lunes, 30 de abril de 2018

De turnismo al bipartidismo, las mismas armas.


Reproduzco párrafos del libro de Pablo Díaz Morlan, Los Ibarra una dinastía de empresarios, 1801-2001

La prensa ayer como hoy 



(La prensa)...y no fueron negocios rentables en términos económicos, desde luego. Como dijo el director de El liberal, Luis Bello, El diario El Pueblo Vasco vivía "el milagro de todos los periódicos sin lectores". Es decir gozaba de la generosidad de sus dueños que se aprestaban todos los años a cubrir agujeros del diario, no era la lógica del beneficio, la que llevaba a los hermanosYbarra Revilla a mantener esta empresa sino la del proyecto maurista y del catolicismo social.
 Nada nuevo bajo el sol. Actualmente aunque la prensa da pérdidas, tampoco es el negocio lo prioritario, viven de la subvención o de la financiación. Si a comienzos del pasado siglo, se trataba de mantener el "turnismo" apoyando el ala conservadora, el maurismo, hoy los medios tratan de mantener el bipartidismo a toda costa, potenciando a Ciudadanos, que venían a combatir la corrupción  y lo que están haciendo es recoger  los votos del descontento y devolverlos al PP-PSOE de nuevo, para que puedan seguir gobernado allí donde lo están haciendo. 

Ni un comentario negativo respecto a la formación política Ciudadanos. Si Podemos se plantease hacer fichajes de descartes, como Valls, se le echaría encima toda la brigada mediática. Valls, después de contribuir a la muerte del Partido Socialista francés, ofreció sus servicios a Macron que lo rechazó, pero nosotros como si de futbolistas se tratasen, ya estamos reciclando "oriundos".



El poder político y la Iglesia ayer como hoy 



La alianza entre Iglesia y burguesía se fraguó a lo largo del Ochocientos y cristalizó en un pacto firme durante la Restauración, concretamente entre la última décadadel siglo XIX y y la primera del XX.

Ministros en la procesión 


Recomendable ver el vídeo completo
            

Enlace relacionado
http://diario16.com/rivera-fraude-humano-politico/
https://loquenotequierencontar.com/2018/04/28/los-principales-medios-de-comunicacion-llevan-anos-preparando-el-desembarco-de-albert-rivera-en-moncloa/

El País en el exterior y en el interior





Traducción libre del artículo aparecido en El Columbia Journalism Review acerca de El País
https://www.cjr.org/business_of_news/catalonia-independence-el-pais-spain.ph

El periodista John Carlin colaborador de  El País durante casi 20 años fue despedido tras haber  publicado un ensayo en The Times criticando duramente al rey de España y al gobierno de Madrid. En el artículo explicaba Carlin, que la crisis secesionista de Cataluña desató la peor crisis constitucional española en la historia democrática de 40 años del país y cómo el gobierno español había tomado el control de Cataluña.

Carlin se ha opuesto a la estrategia de línea dura de Madrid para sofocar la secesión. Unos días antes de su despido, otros dos colaboradores de El País, Juan Culla y Francesc Serés, abandonaron el periódico, alegando que los editores de tendencia "unionista" habían "censurado" sus críticas al gobierno de Madrid. La  actitud de El País ha dejado a gran parte de España y los lectores españoles sin un lugar para leer incluso una cobertura  mínimamente  neutral de la compleja crisis catalana.

La abrupta destitución de Carlin  provocó acusaciones de que el periódico más famoso de España estaba limpiando ideológicamente "la casa" y barriendo a favor  de la oligarquía política de Madrid que ayudaba a resolver los problemas financieros y a encontrar dinero para su rescate.

"Si eres de los que lee español y quieres saber lo que está sucediendo en el mundo, lees El País", dice Carlin, quien habló por teléfono con CJR desde su casa en Londres, pero se negó a explicar  las razones de su destitución.
"Pero en España, El País se define a sí mismo como defensor del establishment. Tienen muchos escritores maravillosos, pero la prioridad es el que dirán? "Traducción: ¿Qué dirán las elites de Madrid?

 Carlin, de 61 años, fue un colaborador relevante de  El País, cubriendo el proceso de paz colombiano, el grupo terrorista vasco ETA, y escribiendo una columna de deportes ampliamente leída. Ganó el prestigioso premio Ortega y Gasset (el equivalente español del Pulitzer) y fue autor de varios libros de gran prestigio sobre política sudafricana en el periódico, uno de los cuales había sido adaptado en la exitosa película Invictus. 
El redactor jefe de El País, David Alandete, dice que en el  despido de Carlin no tuvo que ver su artículo del Times sobre el asunto catalán.

El País fundado en los caóticos años posteriores al fin de la dictadura franquista, que prohibió la libertad de prensa, fue una vez el punto de referencia para el periodismo español, símbolo de la libertad de expresión durante la modernización de los años setenta y ochenta.

Durante la mayor parte de su existencia, sin embargo, el periódico también fue considerado demasiado cercano a los corredores de poder de Madrid, inicialmente como portavoz del Partido Socialista Obrero Español, que ocupó el poder durante la primera mitad de la historia de España después del franquismo.

 El periódico ha entrado en conflicto con dos identidades, una, el ser el principal periódico de habla hispana y otra ser  medio de propaganda para los centros de poder de Madrid. Colaboradores internacionales le han convertido en un periódico respetado con difusión entre más de 425 millones de lectores en el mundo. Al mismo tiempo, la cobertura del periódico sobre las noticias nacionales en España podría leerse como "Pravda Socialista Democrático", dice Carlin, quien escribió sobre todo reportajes de temas internacionales durante sus años en él.


La crisis catalana  ha exagerado la doble identidad del periódico,  ahora está fuertemente alineado con el conservador Partido Popular de España, cuya línea dura sobre la cuestión secesionista catalana ha encontrado el favor de los titulares del periódico. Carlin argumentó que el tono súbito del periódico sobre la crisis catalana es el resultado de la proximidad de El País, y particularmente de la casa matriz Prisa, con la clase política de Madrid. 

El País dice que el despido de Carlin fue solo una  rutina, aunque desagradable en el trabajo de redacción.

"No hay contactos entre la editorial y el negocio,  dice Alandete, de 38 años, por teléfono desde Madrid. "No tenemos inversores privados. Nunca he hablado con ningún accionista ". Se negó a dar detalles sobre los motivos del despido de Carlin: "Este es un periódico de propiedad privada y no creo que una empresa privada tenga que explicar por qué terminó una relación con un empleado contratado".

El País tiene una historia reciente de represalias contra columnistas y críticos. En 2015, el periódico rompió una asociación editorial con The New York Times después de que el Times imprimiera críticas de otro veterano columnista de El País, Miguel Ángel Aguilar, que había sido despedido de repente.
 Otro colaborador de El País, el politólogo Jordi Matas, afirmó a través de Twitter que le habían censurado un artículo e insinuó que tenía que ver con la crisis catalana.
Matas rehusó explicar los hechos.

Alandete estuvo de acuerdo en que el principal periódico español se había posicionado como una fuerte voz contra la secesión catalana, pero lo justificó diciendo que los reporteros del periódico están defendiendo la constitución española, no remolcando una línea del gobierno. "El País es una institución en España y una institución fundamental para la democracia española", dice Alandete. "Tenemos una posición sobre la ruptura del estado.  No apoyamos el derecho a la autodeterminación o la libertad de elegir (separarse) ". "Esta es exactamente la misma situación que The New York Times bajo Trump, la prensa del Reino Unido bajo Brexit, la prensa alemana bajo Alternative for Deutschland", dice.

Los bien documentados problemas financieros de El País han exacerbado esta sensación de vacío en los medios españoles. Los numerosos despidos  en 2012 diezmaron la redacción, mientras que a principios del año pasado, un informe del Financial Times descubrió que la matriz de El País, el gigante de medios español Prisa Group, había pagado a los miembros de la junta 80 millones de euros ($ 93 millones) en pagos individuales desde 2012, incluso ya que la compañía reportó 2.2 billones de Euros ($ 2.6 billones) en pérdidas consolidadas y un colapso del 95 por ciento en sus acciones en los últimos cinco años.

El análisis del Financial Times, muestra que Prisa ha conseguido el peor comportamiento económico reciente de cualquier gran compañía de medios en Europa. Los problemas financieros de Prisa convirtieron a su propiedad emblemática, El País, en objeto de rumores casi constantes de que está negociando una cobertura de apoyo del partido gobernante de Madrid para ayudar a encontrar dinero de rescate para pagar la deuda pendiente de al menos 1.500 millones de euros ($ 1.800 millones).

"Ha sido muy frustrante para muchas personas. lo que sucedió con Prisa ", dice Nuria Almiron, profesora de Comunicaciones en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona que ha estudiado los negocios financieros de Prisa. "Realmente han caído en manos de élites financieras, que son naturalmente cercanas a las élites políticas. Necesitan ayuda de los bancos, y eso tiene un precio ".
El influyente presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, aceptó renunciar después de más de tres décadas, luego de una prolongada batalla en la sala de juntas. El despido de Cebrián había sido predicho durante mucho tiempo, pero los detalles de por qué se fue ahora y cómo siguen sin estar claros.

Una figura legendaria en los medios de comunicación españoles, Cebrián supervisó los despidos impopulares de la redacción de 2012 y había sobrevivido al menos a un desafío serio a su liderazgo de Prisa. Pero los detalles de sus acuerdos con los miembros de la junta que lo mantuvieron a cargo por más de 30 años, y sus millones en pagos, siguen estando mal documentados en España.

 Ese tipo de opacidad en los medios españoles, el tono reciente de la cobertura catalana de El País, y eventos como el despido del periodista Carlin, han alimentado la percepción ampliamente difundida en España de que El País está siendo "controlado".

Alandete el 20 de octubre escribió "Cataluña: la gravedad de la situación", Alandete informó que los manifestantes secesionistas en Barcelona habían "robado armas y municiones" en un automóvil policial destrozado durante una gran manifestación callejera el 20 de septiembre. La posesión  de armas es particularmente grave en España,  ya que tiene leyes estrictas sobre armas de fuego. Pero el informe de Alandete parece falso, o al menos muy delicado. La policía dice que el robo nunca sucedió. "En ningún momento hubo armas", dijo la oficina de prensa de la Policía  Nacional española a CJR. Tampoco una orden judicial española que detalla la destrucción del automóvil de la policía menciona las supuestas armas robadas. "No sé lo que dijo El País, pero lo que importa es lo que dijo el tribunal", según la declaración de la Policía Nacional.
La continua crisis catalana ha servido para muchas historias como esa, quizás verdaderas, probablemente no, y escrupulosamente analizadas en periódicos que ya enfrentan profundas brechas de credibilidad con sus lectores.

...

"Todos los países tienen su punto ciego, y en España está en la  soberanía territorial", dice Carlin . "España era admirablemente moderna en el matrimonio homosexual, y es extraordinario cuán receptivos y solidarios son los españoles hacia los refugiados. Pero cuando este asunto territorial aparece a la vista, simplemente se vuelven un poco locos ".
                         
                              -------------------------------------------------------------------                

                                   




https://politica.elpais.com/politica/2018/04/24/actualidad/1524564190_446982.html?id_externo_rsoc=TW_CC
https://www.elespanol.com/economia/medios/20180427/antonio-cano-dejara-director-pais/302970725_0.html

domingo, 29 de abril de 2018

Cifuentes, mafia, mentiras y cintas de video



Llevo muchos días dándole vueltas, haciéndome preguntas y reflexionando sobre el "affaire Cifuentes".

Preguntas

Todos los que fueron colocándola mas arriba sabían de su supesto pasado de cleptómana, incluso se comenta que estuvo a tratamiento por ello. ¿Acaso no importaba mientras no trascendiese o bien, es ese mismo pasado lo que la hacía útil, ya que en cualquier momento la  podían descabalgar del cargo?

¿Será práctica habitual promocionar a gente con un pasado turbio para poder cargársela con facilidad?

¿Por  qué Cifuentes denunció al El Diario.es por difundir su falso master  y no parece que denuncie al que conservó y filtró la grabación del episodio de las cremas cuando se tiene que destruir al mes?

¿Habrá entendido el mensaje y sabe que todavía tienen más artillería? ¿Será que es consciente que  hay más videos que podrían  salir?

¿Permanecerá Cifuentes como diputada? ¿Se necesita menos honestidad para ser diputada que para presidenta del PP?

¿Por qué no salió la grabación en el momento en que se produjo?

En las dependencias policiales debería de haber constancia de que los agentes se habían personado en el Eroski, mediante un acta. ¿Quién hizo  desparecer el documento y a instancias de quién?

Reflexiones

La manera de actuar de la mafia "prosistema" y "no radical", da pavor.

Gente del PP conocía el episodio y lo que importa es que no trascienda, hasta que a alguien le interesa hacerlo público

Si no llega a ser por la filtración del no-master y por el video, Cifuentes podría haber llegado a presidenta de gobierno.

Cuando salieron electos los representantes de Podemos, cundió el pánico,  entonces les  escudriñaron sus vidas e incluso tuits que habían publicado hacía años, para poder forzarlos a dimitir y/o largarlos vía judicial ipso facto. Con los suyos hacen lo mismo, escudriñan su pasado, los vigilan, compran información que les atañe, pero guardan sus censurables acciones en la recámara, dispuestos a disparar cuando sea necesario.

Quien pagó el vídeo sabía que estaba comprando una carga de profundidad.

Si era "vox populi" la existencia de la grabación, nos queda claro que nos enteramos cuando, como y de qué manera, les interesa  a algunos que nos enteremos.

Los medios de comunicación publican lo que a ellos quieren que publiquen.

Vivimos en una democracia en donde el que la hace la paga, nos dicen. Sólo la paga aquél al que le es útil al sistema que la pague, constatamos.

Empiezo a creer que sin algo oscuro en el pasado no te fichan para la gobernanza, porque si no tienes algo turbio,  no pueden actuar contra tí

Cada vez que alguien se jacta de ser íntegro y promete combatir la corrupción, lo defenestran, hay que recordar el caso de Monago que cuando hizo alusión a la corrupción en el PP,  le sacaron los viajes a Canarias para ver a su amante.

De los 4 últimos presidentes de la Comunidad de Madrid, dos ya están imputados, y digo ya.

La Comunidad de Madrid no es una charca con ranas, es una ciénaga.

Takesi Kitano, director de cine japonés en una entrevista afirmó que las grandes empresas han adoptado el modelo de la Yakuza, por lo que estamos viendo, algunos partidos, también.

Cifuentes me merecería compasión si no recordase su dureza cuando fue delegada de gobierno y lo crítica que se mostró con el asalto al supermercado de Gordillo. 

Enlaces relacionados

https://www.elconfidencial.com/espana/madrid/2018-04-26/cifuentes-dimision-ajuste-cuentas-lezo-amenaza-hotel-ignacio-gonzalez_1554981/
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/espana/2018/04/27/policia-cree-topo-aviso-existencia-video-cifuentes/0003_201804G27P17992.htm
http://www.publico.es/politica/guerra-pp-madrid-comisarios-amigos-granados-detras-espionajes-vendetta-cifuentes.html
https://www.elconfidencial.com/espana/2018-04-27/robo-cifuentes-eroski-detectives-contratados-ignacio-gonzalez_1555733/
https://www.elindependiente.com/politica/2018/04/25/venganza-ignacio-gonzalez-cristina-cifuentes/

viernes, 27 de abril de 2018

Familia Ybarra Churruca, esquelas y funerales.



Este suelto aparecía el pasado domingo en las páginas salmón de El País, explicaba que con motivo del fallecimiento de Dolores Churruca, habían aparecido dos esquelas, en una figuraba toda la familia y en otra solo un hijo, Emilio. Se explicaban los motivos, Emilio no había podido asistir al primer funeral en donde su hermano Santiago le dedicó un "afectuoso recuerdo."

Como dice Wyoming hasta aquí la noticia ahora viene la verdad. La explicación no tiene ningún sentido, vale que se publicasen dos esquelas porque se celebraban dos funerales, pero ¿por qué en una solo figuraba un hijo de la finada y su esposa ?.
El País siempre haciendo "fotoshop"

El populacho no se debe de enterar de las disputas de la oligarquía, tienen que aparecer como una estructura monolítica, sin fisuras.

Esto explica Vozpopuli
 ..."El pasado 8 de abril falleció María de los Dolores de Churruca y Zubiría, con  104 años. En el diario ABC aparecieron dos  esquelas, puestas por separado por cada uno de los hijos de la finada. La primera, encargada por Emilio Ybarra (casado con María Aznar Ybarra), incluye una detallada relación de los deudos de doña Lola, incluyendo hijos, nueras, nietos, nietos políticos, biznietos e incluso al personal del servicio, en el que únicamente falta el confesor, pues los curas en la familia Ybarra siempre han formado parte del servicio doméstico.

La nota anuncia la celebración del correspondiente funeral para el lunes 7 de mayo, en la capilla de un colegio madrileño. La otra esquela, encargada por Santiago de Ybarra y Churruca (conde de El Abra) y por su esposa, Mercedes Baptista Guerra (condesa de El Abra), no cita por su nombre a ni uno solo del resto de los “familiares y allegados” de la fallecida, a quienes convoca para un funeral “que se celebrará en Madrid mañana lunes, día 16 de abril, en la iglesia de San Fermín de los Navarros”. 

Dos hijos, dos esquelas, dos funerales por separado, dos viejas querellas, y mucha inquina en la recámara, con el testamento de la fallecida por testigo.
Está confirmado que Emilio Ybarra, que acaba de superar una situación muy delicada tras ser sometido a una grave operación a corazón abierto y que en estos momentos se halla en pleno proceso de recuperación, había solicitado a su cuñada –para ser exactos, a la “sargento Caracas”- posponer la fecha de ese apresurado funeral celebrado ayer en Madrid, para llevar a cabo uno conjunto de toda la familia en fecha posterior, de forma que le diera tiempo a esa ansiada recuperación. 

Y dicen las malas lenguas que la señora condesa consorte (apodada sargento Caracas, por su origen venezolano), cuyas ansias de notoriedad son conocidas por todos, se negó en redondo, que nadie le va a robar un ápice de protagonismo, y de ahí esos dos funerales que tanto están dando que hablar en Las Arenas y Neguri. Un final polémico, triste incluso, para una mujer todo carácter, una “gran señora” que por nacimiento y matrimonio perteneció a dos de las sagas más importantes de la historia industrial y bancaria vasca –los Churruca y los Ybarra- y fue testigo de excepción de algunos de los episodios más importantes ocurridos en el País Vasco y España durante el pasado siglo. 

A la mayoría de los ciudadanos el nombre de Dolores Churruca no le dice mucho, la oligarquía siempre procura estar en la sombra, agazapada bajo los nombres de las grandes corporaciones.

En el 2010, ya se sabía de las rencillas entre los  hermanos Emilio y Santiago Ybarra, máximos accionistas individuales del Grupo Vocento, por el  testamento que había  redactado su madre, la fallecida  Dolores Churruca, condesa de El Abra, había  dispuesto que todo su patrimonio pase directamente a sus nietos, es decir, a los hijos de Emilio Ybarra con su mujer María Aznar, dado que Santiago no tiene descendencia, este punto llevó en su día a los dos hermanos a los tribunales. 
En el fondo, el único bien en disputa es el Palacete que la familia Ybarra-Churruca posee en Neguri. El temor de que esta lujosa propiedad, una de las joyas arquitectónicas del barrio, donde se instaló la aristocracia vasca de los Altos Hornos, no tenga herederos ciertos ha hecho que Dolores Churruca, hija del ingeniero Alfonso Churruca Calbetón, primer Conde de El Abra, haya optado por asegurar la casa familiar. 

Esta decisión ha supuesto un duro revés para Santiago Ybarra, quien fuera presidente de Vocento durante 20 años, que no podrá disponer del palacete ni podrá tampoco congraciarse con otros aspirantes a visitar sus salones, caso del matrimonio amigo formado por el francés Jean D´Orleans, hijo del Conde de París, y la española Filomena Tornos, emparentada con los Ybarra y con otras grandes familias de la industria vasca, como los Yanduri o los Motrico. Para su sonrojo, el pleito que enfrenta a los dos hermanos Ybarra se ha convertido en la comidilla del selecto barrio de Getxo. Uno de los apellidos más representativos del espíritu de Neguri pleitea por una parte de la herencia sin que parezca posible un acuerdo. Está en juego una joya arquitectónica, pero también un símbolo del legado del abuelo materno, el que presidiera la época más famosa de los Altos Hornos de Vizcaya. Nada es ya lo que fue.


En 2.016, Vozpopuli vuelve a destacar la guerra entre los hermanos, Santiago y Emilio, accionistas de Vocento, (grupo de medios de comunicación, entre ellos de prensa, con múltiples cabeceras regionales y ABC entre otros )
La gran familia de Vocento, enfrentada.
El reparto de la herencia hizo saltar por los aires la relación entre el expresidente del BBV y el antiguo líder de Vocento. Desde entonces, han mantenido varias batallas judiciales, la última de ellas, resuelta recientemente por el Tribunal Supremo. 

Desde hace años, los hermanos Santiago y Emilio Ybarra libran una batalla en el seno de este clan que está motivada en el desigual reparto de la herencia realizado por su madre, la centenaria María Dolores Churruca. El conflicto entre el presidente de El Correo y el expresidente del BBVA tiene varias ramificaciones, algunas de ellas en manos de la justicia y todas ellas ampliamente comentadas en los ambientes más elevados de la anteiglesia bilbaína. 

El último enfrentamiento entre los dos hermanos ha estado provocado por el control de la sociedad familiar Mezouna S.L., constituida por ambos y por su madre en 1973 y poseedora del 11% de las acciones del Grupo Vocento. En la editora de ABC, esta empresa está representada por Santiago, expresidente de la compañía (2001-2008) y actualmente convertido en el consejero con un mayor número de derechos de voto. A este empresario, Emilio y su madre, María Dolores, le denunciaron por realizar una serie de operaciones en 2009 para poder manejar a su antojo esta sociedad después de que se abriera la gran fractura entre todos y quedaran conformados los dos frentes de esta guerra. Esta semana, el Tribunal Supremo ha dado la razón a los demandantes y ha anulado una serie de compraventas de títulos que Santiago efectuó después de que se desatara el conflicto con su hermano. 

María Dolores Churruca y Zubiría, pertenece esas  familias que han ostentado el poder económico en los últimos siglos, moviendo lo hilos en lo político y con un pie en la Iglesia como  toda la buena burguesía hispana que se precie.

El abuelo de María Dolores (Lola para la jet), el ingeniero Evaristo de Churruca y Brunet (emparentado con Cosme Damián Churruca, héroe de la Batalla de Trafalgar), trabajó en Puerto Rico y Cuba y  a la vuelta diseñó el Puerto Exterior de Bilbao y  la canalización del río Nervión, entre otras grandes obras. En 1908, el rey Alfonso XIII lo nombró conde de Motrico.

El hijo de Evaristo, Alfonso Churruca Calbetón, a la sazón, padre de Dolores Churruca, fue elegido diputado en las Cortes por Guipúzcoa representando al maurismo. En el franquismo llegaría a ser presidente de Altos Hornos de Vizcaya. Fue también presidente de la Junta de Obras del Puerto y Ría de Bilbao, presidente de CAMPSA, Azucarera española y otras 15 empresas más  y del sindicato Nacional del Metal.
Franco en 1969 le otrorgó el título de conde de El Abra ( Lugar donde se situaba el puerto exterior de Bilbao)

La madre de Dolores Churruca, Teresa Zubiría Urízar era hija de Luis Zubiría Ibarra, vinculado a la gran burguesía de Bilbao, que murió prematuramente. El tío de Dolores Churruca,  Tomás de Zubiría realizaría las gestiones para la fusión de los Altos Hornos de Bilbao, la Compañía Anónima de Metalurgia y Construcción Vizcaya (La Vizcaya) y, más tarde, la Sociedad Anónima La Iberia. La fusión de aquellas tres compañías daría origen al nacimiento de Altos Hornos de Vizcaya, la mayor empresa del país, e indiscutible protagonista del desarrollismo industrial vasco del siglo XX, sociedad de la que Tomás de Zubiría, fue su primer presidente, durante casi 30 años. Tomás Zubiría fundó, asimismo, otras empresas como el Banco de Vizcaya (1901), la naviera Compañía Marítima del Nervión (1907).
Con el tiempo el padre de Dolores Churruca, Alberto Churruca, llegaría a presidir la empresa Altos Hornos de Vizcaya.

Dolores Churruca contrajo matrimonio con 21 años con Santiago de Ybarra y Zapata de Calatayud, miembro de la sexta generación de otra de las grandes sagas de industriales vascos. 

El fundador de la dinastía,  Antonio Ibarra de los Santos se instaló en Bilbao en 1801 y comenzó junto a su mujer una intensa actividad comercial que le convirtió en uno de los más ricos miembros de la burguesía vasca. Sus descendientes continuaron su labor, construyendo su  imperio económico fundamentalmente a través de bancos (Bilbao y Vizcaya), eléctricas (Iberdrola), periódicos (Grupo El Correo), siderúrgicas (Altos Hornos de Vizcaya), empresas mineras (Somorrostro), etcétera.

Los  nietos y bisnietos se convirtieron en condes y marqueses gracias a su riqueza y su influencia política. La Guerra Civil les pasó una trágica factura, pero recuperaron su poder económico durante el franquismo. En los últimos tiempos democráticos se han situado en la primera línea de los negocios españoles al dirigir empresas tan emblemáticas como Iberdrola, Sevillana de Electricidad, el Banco Bilbao Vizcaya y el Grupo Correo de Comunicación.

El matrimonio de Dolores Churruca con Santiago de Ybarra, duró poco, Santiago, falleció a los 3 años de matrimonio, según ABC en la Batalla de Brunete, ¡como no¡ en el bando de los sublevados al igual que su cuñado, hermano de Dolores Churruca y en otros lugares consta que fue en un buque-cárcel anclado en la bahía de El Abra de Bilbao, detenido por los republicanos

Santiago Ybarra Churruca, actual conde de Abra, es presidente de honor del grupo Vocento y ex presidente de El Correo y miembro de la Fundación Princesa de Asturias.

Emilio Ybarra Churruca, durante años vicepresidente del Banco Bilbao y más tarde número uno del BBVA, tras la fusión. Es miembro de la trilateral. Fue condenado por la Audiencia Nacional por el Caso Alico tras investigar unas  cuentas abiertas por el banco en paraísos fiscales y con cuyos depósitos se contrataron fondos de pensiones para los consejeros de la entidad. El Tribunal Supremo, lo absolvió.

Si al funeral por su madre, Santiago y Emilio Ibarra no han acudido juntos, sí han  acudido ambos al funeral celebrado por Carmen Franco, aunque tampoco interesa publicitarlo.

Nota 
Como es obvio, la noticia de El País no aparece en la edición digital, así que la copié directamente del periódico, manchas incluidas. 

Enlaces
https://www.vozpopuli.com/medios/Vocento-Santiago_de_Ybarra_y_Churruca-ABC-Aristocracias-
BBVA-familia_Ybarra-aristocracia_0_924807546.html
https://www.vozpopuli.com/buscon/Lola-Churruca-esquelas-familia-Ybarra_0_1127288678.html
https://www.vozpopuli.com/medios/Vocento-Santiago_de_Ybarra_y_Churruca-ABC-Aristocracias-BBVA-familia_Ybarra-aristocracia_0_924807546.html
https://elpais.com/diario/1989/12/17/economia/629852401_850215.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Emilio_Ybarra
http://gananzia.com/wp-content/uploads/2018/04/guerra_esquelas.jpg
https://planeta-simio.blogspot.com.es/2010/12/quien-gobierna-espana-3-bbva.html
http://www.abc.es/estilo/gente/abci-franco-muestran-mas-unidos-nunca-para-despedir-duquesa-201801112246_noticia.html
https://www.youtube.com/watch?v=zZ5n_yNcZGU

lunes, 23 de abril de 2018

Gas Natural siempre ahorrando



La noticia aparecía en la Voz de Galicia en estos términos:
"Los clientes de gas natural ya pueden leer el contador con una aplicación digital. Está operativa para todo tipo de dispositivos móviles y permite dar la lectura del contador de gas a todos los usuarios sea cual sea su comercializadora".
Gran noticia y mejor "vendida". ¡Qué suerte tenemos, no nos la merecemos¡ ¡Qué alegría, ya podemos enviar la lectura vía telefónica del contador a Gas Natural¡ ¡Hace tiempo que esperábamos este momento¡. Siempre pendientes de facilitarnos la vida y la prensa, de contarlo.

No solo pagamos, sino que a la vez hacemos el trabajo que tendría que realizar un trabajador o en su defecto un contador de lectura telemática, pero claro hay 300.000 puntos de lectura como bien explica el artículo, y para qué una multinacional en régimen de oligopolio, va a tener que desembolsar un dinero en contadores inteligentes, cuando la ley la protege, nos pone a trabajar gratis y obligándonos a estar pendientes del consumo para comunicárselo..


https://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2018/04/18/clientes-gas-natural-pueden-leer-contador-aplicacion-digital/0003_201804G18P35992.htm

Enlaces relacionados
http://www.angelesgarciaportela.com/2017/02/gas-natural-y-los-migrantes-energeticos.html
http://www.angelesgarciaportela.com/2013/04/gas-natural-hace-o-no-hace-escrache.html
http://www.angelesgarciaportela.com/2013/12/gas-natural-abuso-y-prepotencia.html
http://www.laopinioncoruna.es/gran-coruna/2017/09/23/gas-natural-defiende-barcala-podran/1219736.html
http://www.laopinioncoruna.es/gran-coruna/2017/09/21/vecinos-exigen-paralizar-cambio-gas/1219091.html
http://www.laopinioncoruna.es/gran-coruna/2017/09/17/concello-cambres-enfrenta-gas-natural/1217957.html

Fernández Albor "consultado" en el Consello Consultivo hasta los 100 años.


En la serie de televisión Fariña, basada en el libro de Nacho Carretero con el mismo título, aunque no se cita, aparece Fernadez Albor, el primer presidente de la Xunta de Galicia entrevistándose en un hotel en Portugal con los contrabandistas gallegos huídos  En su día Albor tuvo que comparecer en el Parlamento Gallego para dar explicaciones en un pleno que se celebró a finales de noviembre de 1984.
Según manifestó Albor el encuentro se produjo por casualidad ya que él no sabía que estaban alojados en el mismo hotel, de todos modos, reconoció que se había reunido con ellos y sacó pecho manifestando "No me tengo que avergonzar por hablar con unos señores que podían ser o no delincuentes".
A los contrabadistas les prescribieron los delitos en 1990.

En 1987 Xosé Luís Barreiro, vicepresidente de la Xunta, promueve una moción de censura contra Albor, el presidente, varios miembros de su Gobierno dimitieron para forzar su caída, pero Albor aguantó y nombró vicepresidente a Mariano Rajoy en un intento fallido de recuperar el control.

En 1989 Albor recalará en el Parlamento europeo durante 10 años y posteriormente como ex parlamentario europeo disfrutará de una pensión compatible con cualquier otro tipo de retribución.

En una entrevista cuando estaba a punto de cumplir los 100 años preguntado por qué era lo que le producía desvelo respondió "Me produce inquietud ese chico, el socialista, ¿cómo se llama? Sí, Pedro Sánchez, creo que no tiene la categoría que tuvo Felipe González y otros socialistas para ser presidente. No debería ser un muchacho con tanto odio a Rajoy, porque el odio no es bueno en política. A lo que tengo miedo con mis 100 años es a que Pedro Sánchez se alíe con los antisistema para ser presidente, con Podemos y con Garzón, que son antisistema y se quieren cargar este regalo que tenemos que es nuestra democracia".

El regalo que tenemos de democracia es más "regalo" para uno que para otros. Los miembros del Consello Consultivo cobran en torno a unos 60.000 € anuales, que en 27 años aproximadamente asciénde a la friolera de 1.620.000 € que suponen un total de 269.545.000 de las antiguas pesetas.
Eso, más o menos,  se embolsó el centenario Albor. Para algunos la democracia fue "un regalo", para otros "un simple detallito".

En mayo del pasado año En Marea denunció en el Parlamento gallego que Albor "cobraba sin trabajar" ya que no acudía al Consello Consultivo, coincidiendo con la denuncia, Albor fue cesado.
En nombre de la Xunta, la defensa de Albor corrió a cargo de la directora xeral de Relacións Institucionais e Parlamentarias, Blanca García-Señoráns, que justificó el carácter  "independiente" del Consultivo, explicó que el  el Gobierno  "no" dispone de los datos que exige En Marea ni conoce  quién asiste o no a las reuniones". En todo caso, García-Señoráns ha recalcado que "la función de asesoramiento" no tiene que ser "presencial".

García Señoráns continuó su defensa del expresidente "Dice mucho de usted su actitud de desprecio hacia las personas mayores o con dificultades de movilidad" ... "Y tiene un valor humano y personal que lo hace merecedor de todo nuestro respeto",  "Tenemos el honor de contar con un hombre de su talla, una persona buena, absolutamente respetable y de la que podemos presumir."

La directora Xeral explicó que  "hay unas reglas no escritas" que "no se deberían traspasar nunca". Recordó "el bagaje ético y profesional intachable e incuestionable" de Fernández Albor.

Gerardo Fernández Albor, primer presidente de la Xunta de Galicia de la mano de Manuel Fraga, presidente de Alianza popular en Galicia, Europarlamentario, ya retirado de  primera línea política, pasó a la trastienda, estuvo en nómina como asesor de los presidentes Fraga( PP)  y Touriño (PSOE), hasta que en el 2007, con 89 años consideró  que era pronto para retirarse y solicitó el ingreso en el Consello Consultivo, cargo que ostentó hasta poco antes  de cumplir sus 100 años.  27 años aproximadamente a 60.000 €/año significa la friolera de 1.620.000 €. Eso, más o menos se embolsó Albor y si no es por la Marea, probablemente seguiría cobrando, no me extraña que le preocupe que se quieran cargar "el regalo" de democracia. 













Fernández Albor, primer presidente de la Xunta de Galicia de la mano de Manuel Fraga, presidente de Alianza popular en Galicia y  Europarlamentario. Ya retirado de  primera línea política, pasó a la trastienda, estuvo en nómina como asesor de los presidentes Fraga (PP)  y Touriño (PSOE), hasta que en el 2007, con 89 años consideró que era pronto para retirarse y solicitó el ingreso en el Consello Consultivo.


https://www.eldiario.es/galicia/politica/Feijoo-relacion-PP-contrabando-televisivo_0_760124852.html
https://elpais.com/diario/1984/11/29/espana/470530821_850215.html
https://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/06/09/el_gobierno_premia_con_medalla_del_trabajo_expresidente_xunta_fernandez_albor_que_cobro_durante_anos_sin_trabajar_66192_1012.html?utm_source=twitter.com&utm_medium=smmshare&utm_campaign=noticias&rnot=1039754
http://elpais.com/diario/1988/02/23/espana/572569206_850215.html

domingo, 22 de abril de 2018

Algo erróneo en el modo en que vivimos


Joaquín Estefanía

Situación general económica después de la Gran Recesión: en estos momentos España produce más bienes y servicios que antes de la crisis, las empresas ganan 36.000 millones de euros más, los salarios reales han caído un 7% y los salarios más bajos se han reducido un 22%. Las cifras las acaba de aportar el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, en un reciente encuentro sindical.

Las tendencias las comparte la mayor parte de los organismos y economistas que se dedican a medir la coyuntura: de la última década sale nuestro país con una estructura económica y social más desequilibrada. Escribió el historiador Tony Judt: “Hay algo profundamente erróneo en la forma en la que vivimos hoy (…) Gran parte de lo que hoy nos parece natural proviene de la década de los ochenta” [revolución conservadora] (Algo va mal, editorial Taurus). Se refiere a las crecientes diferencias entre ricos y pobres, a la obsesión por la creación de riqueza, a la admiración acrítica por los mercados no regulados, a la aparición de colectivos como el precariado o los trabajadores pobres, etcétera. 

La corrección de estos desequilibrios debería aparecer cada año en los Presupuestos Generales del Estado, que definen por su naturaleza el proyecto de país de quien los presenta y de quienes los defienden. La oposición política (PSOE y Podemos) ha presentado este año documentos alternativos muy interesantes al proyecto de Presupuestos del PP. A la pregunta de cómo se reparten los beneficios del crecimiento, opinan que esos presupuestos están alejados del bien común porque después de que se socializaran las pérdidas durante el periodo de la crisis económica, ahora se privatizan las ganancias y no llegarán a la mayoría.

Unos y otros comparten la idea de que la recuperación ha traído a España un modelo económico nuevo: el crecimiento económico y la renta de la mayoría de los ciudadanos ya no progresan juntos. A pesar de que el Producto Interior Bruto (PIB) ha alcanzado los niveles previos a la crisis, se tiene un gasto público y una inversión pública que no se han recuperado de los recortes. El techo de gasto ha permanecido prácticamente congelado durante los últimos años, a un nivel inferior al de antes de las dificultades: al ritmo de crecimiento que plantean los Presupuestos 2018 se necesitarían 40 años para recuperar el nivel de techo de gasto previo a la crisis. 

Un Estado de Bienestar que se va encogiendo y alejándose progresivamente de los niveles europeos en cuanto a los servicios públicos fundamentales, un Estado low cost más cerca de países como Bulgaria o Rumanía, y en nada comparable con la media de los socios europeos. Según datos de Eurostat, tan sólo el 20% de la población con más renta ha experimentado ganancias significativas desde los años 2007 y 2008, y particularmente el 10% de las rentas más altas. 
También reflexionaba el gran Tony Judt sobre esto: por qué nos hemos apresurado tanto en derribar los diques que tan laboriosamente levantaron nuestros predecesores. ¿Tan seguros estamos de que no se avecinan nuevas inundaciones?

El artículo
https://elpais.com/economia/2018/04/15/actualidad/1523803463_402617.html

sábado, 21 de abril de 2018

Farmacéuticas priorizando el beneficio sobre la salud y las vidas.


                                                                            I
Jonas Edward Salk, fue educado en el seno de una familia emigrante ruso-judía, que valoraba y deseaba una formación académica para sus hijos, la primera generación que se habría escolarizado. Salk estudió medicina, pero decidió dedicarse a la investigación.
En la década de los 40 y 50 la poliomielitis adquirió características de pandemia. 
Hasta 1955, la polio se consideraba el problema de salud pública más peligroso en los Estados Unidos de posguerra. Cada verano llegaba la temida epidemia, siendo la peor la de 1952.
El presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt fue la víctima más reconocida del mundo de esta enfermedad y fundó la organización que patrocinó el desarrollo de una vacuna.
Como resultado, los científicos se embarcaron en una carrera frenética para encontrar un tratamiento o una forma de prevenirla.

En 1947, Salk comenzó a investigar una vacuna para la poliomielitis en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh . Cuando se hizo pública la noticia del éxito de la vacuna, el 12 de abril de 1955, Salk fue aclamado como un «trabajador milagroso» y el día «se convirtió casi en una fiesta nacional». Había realizado su duro trabajo de investigación sin ánimo de lucro ni intereses personales y estaba orgulloso de "haber hecho algo por la humanidad". Cuando le preguntaron en una entrevista televisiva quién poseía la patente de la vacuna, Salk respondió: «No hay patente. ¿Se puede patentar el sol?»

"Es mucho más importante cooperar y colaborar. Somos coautores de la naturaleza de nuestro destino"Llegó a decir . En sus últimos años el Dr. Salk se dedicó a tratar de crear una vacuna contra el sida.

En 1957 Albert Sabin, otro virólogo estadounidense de origen judío, desarrolló otra vacuna para la polio, ésta se suministraba por vía oral, no inyectable como la de Salk.
Sabin renunció también a sus derechos de patente con el fin de facilitar la difusión mundial de su descubrimiento lo antes posible.  Sabín manifestó "Quiero que mi investigación esté al alcance de todos".





                                                                     II
Era la década de los 50, hoy la  investigación farmaceutica, está tocada por los "mercados" yl a codicia.
El rechazo en su día a patentar una vacuna, contrasta con la voracidad de algunas farmacéuticas actuales.
El pasado año, El  New York Times publicó un artículo escrito por  Gretchen Morgenson titulado "Big Pharma Spends on Share Buybacks, but R&D? Not So Much" (Las grandes farmacéuticas gastan más en recomprar sus acciones pero, ¿en investigación y desarrollo? muy poco)  sobre la industria farmacéutica y los precios de medicinas en Estados Unidos. En él denunciaba  la explosión de parasitismo financiero.

El artículo de Morgenson está basado en un ensayo del  Institute for New Economic Thinking, titulado "US Pharma’s Financialized Business Model" (El modelo financiero de negocios de los farmacéuticos estadounidenses) que revela que los exorbitantes precios de medicinas en Estados Unidos (los más altos del mundo) nada tienen que ver con lo que las empresas alegan, que altos precios son imprescindibles para estimular importantísimas investigaciones. Demuestra que en realidad el alto costo de medicinas es la consecuencia de maniobras financieras de las farmacéuticas para que se lucren más sus accionistas, principalmente mediante ofertas públicas de recompra de acciones.

El artículo hace referencia a los resultados de investigaciones del Instituto que demuestra que entre el 2006 y el 2015, las 18 farmacéuticas en el índice bursátil S&P 500 [de las 500 empresas más grandes de Estados Unidos] gastaron 516 mil millones de dólares estadounidenses en recomprar sus acciones a los accionistas para mantener el precio y distribuir dividendos.

Uno de los cinco autores de la investigación, William Lazonick, quien desde hace tiempo analiza tres décadas de transformación de la bolsa de valores, observa que “en nombre de ‘maximizar el valor de las acciones’ (MVA), las farmacéuticas destinan las ganancias, provenientes del carísimo precio de sus medicinas, a enormes recompras de sus propias acciones [inflando sus precios] con el único fin de premiar a sus más altos ejecutivos por el ‘desempeño’ de esas acciones”.

