sábado, 28 de enero de 2017

El perdón a Lagarde y a otros poderosos




Cristine Lagarde, presidenta del FMI ha sido considerada culpable de negligencia, con la culpabilidad de los grandes. Sin condena. Juzgar a los poderosos no sirve de nada, es más, es perjudicial, gasto de tiempo y de dinero inútiles. Continuará al frente del FMI, organismo al que no desmerece como tampoco lo hicieron Rato ni Strauss Kahn (obsévese que el turnismo también se produce en el FMI).

La justicia gala libera de pena alguna a Lagarde, e incluso de que la condena figure en su historial penal, dada su estatura política internacional y que los hechos que la incriminan ocurrieron en plena crisis mundial, cuando era superministra de Economía, Finanzas, Industria y Empleo en el Gobierno de Nicolas Sarkozy.
¡Circulen¡

La Fiscalía no había acusado. Lagarde  fue acusada de negligencia y juzgada por  tres jueces profesionales y de ¡doce parlamentarios¡ que componen la Corte de Justicia de la República, un tribunal para juzgar a los ministros y altos cargos por hechos cometidos durante sus mandatos y sustraerlos de los tribunales ordinarios.

La directora del FMI, entonces ministra fue juzgada por considerar que actuó favoreciendo a Tapie, empresario amigo de Nicolas Sarkozy. Permitió en el  2007 que un tribunal de arbitraje privado compuesto por tres personas decidiera la indemnización  (404 millones de euros) que debería pagarse a Bernard Tapie por la venta de Adidas al banco público Crédit Lyonnais en 1994 para así incorporarse como ministro al Ejecutivo liderado entonces por François Miterrand. El Tribunal de Apelación de París sentenció que Bernard Tapie debe devolver los 404 millones que recibió como indemnización recibida en 2008 por la venta de Adidas en 1994.

La entonces ministra, asesorada por sus colaboradores, accedió en 2007 a que fuera un arbitraje privado compuesto por tres personas el que decidiera la indemnización que debía pagarse al empresario. El que fuera director de la Agencia de Participaciones del Estado, Bruno Bézard, declaró que ya entonces sus servicios advirtieron de que dejar esa decisión en manos de tres árbitros privados comportaba “riesgos colosales e injustificados”.

¿Quién es Tapie?,

Bernard Tapie empresario, político, presentador de televisión y actor francés. Autodidacta, hecho a sí mismo. Tuvo una breve carrera de cantante,

Tapie en 1985 fue elegido como el hombre más atractivo de Francia después de Alain Delon.

Como hombre de negocios, saltó a la fama al comprar, para posteriormente vender, la compañía de material deportivo Adidas, en una serie de operaciones financieras realizadas con Crédit Lyonnais, banco con el que mantuvo largos pleitos.

También destacó por recuperar el grupo Wonder-Mazda, centrado en la fabricación de pilas eléctricas, para venderlo en 1988 a la compañía Ralston Energy Systems.

Fue condenado a finales del año 2015 a devolver 403 millones de euros por el "caso Adidas", así como a pagar intereses y los gastos de procedimiento.

En la era Miterrand (PSF), obtuvo un cargo en el gobierno  de Pierre Bérégovoy entre 1992 y 1993.

Tapie fue elegido diputado de la Asamblea Nacional por el departamento de Bouches-du-Rhône, en sustitución del profesor Jean Claude Chermann. Fue reelegido en 1993, pero su inmunidad fue levantada por la Asamblea con motivo de las investigaciones y diligencias judiciales en que se vio inmerso.

En 1994, concurrió a las elecciones europeas como cabeza de lista de la candidatura Énergie radicale, que reagrupaba a los radicales de izquierda (Mouvement des Radicaux de Gauche, MRG). Compitió así en el terreno de la izquierda con la candidatura socialista liderada por Michel Rocard, y contó para ello con el paradójico respaldo del presidente socialista François Mitterrand, enfrentado a Rocard en el Partido Socialista.

La lista de Tapie obtuvo un 12,04% de los votos y llegó en quinta posición; y afectó gravemente a la lista socialista, que cosechó el peor resultado obtenido nunca por el PS en unas elecciones europeas (14%).

En 2007, manifestó públicamente su apoyo al candidato Nicolas Sarkozy, líder del partido conservador Unión por un Movimiento Popular (UMP), frente a su rival socialista Ségolène Royal.

A lo largo de su recorrido, Bernard Tapie ha debido hacer frente a diferentes procesos judiciales: En 1993, fue condenado por corrupción, como presidente del equipo de fútbol Olympique de Marseille, con motivo de un partido del Campeonato de Francia de Fútbol entre su equipo y el US Valenciennes-Anzin, varios de cuyos jugadores fueron sobornados para dejarse ganar por el equipo marsellés. Este caso supuso la degradación del Olympique de Marseille a la segunda división de la liga nacional francesa.

En 1996, el tribunal correccional de París le condenó a 18 meses de prisión (6 de prisión firme) por fraude fiscal y a 30 meses más por desviación fraudulenta de fondos societarios (abus de biens sociaux) del Club Med, sociedad de la que era propietario, hacia el yate de lujo Phocéa (affaire Phocéa). Los gastos del yate los trasladaba a la empresa FIBT para no pagar impuestos.

En 2006, un antiguo jugador del Olympique lanzó nuevas acusaciones contra él de corrupción y dopaje organizado durante su mandato. Tapie responde con una querellas por difamación, que es desestimada por la sala 17ª del tribunal correccional de París.

En el 2015 se planteaba volver a la política.

Este no es el único caso de absolución


http://cultura.elpais.com/cultura/2017/01/14/actualidad/1484404422_629734.html

Más perdones


http://economia.elpais.com/economia/2016/12/21/actualidad/1482335777_960061.html

Se pueden ahorrar el gasto y las molestias
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/internacional/2017/01/26/fiscalia-gala-abre-investigacion-fillon-falso-empleo-mujer/0003_201701G26P22991.htm

Enlaces relacionados
http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2016/12/el-caso-lagarde.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada