domingo, 27 de marzo de 2011

¿Lobbies o sobornos?

Hoy en el diario Público, se informaba que el "Sunday Times" le había tendido una trampa a un eurodiputado del PP fingiendo ser un falso lobby, para que retocara una directiva de protección a los consumidores. Ya en diciembre del 2007, se alertaba de la existencia de poderosos lobbies, palabra que suena muy bien en inglés pero en realidad es puro y duro sobornar, y los sobornados son simplemente unos vendidos. Tomo un extracto del post y recomiendo su lectura: "... Aunque nadie los ha votado y los políticos rara vez hablan de sus compromisos con Monsanto, Bayer, Telefónica, Vodafone, Philp Morris o Repsol, ninguna decisión comunitaria se toma hoy sin ser negociada antes con una pléyade de lobbistas corporativos..." Mientras dinero y poder se entremezclen, no hay salida.

5 comentarios:

  1. Nos pensamos (erroneamente) que estamos con mejor salud democrática que nuestros vecinos de la orilla sur del mediterraneo, ni nuestros representantes nos representan ni pinchamos ni cortamos nada ni siquiera cada cuatro años, da igual quien tenga el gobierno de turno en cualquiera de las instituciones que mas que poseer nos poseen a nosotros. Con estos mimbres ¿A quien votaremos y para que?. Estamos ante el fín de la democracia parlamentaria, la corupción , el nepostismo ,el oscurantismo, la falta de compromiso con el elector, la unión del politico cono los poderes oscuros del dinero sean como sea la representación que adquieran, se la han cargado, ahora a esperar que todos nos demos cuenta que esta muerta

    ResponderEliminar
  2. Angeles te sigo en público, es la primera vez que entro en tu blog y no se como va, mi nick en público es lobetano, no coincido contigo en que el problema es el dinero, el problema es la absoluta indiferencia del ciudadano ante el abuso del capital. Pero está claro desde mi punto de vista que están tratando de evitar la democratización de la energía, las renovables no dependen de un combustible escaso y controlable y eso deja a los de siempre sin el poder de decidir otra parcela básica de la vida de los hombres, ya les ha pasado con la información y no permitirán que pase sin luchar.

    ResponderEliminar
  3. El dinero compra voluntades, la codicia de unos y la apatía del pueblo, nos llevó a donde estamos, no solo están evitando la democratización de la energía, se trata de la privatización de todo, la riqueza para unos pocos y las radiaciones y la miseria para la mayoría y encima votándoles con la papeleta entre los dientes. Saludos date una vuelta por aquí cuando quieras.

    ResponderEliminar
  4. hola Angeles, como sé que participas en los foros de Público digital te hago el siguiente comentario que estoy difundiendo por foros y blogs para que se sepa la censura de este medio al servicio del poder. Gracias y perdó por el off topic

    Comentario censurado en el diario Público digital sobre el articulo del enlace
    http://www.publico.es/368552/los-gobiernos-no-han-estado-a-la-altura-con-los-jovenes

    "Stéphane Hessel. Activista. El autor de ‘¡Indignaos!’ invita a la rebelión pacífica contra las fuerzas financieras que dominan el mundo"
    ________________________________
    El problema es que las agencias de inteligencia de los estados, de las falsas democracias, ya saben como criminalizar las rebeliones pacíficas y convertirlas en rebeliones violentas; es muy fácil en esas rebeliones pacíficas introducir elementos al servicio de esas agencias que se dediquen a hacer actos violentos, para luego venderlos como tales en los medios de lobotomización y tener excusas para tomar medidas de represión contras los rebeldes pacíficos. El mayor problema que tenemos hoy en dia para conseguir unas verdaderas democracias es la desinformación y la manipulación desde los médios que están controlados en un 99% por las mafias capitalistas y por las mafias politicas; al terrorismo de estado lo llaman peyorativamente "ayudas humanitarias" o "servicios del estado de protección de la ciudadania", o definiciones por el estilo. Ese es el principal gran reto por el que tendrian que luchar los militantes de las organizaciones que se consideren revolucionarias o anticapitalistas, y que tengan como objetivo unas verdaderas democracias de verdadera justicia social.

    ResponderEliminar
  5. "el problema es la absoluta indiferencia del ciudadano ante el abuso del capital"

    Coincido contigo, ese es el problema. Tenemos lo que nos merecemos.

    ResponderEliminar