 Según los autores de esa investigación: “Es nuestra opinión que la principal razón de altos precios de medicinas, acceso restringido a las medicinas e innovaciones paralizadas es ese mal social llamado ‘maximizar el valor de las acciones’” La investigación descubrió que en muchos casos, las grandes farmacéuticas se benefician de viejas patentes de invención, en lugar de crear nuevas medicinas. 

Muchas veces las “drogas de superventa” no son el resultado de las investigaciones de grandes empresas, sino de empresas más pequeñas, absorbidas por las grandes compañías. La práctica de maximización del valor de las acciones mediante la recompra de acciones es parte de un sistema que recompensa a altos ejecutivos de grandes empresas sólo en base al rendimiento de las acciones en el mercado bursátil.

El análisis estadístico refuta el argumento de las farmacéuticas más grandes de que son necesarios precios altos y grandes ganancias, para cubrir el costo de investigaciones y procedimientos llenos de riesgos. Dos de las más grandes farmacéuticas, Pfizer y Merck acostumbran a destinar más del 100 por ciento de sus ganancias a sus accionistas. Entre el 2006 y el 2012, Johnson & Johnson, Pfizer y Merck destinaron un promedio de 4,2 mil millones, 6,3 mil millones y 3 mil millones de dólares estadounidenses respectivamente a la recompra. A William Lazonick

“Los principales vendedores de acciones son esos ejecutivos, banqueros, y gerentes de fondos de especulación, que pueden adquirir información que no es de acceso público para vender sus acciones en el tiempo preciso” y así beneficiarse de la recompra.

Uno de los mecanismos claves que da impulso a esa práctica es la protección de supuestos derechos propietarios intelectuales que extraen rentas de la apropiación de conocimiento social para intereses y lucros privados. En verdad todos los “avances” en la creación de nuevos medicamentos descansa en los cimientos de décadas de investigaciones científicas básicas; muchas de las cuales ocurren en instituciones públicas, particularmente en el campo de la ingeniería genética. Para crear la estructura legal que lubrica ese proceso, dice el artículo, la Ley Bayh Dole de 1980 fue un paso esencial. Ésta “facilita la comercialización de investigaciones pagadas por el gobierno federal” y “regala a las empresas, muchos de los beneficios de las investigaciones financiadas por el gobierno”. 

Los autores de la investigación terminan diciendo que el desviar ganancias de la inversión productiva es una de las causas del estancamiento secular, con la caída de tasas de producción en Estados Unidos, un deterioro notable en el crecimiento económico yanqui, y el desmoronamiento del poder de compra de los salarios.
 Lazonick uno de los 5 autores de la investigación pide “mayor control gubernamental  y que la farmacéuticas comiencen a transformarse en empresas innovadoras
                                                             

 
                                                                          III
Acaba de salir a la luz un informe de Goldman Sachs  sobre biotecnología que expone explícitamente que curar enfermedades no es bueno para los beneficios a largo plazo de las farmacéuticas. Esto en respuesta al surgimiento de las llamadas terapias génicas, que pretenden curar enfermedades de forma definitiva a través de la introducción de genes específicos en las células del paciente. "El potencial de administrar “remedios totales” es uno de los aspectos más atractivos de la terapia génicas  No obstante, estos tratamientos ofrecen una perspectiva muy diferente con respecto a los ingresos recurrentes frente a las terapias crónicas. Si bien la propuesta tiene un enorme valor para los pacientes y la sociedad, podría representar un desafío para los desarrolladores de medicina genómica que busquen un flujo de efectivo sostenido», sostiene el informe intitulado The Genome Revolution.

 Para dar un ejemplo, Goldman Sachs menciona a Gilead Science, una empresa que comercializa tratamientos para la hepatitis C con una efectividad superior al 90 %. En 2015, las ventas del tratamiento alcanzaron los 12,5 mil millones y las previsiones de este año se sitúan solo en 4 mil millones. «Curar a los pacientes en existencia también disminuye el número de portadores capaces de transmitir la enfermedad a nuevos pacientes, por lo tanto el número de incidencias baja… Cuando la incidencia permanece estable (como con el cáncer), el potencial para una cura posee menos riesgo para la sustentabilidad de una franquicia», explica maquiavélicamente el informe.

Goldman Sachs, de la que hemos visto su humanitario comportamiento durante la crisis, constata que la curación de enfermedades, perjudica a las farmacéuticas, es mucho más rentable que la indicencia permanezca estable, en la cronificación está el negocio. Las personas no cuentan solo la cuenta de resultados.

                                                                          
                                                                          IV
El sistema público de salud español gastó solo en fármacos y otros tratamientos para uso hospitalario 6.448 millones de euros en 2017

Más del 20% de ese gasto hospitalario en tratamientos va a pagarle a estas multinacionales los medicamentos contra el cáncer, Paralelamente, el Gobierno ha incluido mecanismos legales para que los gobiernos autonómicos no puedan recibir ayuda financiera si no firman un convenio que beneficia directamente a los grandes laboratorios. Un acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y la patronal garantiza un nivel de gasto público anual constante en medicamentos de marca. 

 El precio de los medicamentos contra el cáncer también depende única y exclusivamente del mercado y no está regulado de la misma manera que otros servicios como la energía o las telecomunicaciones. Las multinacionales farmacéuticas pueden simplemente negociar cualquier margen de beneficio con los gobiernos, y se hace además en una negociación con una comisión de responsables políticos en varios ministerios. Solo en los últimos meses hemos empezado a conocer algo de las reuniones secretas donde se negocia y decide, lo que deja mucho margen para el lobby farmacéutico y, dicho suavemente, "el conflicto de intereses".

La plataforma No es Sano, integrada por ocho asociaciones como Médicos del Mundo o la Organización Médica Colegial o la Organización de Consumidores (OCU), recuerda que esta situación se debe “a un sistema de propiedad intelectual que deja en manos de las compañías farmacéuticas la fijación de los precios de los fármacos y a un marco regulatorio poco transparente que beneficia a la industria en detrimento del interés público”.


Uno de los grandes problemas es la opacidad en todo el proceso: explican que el actual sistema de patentes pretende “garantizar la recuperación de los recursos invertidos en investigación, pero la realidad es que no podemos conocer esos costes porque son secretos y los datos que se publicitan no tienen en cuenta la inversión pública”. “Esta falta de transparencia da lugar a que la industria fije los precios de los fármacos arbitrariamente, en función de la capacidad del mercado de cada país”, denuncia el informe, subrayando además el hecho de que las negociaciones con las administraciones públicas “están sujetas a acuerdos de confidencialidad que impiden hacer público cuánto se paga por los medicamentos”. 

El estudio analiza cuatro casos concretos de algunos de los fármacos clave para el tratamiento del cáncer que generan "enormes ingresos a las compañías que los comercializan". Todos ellos destacan por una importante inversión pública en su fase de desarrollo. La investigación de trastuzumab, para cáncer de mama, fue apoyada en gran parte por filántropos y fundaciones y casi el 50% de los ensayos clínicos se realizaron con presupuesto de universidades, centros de investigación o fundaciones sin ánimo de lucro. La plataforma "No es Sano" denuncia que los tratamientos para el cáncer son uno de los grupos de medicamentos con precios más altos y que más ingresos generan para la industria farmacéutica a pesar de que hay una importante inversión pública detrás. Calculan que los medicamentos oncológicos han duplicado su precio en solo una década.
Serafín Romero presidente de la Organización Médica Colegial mantiene hay que acabar con la política especulativa de los laboratorios» 

Sostiene "que  no puede ser que la industria, aunque tenga un interés que es admisible, ponga un precio a un medicamento que triplique o cuadriplique su verdadero coste. No puede depender del dinero que tengamos poder pagarlo. Tiene que depender del valor que tenga para la salud..."

"Por eso los Gobiernos en el ámbito de Europa han instado, con nuestro apoyo, la apertura de un debate sobre la elaboración de una normativa para poner coto a este tema... Las innovaciones terapéuticas que están por venir y que van de la mano de la genómica del tratamiento individualizado, no pueden salir al coste que están saliendo. De hacerlo, nuestro modelo sanitario no podría con el coste de ese tratamiento. Hay que poner un coto para que haya un equilibrio entre innovación y accesibilidad al medicamento" ... 

" Perder la oportunidad de tratar a un paciente con un medicamento que sabemos que funciona, no solo acaba convirtiendo el modelo sanitario en injusto, abre además una brecha entre los que tienen y los que no tienen. Eso va en contra de nuestro modelo sanitario, basado en la solidaridad, en el pago por impuestos. Pero, por mucho impuesto que paguemos, cuando los precios son desorbitados, no vamos a poder sostenernos. Lo que hay que hacer es cortar la política de locura y especulación de los precios de los medicamentos, no el necesario retorno de la industria que investiga. Lo que hay que romper es la aparición de una industria que está absorbiendo y comprando industria que investiga". Así de rotundo se mostró Romero. 


Para colmo dos empresas de capital riesgo, Onex Corporation y Baring Asia, son las propietarias de Clarivate Analytics, la compañía multinacional que establece el principal índice de referencia para la evaluación de los artículos científicos en España, el conocido como Journal Citation of Reports (JCR). Tanto Onex como Baring tienen inversiones en otros sectores ajenos a la investigación académica, caso de la tecnología sanitaria, la industria farmacéutica o la alimentación, entre otros muchos.
Este duopolio ha generado duras críticas en sectores de la comunidad universitaria, por considerar que supone de facto una privatización de conocimiento científico elaborado a partir de fondos públicos. Los centros de investigación públicos deben, además de pagar por la WOS y el Scopus, comprar las revistas indexadas por Clarivate y Elsevier. Es decir, pagar por leer lo que producen.



lunes, 16 de abril de 2018

La Corona y los hombres del Rey



EDUARDO BAYONA

El poder de la Monarquía existe, no es una quimera ni una figura folclórica. “No es un grupo de poder como tal, pero sí existe una intersección en la que se entrecruzan muchos de ellos”, explica el periodista y economista Andrés Villena, uno de los principales estudiosos de las redes de poder en España.
“El rey Juan Carlos siempre intentó crear una nobleza empresarial que protegiera a la Corona”, señala el sociólogo Rubén Juste, que ha dedicado varios años al estudio de la aristocracia económica mediante la sistematización del Íbex-35 y de las relaciones empresariales de sus magnates, buena parte de los cuales forma parte de esa nueva aristocracia del dinero. 

Quizá uno de los principales ejemplos de esa nobleza empresarial sea Juan Miguel Villar Mir. Ex alto cargo de Franco, para el que dirigió varias empresas públicas, sería entre diciembre de 1975 y julio de 1976 ministro de Hacienda y vicepresidente económico del primer Gobierno del rey para comenzar una década después, a mediados de los 80, un despegue empresarial que incluyó la compra de la constructora Obrascón por una peseta.

Lo mismo que le costaría en el siguiente decenio hacerse con Fertiberia, dentro de una operación gubernamental de reflote de empresas públicas en la que el Gobierno se dejó varios miles de millones de pesetas.
Esa trayectoria ascendente iniciada al socaire de las ansias privatizadoras de los gobiernos de Felipe González y José María Aznar, a la que se sumaron oportunidades generadas por la decadencia de otras firmas como Huarte y Laín, cuya fusión con Obrascón en OHL debutó en bolsa en 1999, se mantuvo con los sucesores de estos: el emporio de Villar Mir, marqués desde 2011, es uno de los principales socios del consorcio español del AVE Medina-La Meca, en el que mantiene una tirante asociación con Florentino Pérez, su sucesor como “gran duque” de esa aristocracia empresarial de La Zarzuela. 

De esa corte también forman parte, o al menos lo hacían hasta hace poco, ejecutivos como Javier López Madrid, yerno de Villar y cuya relación de compiyogui con los actuales reyes, iniciada al coincidir con el futuro Felipe VI en un safari en África, se enfrió oficialmente a raíz de su aparición en varias investigaciones sobre corrupción como los casos Púnica y Lezo, además de las tarjetas black de CajaMadrid, caso en el que fue condenado.

Las buenas relaciones de Juan Carlos con la Monarquía saudí, de hecho, resultaron clave, incluso después de su abdicación, para desatascar ante el Gobierno de aquel país el embrollo entre los empresarios que estuvo a punto de hacer descarrilar un proyecto presupuestado en más de 7.000 millones de euros.

Esos vínculos de Juan Carlos I con las petromonarquías del Golfo Pérsico comenzaron a forjarse a mediados de los años 70, cuando ya estaba sentado en el trono que el dictador Francisco Franco le había reservado, como sucesor, seis años antes de morir. 
Hasta entonces, sus principales apoyos del mundo económico habían sido dos de las familias más poderosas e influyentes de la industria y la banca en el franquismo: los Coca y los Fierro.

Los primeros, ligados al Banco Central de Alfonso Escámez, que sería otro de sus puntales en esa época; los segundos, vinculados al Banesto, cuyo posterior presidente, Mario Conde, intentó, sin éxito, entrar en el círculo de confianza del monarca a través de su padre, Juan de Borbón.

El pacto no escrito de los editores La coronación a finales de 1975 amplió el abanico de apoyos entre las elites locales del dinero, a las que Juan Carlos I sumó rápidamente otro flanco estratégico: el mundo de la prensa. 

A principios de los años 80, tras la dimisión de Adolfo Suárez y el 23-F, los propietarios de los cinco principales grupos mediáticos de Madrid (los Polanco y los Ortega de Prisa, los Luca de Tena de ABC y los Salas de Grupo 16) y de Barcelona (los Godó por La Vanguardia y los Asensio por el Grupo Zeta) “cerraron un pacto no escrito para proteger al rey y, en consecuencia, al régimen. La protección del monarca era un parapeto para el propio régimen en sí mismo porque daba estabilidad institucional”, explica una fuente conocedora de esos acuerdos.

“Se le ha protegido hasta que ocurrió lo de Botsuana”, anota la misma fuente. El episodio de la cacería de elefantes y los vínculos con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, que coincidían en el tiempo con las investigaciones del caso Noos sobre las correrías empresariales de su yerno Iñaki Urdangarín, casado con su hija Cristina, tenían, de hecho, tan escasas probabilidades de blindaje argumental que terminaron provocando su abdicación y la coronación de su hijo, Felipe VI.

Acababan de pasar a la historia las extravagancias dialécticas de escritores como Francisco Umbral, que se definían como republicanos y como “juancarlistas” al mismo tiempo, en consonancia con el viraje ideológico de abdicación del republicanismo que ya habían consumado en la práctica partidos de la izquierda como el PSOE y el PCE. Eran los felices años 90 de los grandes fastos y la crisis que les siguió, una época en la que se ganaría un puesto en la historia del periodismo local Victoria Prego, que eludió difundir la parte de una entrevista en la que el expresidente Suárez le confesaba que si no había sometido a referéndum la elección entre Monarquía y República en la transición era porque estaba convencido de que los españoles habrían optado por la segunda de manera mayoritaria.

 En esas tres décadas y media, Juan Carlos I cultivó una aristocracia mediática en la que, con las balsámicas intervenciones del jefe de la Casa Real Sabino Fernández Campo, más tendente al off the record que a la negación, destacaban periodistas como Luis María Ansón, José Oneto, Margarita Cervera, Pilar Cernuda o Margarita Sáenz Díez y dibujantes como José Mingote (marqués desde 2011), y en la que luego entrarían otros como José Antonio Zarzalejos. Editores como Jesús Polanco, los Luca de Tena o los Godó formaban parte de la nobleza empresarial.

Títulos para la banca, los medios y la energía Entre el apoyo de los Coca y los Fierro y la creación de esa corte de potentados que ha heredado con matices su hijo, más partidario de la discreción que de la ostentación, el rey emérito abrió, con el apoyo de estrechos colaboradores (como su administrador privado Manuel Prado y Colón de Carvajal) sus líneas de contacto con las petromonarquías del Golfo Pérsico, especialmente con Arabia Saudí, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos.

Eran los años dorados de Marbella, los jeques y la jet set, y también los del inicio de un viraje de la economía española hacia una cada vez mayor dependencia del crudo de la que hoy no acaba de desengancharse. Polanco y Prado nunca recibieron títulos aristocráticos, aunque el segundo, presente en varios episodios de aquella España del pelotazo, condenado por dos de ellos (Gran Tibidabo y Wardbase) y relacionado con Conde y De la Rosa, sí obtuvo la gran cruz de la orden de Isabel la Católica por su “lealtad acrisolada y los méritos contraídos”.

 Juan Carlos I sí otorgó a otros títulos de condes, marqueses, barones e infanzones. Su listado, en el que destacan tres tipos de perfil, da pistas acerca de quién integra esa aristocracia del dinero

Un grupo, vinculado a la banca, incluye a José Ángel Sánchez Asiáin, que dirigió el BBVA; Alfonso Escámez, del extinto Banco Central, y Paloma O’Shea, viuda de Emilio Botín y madre de Ana, los dos últimos jefes del Santander.

En otro, en el que se entremezclan el ladrillo y la energía, se sitúan Carlos de Borbón Dos Sicilias, que pasó por los consejos de Cepsa, Abertis y Abengoa; Javier Benjumea, de Abengoa; el propio Villar Mir, y Marcelino Oreja, que pasó por los consejos de Enagás y Repsol tras haber sido comisario europeo de energía y, antes, alto cargo del franquismo, ministro de Exteriores en el segundo Gobierno del Rey y los primeros de UCD y diputado y eurodiputado con el PP.

El tercer bloque es el de los editores de prensa, con Javier Godó, propietario de La Vanguardia, que añadió un título de grande de España a su condado; Guillermo Luca de Tena, de ABC, y José Manuel Lara, fundador de Planeta y ATRESMedia. David Álvarez, fundador de la empresa de seguridad privada y de servicios Eulen, entró también en esa lista solo un mes antes de que Juan Carlos I abdicara en su hijo.

“Toda forma de Estado conlleva una organización económica y un bloque de poder económico que la sustenta”, explica Juste, que apunta a “una continuidad del franquismo a la Monarquía en cuanto que permanecen el rey y los grandes empresarios”. Vendría a ser “el anillo del rey”, del que también forman parte otros empresarios con línea directa con La Zarzuela, como Florentino Pérez y los Entrecanales (Acciona), más acordes, por otro lado, al modelo de discreción que prefiere Felipe VI.

“Toda forma de Estado conlleva una organización económica y un bloque de poder económico que la sustenta”, explica Juste, que apunta a “una continuidad del franquismo a la Monarquía en cuanto que permanecen el rey y los grandes empresarios”. Vendría a ser “el anillo del rey”, del que también forman parte otros empresarios con línea directa con La Zarzuela, como Florentino Pérez y los Entrecanales (Acciona), más acordes, por otro lado, al modelo de discreción que prefiere Felipe VI.

 “La Monarquía actúa como garante de un sistema productivo al que viene dando aval desde los años 70”, apunta Juste. Eso incluye apoyos de Estado como los del AVE Medina-La Meca o el de la crisis Repsol-YPF en Argentina. Y, también, la entrada de hombres de confianza en las grandes empresas, entre los que destaca el paso del exjefe de la Casa Real Fernando Almansa por los consejos de Telefónica y de una filial del BBVA tras dejar La Zarzuela.

 Rafael Spottorno recorrió el camino contrario al pasar de la presidencia de la Fundación CajaMadrid a la Casa Real, de la que fue el último responsable con Juan Carlos I y uno de los primeros cesados por Felipe VI. Hoy espera que el Supremo se pronuncie sobre la condena de dos años de prisión que le impuso la Audiencia Nacional por gastarse más de 220.000 euros con una ‘tarjeta black’.

 “Hay como una estructura que va por encima de los grandes partidos”, señala Villena, que apunta que “a la mayoría de los grupos de poder no los votamos ni los elegimos, sino que tienen una dinámica propia”, y refiere la existencia de lo que vendrían a ser los hombres del rey, a los que define como “trabajadores del régimen, difíciles de vincular con un partido pero que en ocasiones llevan a visualizar la idea del ‘régimen del 78”.

 Muchos de ellos proceden de la cantera de la Abogacía del Estado, como Eduardo Serra, considerado el paradigma de este grupo y cuyo tránsito de secretario de Estado de Defensa con González a ministro del ramo con Aznar en 1996, en plenos polémica y conflicto judicial sobre la desclasificación de los papeles del Cesid y la eventual relación del espionaje español con los GAL, supone un caso inaudito de versatilidad política en un país como España. 

Otros dos ministros de Defensa, Julián García Vargas y Pedro Morenés, uno con el PSOE y otro con el PP, este último vinculado al sector del armamento, son habitualmente señalados como hombres del rey, grupo del que también formaría parte el exsecretario de Estado de Seguridad Ricardo Martí Fluxá. Todos ellos han pasado por consejos de administración de grandes empresas. La mayoría, tras dejar la Administración: Serra pasó por UBS y Deutsche Bank; García Vargas, vinculado a la industria armamentística como presidente de la Asociación Española de las Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio, ha asesorado a Indra y Copisa, y Fluxá preside la inmobiliaria Neinor y ACI, la Asociación Española de Empresas de Consultoría Inmobiliaria.

Morenés, vinculado al sector del armamento antes de pasar por el Consejo de Ministros, es hoy embajador en EEUU. 
No todos los hombres del rey acceden a la aristocracia formal, ni mucho menos, aunque sí confluyen en otro tipo de foros, como fundaciones, institutos y plataformas. 

Entre las primeras destacan por su cercanía a la Casa Real la Fundación de Ayuda a la Drogadicción (FAD), con la reina Sofía como presidenta de honor, que tuvo entre sus creadores hace ya 32 años a Prado y al exministro de Defensa Manuel Gutiérrez Melllado, y la Fundación Princesa de Asturias. En el patronato de la primera menudean los exministros, como Ignacio Bayón; abundan los apellidos de la corte empresarial, como Luca de Tena, Abelló, Asensio, Botín, Brufrau, Godó o Ybarra, y aparecen descendientes de otros ilustres, como Fernando Abril-Martorell.

 En el de la Fundación Princesa de Asturias, una especie de ‘¿Who is who?’ español, Pilar Platero (Sepi, Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) o Luis María Linde (Banco de España) comparten asiento con José Manuel Entrecanales (Acciona), Florentino Pérez (ACS), Francisco González (BBVA), José Oliu (Banc Sabadell), Sol Daurella (Coca-Cola), Borja Prado (Endesa, hijo del administrador privado de Juan Carlos I), Esther Alcocer (FCC), su hermana Alicia (Omega Capital), Isidro Fainé (La Caixa), Ana Patricia Botín (Santander) o José Ignacio Sánchez (Iberdrola).

Otros, como el Real Instituto Elcano, fundado hace 17 años con Serra como presidente, carecen de ese vínculo directo con la Casa Real, aunque también coinciden en él expresidentes del Gobierno como González, Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero con exministros como Marcelino Oreja, ministros en activo y una selecta representación empresarial con vocales de Telefónica, Repsol, Santander, Renfe, OHL, REE, Inditex, Indra, Mutua Madrileña, Iberdrola, Gas Natural-Fenosa, IBM, Enagás, CaixaBank, BBVA, Acerinox, Airbus.

Este último sería el principal foro de ‘segundo nivel’ de la aristocracia del dinero, por detrás de la FAD y la Fundación Princesa de Asturias y con mayor proyección pública que otros como la Plataforma Transforma España que dirige Serra, o el extinto Consejo Empresarial de la Competitividad, disuelto el año pasado, seis después de crearlo, por quince empresas habituales de los anteriores foros en la mayoría de los casos: Telefónica (José María Álvarez-Pallete), Mango (Isak Andic), Banco Santander, Repsol, Acciona, La Caixa, El Corte Inglés (Dimas Gimeno), BBVA, Mapfre (Antonio Huertas), Inditex (Pablo Isla), Grupo Planeta (José Crehueras), ACS, Ferrovial (Rafael del Pino), Mercadona (Juan Roig) e Iberdrola (Ignacio Sánchez Galán), con la presencia del Grupo Barceló (Simón Pedro Barceló), Prensa Ibérica (Javier Moll) y Osborne (Ignacio Osborne) como representantes del Instituto de Empresa Familiar.

En cualquier caso, el rey dispone de numerosos parapetos institucionales al margen de esa corte empresarial, algunos de ellos en el ámbito judicial y otros en el económico. Los principales se encuentran en la propia Constitución, cuyo artículo 56 sitúa al jefe del Estado al margen de cualquier tamiz judicial al establecer que “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”, mientras el 65 veta cualquier fiscalización al señalar que “recibe de los Presupuestos del Estado una cantidad global para el sostenimiento de su Familia y Casa, y distribuye libremente la misma”. Esa regulación permitió hace unos días a la Mesa del Senado rechazar una pregunta del senador de EH Bildu Jon Iñarritu sobre el episodio en el que, según la información de un periódico italiano, un escolta de Juan Carlos I había lanzado por la borda de un yate a una modelo al acercarse la reina a la embarcación. Esos temas, resolvió la mesa, no son “competencia del Gobierno, ya que se refiere a diversas cuestiones que afectan a la Casa Real”. Las cosas de la corte, vino a decir, no atañen a las Cortes.


Artículo tomado de
http://temas.publico.es/14-abril-republica/2018/04/13/los-hombres-del-rey-una-corte-de-poder-economico-y-mediatico-protege-a-la-corona/