domingo, 25 de septiembre de 2016

El dilema del "personal shopper"



La mentira es la fuerza que mueve el mundo, dijo Jean François Revel en su leidísimo clásico El conocimiento inútil.
Sin ánimo de matizar al sabio, habría que decir que vivimos en un mundo que se mueve a fuerza de verdades incompletas y pilladas de oídas.

Por ejemplo: España es un país en el que casi todas las personas importantes (en términos económicos, o sea de sueldo o beneficio) se consideran liberales: unos por adhesión a las tesis de la perfección del mercado y de la racionalidad del consumidor, otros por homenaje a los liberales del siglo XIX, los que se oponían a los absolutistas.

Y, sin embargo, muy pocos de ellos son liberales de verdad. ¿Qué hacen empresarios que se dicen seguidores de la ortodoxia de Chicago arrimados a este o al otro ministro, para ver si consiguen un contrato a cambio de una puerta giratoria? ¿Qué hacen profesores supuestamente fielles a Hayek viviendo de un sueldo de la universidad pública?

Conocí el otro día a un elegante joven liberal, venido de Madrid. Con menos de cuarenta años, ha invertido buena parte de su sueldo en un plan de pensiones. No se fía del sistema púbico; no solo no se fía sino que, por lo que dice, estaría dispuesto a cargárselo. El drama del chaval es que trabaja como asesor de compras, lo que se llama personal shopper.

O sea, un tipo muy atento a la moda, muy preocupado de su aspecto personal y muy correcto en el traato, que aconseja a gente adinerada qué muebles poner en sus casas o qué ropa vestir cada temporada. "Si ni siquiera la gente rica y formada se atreve a consumir por sí sola, ¿dónde queda contigo la tesis de la elección racional?", le digo. Y no sabe qué responder.

Estos servicios de asesoría crecen, y proliferarían de verdad si los ciudadanos con posibles se animaran definitivamente a consumir. Son clientes que se definen como liberales, pero solamente entienden bien esa creencia a la hora de despedir empleados a coste mínimo. Para lo demás, la mano invisible del mercado no la acaban de ver.

Juan Carlos Martínez.

Suplemento Mercados de la Voz de Galicia, 25 septiembre 1016.

martes, 6 de septiembre de 2016

Multinacional carroñera y otras buitradas




Al presidente de Apple, la multa de Bruselas por recibir ayudas públicas ilegales, individualizadas y anticompetitivas, en forma de exención de impuestos en Irlanda, le parece una “pura basura”. La linda expresión no es materia tertuliana. Es su declaración de guerra contra el poder democrático europeo: mucho más democrático de lo que alegan los rebuznos euroescépticos, pues lo seleccionan Gobiernos democráticos.

Y ahora lo hacen, también, a resultas de los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo. En esta guerra, el gentil Tim Cook emplea armas insidiosas. Ha triunfado en su chantaje al Gobierno irlandés. Dublín pleiteará contra la Comisión: le bastó insinuar que, si no, abandonaría Irlanda, pues paga menos impuestos que “un chiringuito de salchichas”, según el primer ministro austriaco. Y prometer que, si le apoyaba, le regalaría 1.000 empleos e inversiones multimillonarias. 

El genuflexo Gobierno ha optado por inclinarse más. Prefiere mantener su repugnante prestigio de paraíso fiscal para atraer evasores fiscales que cobrar los 13.000 millones de la (gloriosa) sanción. También achucha a la Casa Blanca, negándose a repatriar a EE UU los 220.000 millones de dólares que mantiene en la católica isla y otros zulos delincuentes... salvo si se le rebaja la factura fiscal, que le obligaría a pagar un 35% por el impuesto de sociedades. Ya se olvidan las críticas de Obama a los evasores fiscales, a los que calificó de “desertores” fiscales.

Ya su secretario del Tesoro aplaude los gusanos de la manzana. Con la ayuda, oh dioses, de Neelie Kroes, predecesora de la actual comisaria de Competencia, la valiente Margrethe Vestager. Kroes, empleada de lujo de compañías tecnológicas americanas, es heralda de su delicado jefe de filas, Durao Barroso, flamante don limpio del múltiples veces corrupto y confeso banco de inversión Goldman Sachs. 

Nos seducía la compañía de la manzanita, la fértil imaginación de Steve Jobs, la plasmación del ascensor social en el emprendedor schumpeteriano de garaje, su enriquecimiento limpio con tecnología limpia. Y de pronto descubrimos que como la vieja Standard Oil o la antigua ATT, campeonas de la diplomacia de la cañonera, también encarna el mal imperial, versión 2.0, la diplomacia carroñera. 
Eso sí, solo fiscal, sin usar balas.

Xavier Vidal-Folch

Fuente
http://elpais.com/elpais/2016/09/04/opinion/1473001521_062920.html


Otras  presiones y represalias



http://www.eldiario.es/politica/Repsol-Alberto-Garzon-relaciones-Soria_0_556094656.html?utm_content=buffer7bc95&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer






http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/09/06/el_fondo_buitre_que_botella_vendio_860_pisos_devora_portavoz_los_afectados_54340_1012.html?utm_source=facebook.com&utm_medium=smmshare&utm_campaign=noticias

jueves, 1 de septiembre de 2016

Y para monopolio del pulpo, Lugo*




Por primera vez en las fiestas patronales de Lugo, San Froilán, el pulpo va a ser víctima del neoliberalismo, esa doctrina que con la excusa del mercado, la libertad y la librecompetencia, nos está llevando a caer en las garras de los monopolios y a que la desigualdad llegue a cotas insospechadas.

El pulpo es un plato típico de las ferias de Galicia, se secaba y se podía conservar mucho tiempo en una época en la que no existían congeladores. El secado permitía incluir un producto del mar en la dieta de la Galicia interior.

Se instalaban puestos, "pulpeiras"en las ferias y los paisanos que acudían a comprar y vender productos comían en ellas.  Se cocinaba en grandes ollas de cobre, se troceaba en el plato (de madera) se echaba sal, aceite y pimentón. Este modo de prepararlo se denomina pulpo a la gallega, pero en Galicia le decimos pulpo a Feira.

La tradición pervive y todavía en ferias y fiestas se se siguen instalando casetas, "pulpeiras" .


En las fiestas de San Froilán en Lugo, es un clásico, se instalan  4 casetas, y se adjudican por subasta, por una parte las casetas y por otro los calderos, a la puja acudían hosteleros de la localidad, era un modo de promocionar su negocio.

Este año, tres  de las cuatro casetas se adjudicaron a una agencia radicada en Madrid, a la empresa Bruxa  Consulting S. L, que figura en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas como agencia de publicidad. La cuarta caseta se la quedó Torre de Núñez, es la única firma hostelera de las habitualmente adjudicatarias que se quedará en el San Froilán en los próximos cuatro años.

Bruxa Consulting S.L. consiguió 3 calderos en la subasta y el 4º lo consiguió Francisco Javier Irimia Carrera. Así que puede que Torre Núnez no consiga instalarse, ya que tiene caseta pero no, caldero.

Francisco Javier Irimia Carrera, el que consiguió el único caldero que no se adjudicó a Bruxa Consulting S.L , según los vecinos trabaja en una entidad bancaria en A Pastoriza y no hay constancia de que esté vinculado al sector de la hostelería, según declaró Irimia Carrera tiene "la voluntad y los recursos suficientes como para dar un servicio de calidad. Algo que no podría hacer, se deduce, si no confiara en tener el control también de las casetas a las que ese caldero debe dar servicio.

La apoderada de Bruxa Consulting Sara Pérez Frutos  figuró como investigada (antes imputada) cuando era  administrador único de Dracon Partners que generó en su momento un gran escándalo por su política comercial. Supuestamente cobraría grandes comisiones y pondría en peligro parte de la inversión efectuada por algunos clientes.

La concejala de cultura Carmen Basadre, si bien lamentó que recayese el grueso de la adjudicación en una empresa madrileña, argumentó que "se valoró el precio" y quiso aclarar que "a adxudicación foi totalmente legal, seguindo o estipulado nas propias bases técnicas e administrativas de licitación" ..."non podendo o Concello restrinxir a ningunha empresa que legalmente poida concorrer, tal e como establece a propia normativa europea de contratación. Deste xeito, non poderían rexer criterios como a antigüidade ou a experiencia, posto que non garantizarían a igualdade de condicións".

¡Siempre escudándose en la normativa europea¡ Bruxa Consulting S.L. ni siquiera está dada de alta
en el epígrafe de hostelería.

Si la adjudicación ha sido "impecable", el problema radica en las bases de la puja.
No se puede permitir que 3 casetas de 4 pertenezcan a una misma entidad.
No solo se debería tener en cuenta conseguir el ayuntamiento la mayor cantidad de dinero por la adjudicación, debería tener en cuenta la calidad y la experiencia.

Algunos hosteleros no descartan que haya maniobras. Dicen que ninguna empresa es capaz de pagar un millón de euros por poner tres casetas y cuatro calderos que es lo que calculan que supone invertir en todo el montaje.

Mucho me temo que este sea un paso intermedio para ceder a concesión a una multinacional hostelera.

El portavoz de ACE, Carlos Portomeñe, cree necesario "introducir mecanismos en el proceso de adjudicación de las casetas y calderos del San Froilán para evitar el monopolio y la especulación".."No se puede permitir que la misma empresa puje por todas las unidades sacadas a concurso y mucho menos que participen firmas que nada tienen que ver con la hostelería, este tipo de compañías de objeto social difuso se dedican a especular a través de subcontrataciones". 
Portomeñe vertió sus críticas contra la concejala de Cultura, Carmen Basadre, de quien dijo que "tiene experiencia en estos concursos públicos como para conocer la existencia de consultores y empresas que se dedican a la reventa de adjudicaciones". La concejala de Cultura lamentó que recayesen el grueso de la adjudicación en una empresa madrileña, si bien argumentó que "se valoró el precio".

Evidentemente Carmen Basadre tiene experiencia en concursos públicos.
Con "la regeneración democrática" que se produjo en Lugo, tras la sombra de la corrupción, en las pasadas elecciones municipales, López Orozco, que había sido alcalde desde 1999 no se presentó,  visto lo visto, sacrificaron la reina pero mantuvieron los peones.

Carmen Basadre, había sido primero concejala de asuntos sociales con Orozco como alcalde y posteriormente de cultura, cargo que con la "regeneración" ha vuelto a desempeñar.
Gracias a un lamentable suceso nos habíamos enterado que su hijo había sido contratado por una empresa a la que ella había adjudicado servicios, extrernalizándolos y nunca se averiguó cómo su hijo acabó trabajando allí.
La ex y actual concejala de cultura aguantó el chaparrón, la cosa se olvidó y salió indemne.

¿Que ocurrirá ahora con el pulpo? .

La información se va sepultando y nosotros olvidando.

ACTUALIZACIÓN



http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lugo/lugo/2016/09/03/concello-lugo-suprimio-requisito-experiencia-adjudicar-casetas-pulpo/0003_201609G3P9992.htm

Enlaces relacionados:
http://www.abc.es/local-galicia/20131119/abci-nepotismo-lugo-basadre-201311191011.html
http://www.angelesgarciaportela.com/2014/02/de-lugo-y-la-corrupcion.html
http://historiasdesdelugo.blogspot.com.es/2016/09/mas-sobre-el-pulpogate-por-que-las.html?utm_source=twitterfeed&um_medium=twitter
http://elprogreso.galiciae.com/noticia/591302/la-puja-record-por-las-casetas-data-de-2011-y-fue-superior-las-de-bruxa-consulting-de

* Parafraseando el eslogan de Lugo:
 Y para comer Lugo.