domingo, 14 de octubre de 2018

Honduras se inspira en el Sergas



En La Voz de Galicia hace unos días aparecía la siguiente noticia El Gobierno hondureño se ha propuesto el reto de transformar de arriba abajo su sistema sanitario. Para hacerlo, un grupo de cuatro comisionados se ha pasado las últimas dos semanas en Galicia inspirándose en el funcionamiento del Sergas (Servicio Galego de Saude).
Hasta aquí la noticia, el problema es la foto. Ilustran la noticia precisamente con una imagen del Hospital Álvaro Cunqueiro, hospital de gestión privada.
Entonces ya no queda claro si el Gobierno hondureño viene a inspirarse en el sistema público de salud o en el sistema de colaboración público-privada.

Aunque gobierno y medios suelen ocultar que si bien El Cunqueiro está en la red pública, es de gestión privada.
Los partidarios del neoliberalismo, primero crearon el dogma del déficit cero, y con esa excusa, se privatiza todo, para que el estado no se endeude a beneficio de las grandes empresas y evitar que ello tenga impacto en los objetivos de estabilidad presupuestaria, en la UE neoliberal, las empresas cuentan con el apoyo del BEI (Banco Europeo de Inversiones) para los créditos.

Construir un hospital es muy costoso, las empresas han descubierto que su construcción les aporta beneficios, pero una vez lo finalizan se acabaron los beneficios, así que vieron que el negocio redondo sería no solo construirlo, sino explotarlo también. Así que el gobernante de turno le encarga a una Unión Temporal de Empresas (UTE) su  construcción, con lo cual la inversión no figura como tal en las cuentas del estado, lo que no altera el déficit y se le cede la concesión por un período de tiempo, que como hemos visto en otros sectores, se aumentará a beneficio de las empresas.

Todo esto se denomina con una siglas, para que la población en general no se entere que el hospital no es público, el modelo se denomina PFI (Private Finance Initiative). El Cunqueiro para enredarlo aún más está privatizado con la modalidad  DFCFO (diseño, construcción, financiación y operativo), la concesionaria construyó la infraestructura sanitaria a cambio de la gestión de todos los servicios no clínicos.
Este modelo se ha aplicado en siete hospitales de la Comunidad de Madrid y en algunos de otras comunidades autónomas, como Castilla y León, Baleares y Cataluña. Se habla de la privatización de la sanidad madrileña, la privatización del Cunqueiro, no se suele mencionar.

Se dispone de cierta evidencia empírica en relación al uso de fórmulas PFI en el Reino Unido y en Italia. Una primera conclusión es que estas formas de colaboración suponen a la postre un coste total superior al que resultaría de recurrir al endeudamiento público directo para construir la nueva infraestructura sanitaria.  Por no hablar de algo que ya conocemos, la concesionaria en un momento dado dice que no es rentable, exige o más dinero, ya lo ha hecho a los dos años de la inauguración y lo seguirá haciendo, o exige una prórroga para alargar la concesión que de momento es por 20 años y al cabo de un tiempo, le suele traspasar la concesión a un fondo buitre.

Este hospital tiene una gestión similar al modelo Alzira, denominado así porque fue allí donde se hizo el primer hospital que ya sabemos como acabó tras varios rescates. Ahora ha vuelto al sistema público.

Es pavoroso que un gobierno votado por 4 años pueda enajenar el futuro de una población durante 20 años como mínimo y que sea tan costoso revertir la titularidad de un hospital, a pesar de que los concesionarios se quejan de la poca rentabilidad de la concesión. Por otra parte es incomprensible que la excusa que se da para privatizar el hospital sea que es un gasto muy elevado, cuando a la concesionaria le resulta muy rentable.


Según un informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de Sanidad Pública (FADSP), Galicia no solo está entre las siete comunidades con peores servicios sanitarios  sino que cayó 3 puestos.

Sabremos en el futuro si la delegación de Honduras vino a copiar el modelo PFI, modalidad DFCFO, y/o si las empresas beneficiarias del Cunqueiro acaban construyendo hospitales en Honduras.



Enlaces relacionados
https://www.infolibre.es/noticias/economia/2018/10/11/la_cnmc_abre_expediente_sancionador_las_grandes_constructoras_por_montar_cartel_para_repartirse_obra_publica_87646_1011.html
http://nadaesgratis.es/sergi-jimenez/las-concesiones-de-obra-publica-en-sanidad-pfi-entre-decepcionantes-e-inevitables
http://www.elmundo.es/espana/2018/08/15/5b73054ce2704e57218b456e.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario