado

La defensora del lector de El País, Lola Galán, reconoce en un artículo publicado en el diario que ha recibido cerca de un centenar de correos de lectores indignados con el editorial y explica que una mayoría de lectores juzga inaceptable el tono y algunos de los términos del editorial”. Incluso recoge algunas opiniones:

"Pueden llevar una línea editorial diferente a la que me gustaría, pero lo que no pueden es insultar a una persona que representa lo que opinamos muchos votantes, porque nos está insultando a todos".

"Sin entrar en consideraciones políticas e ideológicas, y mucho menos en la guerra interna que desangra al PSOE....No, no son formas. No, no todo vale. Si han decidido tomar partido por uno de los contendientes en esta batalla es una opción muy respetable. Pero si han optado por los navajazos en el costado, por el recurso al insulto, por la descalificación gratuita, permítame que me baje en marcha".

Antonio Caño,  el director de El País, a los suscriptores que se dieron de baja, que fueron muchos, les envió una carta justificando su actuación.  Ni siquiera tuvo esa deferencia con los lectores. solo con los perdidos suscriptores, en privado, en plan íntimo. No sabe que para su desgracia algo cambió y que esa misiva la conocemos todos.



Pretendiendo justificarse admite que, llevado por “la pasión”, “el tono empleado” al defender las posiciones de El País “ha podido a veces no ser el más adecuado” reconoce que pudo haber 
 “sido presa de la misma efervescencia” que quería combatir desde las páginas del periódico, “Vivimos tiempos de gran turbulencia política”, explica a los lectores. “Es fácil apreciar en nuestro entorno más cercano hasta qué punto los ánimos están exaltados y hasta qué grado la incompetencia e irresponsabilidad de unos y de otros ha creado un clima de irritación y desánimo en una gran parte de la sociedad”. “No descarto que nosotros”, precisa a continuación, “como medio que pretende estar lo más cerca posible del ánimo de esa sociedad, hayamos sido presa (...) de la misma efervescencia que denunciamos y combatimos. Si ha sido así, lo lamento profundamente”, concluye. Caño insiste después en que “este es también un momento de gran trascendencia en la historia de nuestro país. Un momento en el que, en medio de la confusión, un gran medio de comunicación tiene la obligación de sostener posiciones claras y firmes sobre lo que considera el mejor camino a seguir". “Admito que, en la pasión de nuestro oficio, el tono empleado en esa labor ha podido a veces no ser el más adecuado”. El director de El País finaliza la carta asegurando que toma "nota de la queja" y prometiendo hacer lo que esté en su “mano para corregir errores” y no volver a decepcionar a los lectores.

Pide perdón por el calentón, pero lo justifica con el pavor al fin del bipartidismo y considera que su periódico debe marcar la hoja de ruta que permita continuar con el inmovilismo y la corrupción.

Cuando  silenciaban, mentían y  engañaban parecía moderados pero ahora que lo sabemos todo gracias a las redes, minuto a minuto y contado por las víctimas, perdieron los papeles y nunca a mejor dicho.

Esto decía en el 2014



El País pierde lectores como el PSOE votantes, Si Sánchez debe dimitir...




Menos mal que nos queda la prensa internacional




Enlaces
http://www.elconfidencial.com/espana/2016-09-30/crisis-psoe-sanchez-new-york-times-the-guardian-le-monde_1268325
http://www.jotdown.es/2014/06/antonio-cano-este-pais-lo-primero-que-necesita-es-informacion-tenemos-un-exceso-de-opinion-desmedido/
http://www.elconfidencial.com/comunicacion/2016-09-28/el-pais-resultados-2015-sangria-lectores-llegada-cano_1266875/?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=BotoneraWeb

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada