martes, 19 de marzo de 2019

Hospital Cunqueiro: Un letrero para tapar la privatización


Hospital Cunqueiro, "hospital público". Hospital que no es público de Vigo

Entre las fake news, las medias verdades, los oxímoron etc. nos están retocando la realidad al más puro estilo photo shop.

La Xunta se gasta medio millón de euros en 10 carteles para que en los centros hospitalarios figure en lugar visible  el lema "Hospital Público" porque pretende  que dejen clara la naturaleza de sus centros sanitarios.

Los letreros se colocarán en lugares bien visibles de diez hospitales: el Álvaro Cunqueiro y el Meixoeiro de Vigo, el Clínico de Santiago y Conxo, y los centros hospitalarios de Ourense, Verín, Valdeorras, Montecelo de Pontevedra, O Salnés y Barbanza.

Esto sería una buena cosa si no fuese porque uno de ellos, el Cunqueiro de Vigo es de gestión privada. Privatizado con el sistema  que se ha dado en llamar "Modelo Alzira", pues fue en Alzira donde comenzó "el experimento" y que con el paso del tiempo quedó claro que fue un fracaso de tal magnitud que tuvo que ser "rescatado" y pasar a ser de titularidad pública.

El Cunqueiro es un hospital con ánimo de lucro y a beneficio de la iniciativa privada. Las razones que da la Xunta para que la población trague con que es público son que en él trabaja personal del SERGAS (Servicio Galego de Saúde) y que no se cobra a nadie, aunque lo pagamos todos, incluidos sus beneficios. Que no se cobre a nadie no es criterio para considerarlo público Por extensión los colegios privados concertados se podrían considerar públicos. Lo público es sin ánimo de lucro, es su principal característica, las vesículas no pueden dar dividendos.

Como la población está en pie de guerra contra la privatización de la sanidad, gobiernos y corporaciones encontraron un atajo. Construir un hospital es negocio pero termina cuando concluye la obra, así que con la concesión del mismo, pervive el negocio en el tiempo. Es una privatización encubierta y concluye el engaño a la población con el rótulo de "hospital público".

En el CHUAC, hospital público de A Coruña (ese sí que cumple todos los requisitos) se está planteando o bien la ampliación o bien edificarlo en otro terreno, se está "estudiando". Para echarse a temblar, la manera más fácil de privatizar un hospital es construirlo de nuevo, porque enajenar  a una empresa o a una UTE un hospital ya construido supondría el  rechazo de la ciudadanía que se opone con uñas y dientes a la privatización de la sanidad.

Para tratar de neutralizar la oposición de la ciudadanía, salen de vez en cuando "expertos" que primero nos explicaban que lo privatizado funcionaba mejor, ahora como eso ya no cuela, el discurso es que lo privado no tiene por qué funcionar peor que lo público, pero además se está realizando una labor de "zapa" en los cerebros de los ciudadanos, esos que creen que piensan por sí mismos. Se trata de deslizar el concepto paciente al concepto cliente.

Hasta ahora las series televisivas de médicos y hospitales españoles se desarrollaban en hospitales públicos, como Hospital Central. Hace algún tiempo se estrenó en televisión Hospital Valle Norte en RTVE, el Hospital Valle Norte es un gran hospital y es privado. En una escena, un médico al más puro estilo emprendedor, dice que si consiguiesen hacer un tipo de operación, conseguiría tremendas colas de gente para ser operados.

Afortunadamente Hospital Valle Norte  va a desaparecer por falta de share, pero ¿cómo llegó una serie que hace propaganda de los hospitales privados a la televisión pública?

Muy fácil, la serie es de  José Frade producciones. Después de años desaparecido del mapa audiovisual, Frade conseguía volver a producir para la televisión gracias al anterior presidente de la cadena pública José Antonio Sánchez,  que fue director de los servicios informativos de Canal 7, el extinto canal autonómico privado de la Comunidad de Madrid propiedad de Frade. ¡Casualidades¡

José Antonio Sánchez fue director de RTVE con Aznar en el negro período de Urdaci, cuando Zapatero gana las elecciones es destituido y se refugia en Telefónica desde 2004 al 2011 como director general de la División Latinoamericana de Telefónica Internacional, en julio de 2011 regresó al medio televisivo al ser nombrado director general de Telemadrid  y en octubre de 2014 fue nombrado por el gobierno del PP,  Presidente de nuevo de RTVE, hasta que cayó el gobierno Rajoy. 




La noticia
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2019/03/16/xunta-gasta-medio-millon-10-carteles-hospital-publico/0003_201903G16P8993.htm

Enlaces relacionados
http://www.angelesgarciaportela.com/2016/12/el-cunqueiro-la-klebsiella-y-la-opacidad.html
http://www.angelesgarciaportela.com/2018/05/ropa-sucia-en-el-cunqueiro.html
http://www.angelesgarciaportela.com/2017/01/el-cunqueiro-y-su-vergonzante.html

2 comentarios: