domingo, 14 de octubre de 2018

Honduras se inspira en el Sergas



En La Voz de Galicia hace unos días aparecía la siguiente noticia El Gobierno hondureño se ha propuesto el reto de transformar de arriba abajo su sistema sanitario. Para hacerlo, un grupo de cuatro comisionados se ha pasado las últimas dos semanas en Galicia inspirándose en el funcionamiento del Sergas (Servicio Galego de Saude).
Hasta aquí la noticia, el problema es la foto. Ilustran la noticia precisamente con una imagen del Hospital Álvaro Cunqueiro, hospital de gestión privada.
Entonces ya no queda claro si el Gobierno hondureño viene a inspirarse en el sistema público de salud o en el sistema de colaboración público-privada.

Aunque gobierno y medios suelen ocultar que si bien El Cunqueiro está en la red pública, es de gestión privada.
Los partidarios del neoliberalismo, primero crearon el dogma del déficit cero, y con esa excusa, se privatiza todo, para que el estado no se endeude a beneficio de las grandes empresas y evitar que ello tenga impacto en los objetivos de estabilidad presupuestaria, en la UE neoliberal, las empresas cuentan con el apoyo del BEI (Banco Europeo de Inversiones) para los créditos.

Construir un hospital es muy costoso, las empresas han descubierto que su construcción les aporta beneficios, pero una vez lo finalizan se acabaron los beneficios, así que vieron que el negocio redondo sería no solo construirlo, sino explotarlo también. Así que el gobernante de turno le encarga a una Unión Temporal de Empresas (UTE) su  construcción, con lo cual la inversión no figura como tal en las cuentas del estado, lo que no altera el déficit y se le cede la concesión por un período de tiempo, que como hemos visto en otros sectores, se aumentará a beneficio de las empresas.

Todo esto se denomina con una siglas, para que la población en general no se entere que el hospital no es público, el modelo se denomina PFI (Private Finance Initiative). El Cunqueiro para enredarlo aún más está privatizado con la modalidad  DFCFO (diseño, construcción, financiación y operativo), la concesionaria construyó la infraestructura sanitaria a cambio de la gestión de todos los servicios no clínicos.
Este modelo se ha aplicado en siete hospitales de la Comunidad de Madrid y en algunos de otras comunidades autónomas, como Castilla y León, Baleares y Cataluña. Se habla de la privatización de la sanidad madrileña, la privatización del Cunqueiro, no se suele mencionar.

Se dispone de cierta evidencia empírica en relación al uso de fórmulas PFI en el Reino Unido y en Italia. Una primera conclusión es que estas formas de colaboración suponen a la postre un coste total superior al que resultaría de recurrir al endeudamiento público directo para construir la nueva infraestructura sanitaria.  Por no hablar de algo que ya conocemos, la concesionaria en un momento dado dice que no es rentable, exige o más dinero, ya lo ha hecho a los dos años de la inauguración y lo seguirá haciendo, o exige una prórroga para alargar la concesión que de momento es por 20 años y al cabo de un tiempo, le suele traspasar la concesión a un fondo buitre.

Este hospital tiene una gestión similar al modelo Alzira, denominado así porque fue allí donde se hizo el primer hospital que ya sabemos como acabó tras varios rescates. Ahora ha vuelto al sistema público.

Es pavoroso que un gobierno votado por 4 años pueda enajenar el futuro de una población durante 20 años como mínimo y que sea tan costoso revertir la titularidad de un hospital, a pesar de que los concesionarios se quejan de la poca rentabilidad de la concesión. Por otra parte es incomprensible que la excusa que se da para privatizar el hospital sea que es un gasto muy elevado, cuando a la concesionaria le resulta muy rentable.


Según un informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de Sanidad Pública (FADSP), Galicia no solo está entre las siete comunidades con peores servicios sanitarios  sino que cayó 3 puestos.

Sabremos en el futuro si la delegación de Honduras vino a copiar el modelo PFI, modalidad DFCFO, y/o si las empresas beneficiarias del Cunqueiro acaban construyendo hospitales en Honduras.



Enlaces relacionados
https://www.infolibre.es/noticias/economia/2018/10/11/la_cnmc_abre_expediente_sancionador_las_grandes_constructoras_por_montar_cartel_para_repartirse_obra_publica_87646_1011.html
http://nadaesgratis.es/sergi-jimenez/las-concesiones-de-obra-publica-en-sanidad-pfi-entre-decepcionantes-e-inevitables
http://www.elmundo.es/espana/2018/08/15/5b73054ce2704e57218b456e.html

sábado, 6 de octubre de 2018

Blackstone y ellos, los Claudio


El suplemento dominical de economía del pasado 9 de septiembre de La voz de Galicia, nos inquieta diciendo: "quizá usted no lo sepa, pero puede que su casero sea uno de los hombres más ricos del mundo, que para algo ha creado un gigante inmobiliario en España de 20.000 millones de €... Y es que puede que su casa sea una de las miles de viviendas que posee en España, Blackstone. Y seguramente, tampoco sea consciente de que el dueño del inmueble en el que vive es un firme partidario del presidente Trump". 

Blackstone es el mayor propietario inmobiliario del mundo, fundado por Stephen A. Schwarzman y Peter G. Peterson en 1.985 ambos provenientes del banco de inversión Lehman Brothers. Y ya lo tenemos aquí de casero.

El apellido alemán Schwarz significa negro, black en inglés y Peter, del griego petra, significa piedra, stone en inglés. De ahí el nombre Blackstone. En 1987 Roger C. Altman, se unió a ambos, tras abandonar previamente Lehman Brothers. Salió de Blackstone en 1992 para asesorar al gobierno de Bill Clinton como Secretario del Tesoro de los Estados Unidos (Obsérvese, todos de Lehman Brothers).

La empresa es propietaria de las cuatro mayores socimis dedicadas al alquiler de viviendas y suma más del 80% de los activos de este tipo que cotizan en el MAB,  Albirana, Fidere, Torbel y Testa. El fondo buitre posee el dominio absoluto entre las socimis dedicadas a la vivienda en alquiler.

El gestor estadounidense, considerado el mayor propietario de ladrillo del mundo y uno de los mayores fondos de capital riesgo, entró en España con la compra de activos problemáticos de Catalunya Caixa, pero su operación más conocida, y polémica, fue la adquisición de cerca de 1.800 viviendas procedentes del parque público del Ayuntamiento de Madrid, entonces dirigido por Ana Botella.

Blackstone no sólo compra los activos del Santander y de la Caixa, sino también  selló en noviembre del pasado año la adquisición de la cartera inmobiliaria de BBVA por 4.000 millones.
El fondo buitre ya se había hecho con con anterioridad con los activos del Banco Popular.

El Santander le vendió el 50,01% del capital de Testa Residencial, la mayor socimi de vivienda en alquiler de España, que hasta ahora estaba controlada por BBVA, Santander, Merlin y Acciona. Para enfado de José Manuel Entrecanales, de Acciona, ( al que le pagamos por las autopistas), ya que el Santander fraguó la venta de Testa Residencial a sus espaldas.
Blackstone se ha convertido también en el mayor propietario de Hoteles de España. El Trust de las "camas"

Schwarzman no actúa directamente de comprador y casero en este país.  En este neocolonialismo económico de la globalización, el virrey de Blackstone es Claudio Boada Pallerés,  un empresario que hereda el extenso currículo familiar que comienza a fraguarse en la época franquista.  Boada es uno de los que más poder acapara en el mundo empresarial. En 2012 se incorporó como senior advisor en Blackstone con la misión de conseguir oportunidades de negocio inmobiliario en España y Portugal, para ello se desvinculó del fondo de capital riesgo de Atlas Capital, que en 2007 le había fichado como presidente y abandonó la presidencia del Círculo de Empresarios tras ocho años en el cargo.

Boada trabajó para Banco de Bilbao, Dillon Read y fue director general de Banco de Progreso (Grupo March, de 2000 al 2004, fue  presidente de la filial española de Leman Brothers, de donde proceden sus amos y en donde había trabajado tres lustros. Le sustituyó en el cargo Luis de Guindos quien estaba de presidente cuando se produjo la quiebra. Lehman Brothers quebró, pero sus componentes se repartieron como esporas por todos los centros de poder económico, presentados como competentes y artífices de la recuperación, tras el cataclismo económico que ellos mismos habían provocado.

En 2013, se incorporó como consejero independiente a Prisa. También fue presidente de la empresa Holcim España, donde coincidió con un secretario de Estado de Aznar, José Manuel Serra Peris (imputado en el caso Bankia). Es consejero de Abantia Empresarial, SAP España y del Banco HSBC  Por si fuera poco, la aseguradora Aegon España le ha nombrado nuevo presidente de su consejo de administración.

Claudio Boada Pallerés es hijo de Claudio Boada Vilallonga.
El padre de Claudio Boada Villalonga fue almacenista de ferretería que vivió muchos años en Filipinas.
Boada Vilallonga, de formación ingeniero,  comienza a trabajar en unos talleres de Tarrasa, en 1950 conoce a Wifredo Ricart que lo introducirá en las nuevas empresas creadas por el régimen franquista. en 1957, fue nombrado presidente de ENASA (Empresa nacional de Autocamiones S. A.) En 1967 fue  presidente de Altos Hornos de Vizcaya.
En 1970 dejó el cargo cuando el ministro de Industria José María López de Letona lo nombró presidente del Instituto Nacional de Industria (INI), cargo que ocupó hasta 1974 que pasó a la banca llegando a ser director del Banco de Madrid.
De 1977 a 1979 vivió a ser nuevamente presidente de Altos Hornos de Vizcaya
De 1981 a 1984 , presidiría el recién creado Instituto Nacional de Hidrocarburos (INH), cargo que abandonaría  para ocuparse de la presidencia del Banco Hispano Americano (BHA) hasta 1991.

Fue socio fundador junto con López de Letona, ministro franquista,  del Círculo de Empresarios. Institución que presidió su hijo y de la que es presidente de honor.  
Claudio Boada senior,  coincidió con Miguel Boyer en el INI,  y allí acudió  Boyer ministro de Economía y Hacienda del primer gobierno de Felipe González, a pescar empresarios amigos de Boada para administrar empresas públicas –a pesar de su vinculación con el antiguo régimen de Franco.

Claudio Boada Villalonga tuvo 4 hijos, además de Claudio Boada junior, el virrey de Blackstone,  Pedro Boada, responsable de banca transaccional y miembro del equipo de dirección de JP Morgan en la península ibérica, que dejó la entidad a finales de 2017 después de 37 años en el sector.

El padre, patrono en las grandes empresas del franquismo y el hijo "casero"  al servicio del capital americano en la "democracia".





Lectura recomendada.
https://elpais.com/diario/1983/01/16/economia/411519604_850215.html

Enlaces relacionados. 
http://www.europapress.es/economia/finanzas-00340/noticia-boada-blackstone-dice-fondos-jugado-gran-papel-saneamiento-balances-bancarios-20180627194155.html
https://www.laopinioncoruna.es/economia/2018/07/20/fondos-buitre-elevan-apuesta-ladrillo/1311769.html
https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/9390680/09/18/Economia-Empresas-Merlin-
https://galicia.economiadigital.es/finanzas-y-macro/blackstone-irrumpe-como-gigante-inmobiliario-en-galicia_503258_102.html
https://www.eldiario.es/economia/Pedro-Sanchez-anuncia-prohibir-vivienda_0_813668692.html
https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/9390680/09/18/Economia-Empresas-Merlin-Properties-vende-su-participacion-en-Testa-Residencial-a-Blackstone-por-3212-millones.html
https://www.lainformacion.com/empresas/blackstone-coloca-a-su-hombre-fuerte-para-espana-al-frente-de-la-nueva-aliseda/6342345