sábado, 4 de febrero de 2017

De Frutos y los frutos de los recortes en sanidad y pensiones



En El País, bajo el titular "el sector asegurador obtiene un récord en facturación" se recogían unas declaraciones de la presidenta de la patronal del seguro Unespa, Pilar González de Frutos, asegurando que en 2016 se alcanzaron los 11 millones de asegurados en salud, lo que, en su opinión, “prueba que el seguro de salud ofrece cosas que los consumidores quieren comprar”. Solo le faltó decir: "nos los quitan de las manos".

Que la señora de Frutos, hable descaradamente de consumidores y comprar,  asusta. Antes, se decía suscribir una póliza, contratar, pero el término comprar sitúa a la salud bajo las leyes del mercado. La salud, no es un negocio, según la OMS es un derecho, así lo manifiesta: "el goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano. La cobertura sanitaria universal es un medio adecuado para promover el derecho a la salud".

Nada que ver la postura de la OMS con "el apartheid" económico, de que solo pueda acceder a la sanidad quien se la pueda pagar.

Habrá que preguntarse por qué tanta gente suscribió una póliza de salud en un país que tenía una sanidad pública, gratuíta y universal. La ruina y miseria de la sanidad pública, supone  el enriquecimiento de la sanidad y seguros privados. Así que si podemos hablar de comprar, también podemos hablar de traficar.

Pilar González de  Frutos no siempre fue presidenta del lobby de  la patronal de seguro, Unespa, hubo un tiempo que fue la máxima autoridad de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, dependiente del Ministerio de Hacienda. Cobró del erario público para defender nuestras pensiones y nuestra sanidad nada menos que durante la friolera de 7 años desde enero de 1997 a diciembre de 2003, prácticamente todo el gobierno de Aznar. Previamente había sido Directora de operaciones del Consorcio de compensación de seguros 9 años de 1988 a 1997.
En 1980 se había convertido en ¡inspectora de Seguros del Estado por oposición, pero en 2003, abandonó la vocación de servicio publico .
Fue vicepresidenta de la CEOE de 2006 a 2015.

Como hemos visto a posteriori, Aznar eligió muy bien el perfil de sus cargos para defender lo público.

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy,  reclamó para El Banco de España el control y vigilancia de la solvencia de bancos, aseguradoras y empresas de inversión, como las de Bolsa, y que la CNMV  controle la conducta de los mercados y los intermediarios financieros.

El objetivo de este cambio, según Restoy dice es "proteger al sistema de posibles conflictos de interés entre la vigilancia de la solvencia de las entidades financieras y la supervisión de las normas de conducta y de la integridad del mercado".  Con el pasado que tiene el Banco de España supervisando la banca no  tranquiliza que pudiese vigilar la solvencia de los seguros. 

Unos días después el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció en el Congreso que sacará la supervisión del sector asegurador a  la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones del Ministerio de Economía. Esta medida es una reclamación habitual de las aseguradoras y su patronal, Unespa. Lo han conseguido. El gobierno plegándose a los lobbies.

No deja de ser irónico que la que durante tantos años estuvo al frente del organismo público regulador del sector, haya reclamado ahora que se elimine. González de Frutos, ha pedido un supervisor "independiente" del Gobierno que "cumpla con los estándares internacionales" y "especializado" en el área de seguros siguiendo el modelo implantado en la Unión Europea. Respondiendo al  subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy.
Para ello, ha ofrecido que sean las aseguradoras las que financien al supervisor.

"Los aseguradores no necesitamos un supervisor que nos obedezca, algo que nunca ha hecho y nunca hará", sino que "necesitamos un supervisor que hable nuestro lenguaje", que es "complicado y muy especial". Llegó a decir de Frutos.
Habría que preguntarse si ella cuando era la máxima autoridad del órgano supervisor no hablaba "su lenguaje"

 La dirección general de Seguros y Fondos de Pensiones tiene entre sus competencias la protección del asegurado, inspección de entidades aseguradoras, de fondos de pensiones o correduría de seguros, así como relaciones internacionales, análisis de solvencia etc. Se puede imaginar si las aseguradoras financian al supervisor, donde quedará la protección del asegurado. Quién paga, manda.

Celia Villalobos, el verso suelto del PP, presidenta de la comisión del Pacto de Toledo, en la reunión el pasado noviembre, dijo, lo que pensamos muchos. "Yo com­prendo que las em­presas de se­guros estén ha­ciendo su cam­paña de pen­siones que acaba el 31 de di­ciem­bre, pero lo que a mí me pa­rece im­pre­sen­table es que asusten a los mayores”. A la pre­si­denta de Unespa, el lobby de las pensiones y seguros, no le gustaron las declaraciones, o se habrá dado por aludida, así que llegó a pedir a Celia Villalobos una ex­pli­ca­ción sobre sus pa­la­bras: “Una acu­sa­ción así de grave y sin des­velar las ra­zones que le llevan a decir eso, ne­ce­sa­ria­mente exige una ex­pli­ca­ción y, en su caso, una disculpa”.

¿Quién está al frente de la dirección general de Seguros y Fondos de Pensiones en la actualidad?
Flavia Rodríguez Ponga, también pertenece  a los Cuerpos de Inspectores de Seguros del Estado y de Inspectores de Hacienda. Fue coordinadora del Área de Financiación Interior en la Dirección General de Tributos, y en la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ocupó los puestos de subdirectora general de Seguros y Política Legislativa de 1995 a 2001 y de subdirectora general de Inspección de  2001 a 2004. Cuando Aznar pierde las elecciones, se incorporó al GRUPO MUTUA MADRILEÑA,  con la vuelta del PP al gobierno, volvió a casa.

Muchos  Inspectores de Hacienda se cambian de orilla y se van a empresas para asesorar sobre cómo pagar menos al erario público, los abogados de Estado son muy valorados por las empresas del IBEX para sus consejos.

A Flavia Rodríguez Ponga como Directora general de Seguros y fondos de Pensiones le había precedido José Carlos García de Quevedo y posteriormente  Ricardo Lozano nombrado  por el gobierno de Zapatero,
Lozano también es funcionario inspector de Seguros, cuando fue rescatado para el cargo, estaba en excedencia y era directivo especializado en seguros de la firma de consultoría y auditoría KPMG desde 2002.

Todo esto es legal, porque las leyes las hacen quienes saltan de lo público a lo privado. Si hubiese el mínimo interés en defender los intereses de la ciudadanía se legislaría protegiendo al ciudadano. Al menos los funcionarios de élite, deberían perder la plaza pública si abandonan el puesto para ingresar en una empresa privada. Así se lo pensarían, por si les vienen mal dadas. En la actualidad con sus "privilegiados" conocimientos, salen de la administración pero con red.



http://www.elmundo.es/mundodinero/2008/05/21/economia/1211364474.html
https://www.capitalmadrid.com/2016/12/13/44545/pensiones-quien-crea-la-alarma.html
Tensiones entre servidores públicos
 http://www.rankia.com/foros/seguros/temas/277593-cesaran-director-general-seguros-ricardo-lozano
http://prnoticias.com/hemeroteca/66-pedro-aparicio/10029528-lozano-vuelve-a-las-andadas
http://www.libertaddigital.com/economia/el-director-de-seguros-acusado-de-prevaricar-no-declarara-hasta-febrero-1276380099/

Enlaces relacionados
http://www.angelesgarciaportela.com/2014/07/inspectores-abogados-desertores-del.html
http://www.angelesgarciaportela.com/2013/05/familia-rodriguez-ponga-del-franquismo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada