viernes, 13 de noviembre de 2020

Dos delitos, dos condenas



Ser un perderasta en este caso no le lleva a la cárcel, difundir un video de sujección con correas de un joven sí.
Dos casos relacionados con la juventud y dos sentencias muy diferentes.

Difundir un video de un menor que es atado a la cama de un Centro de Internamiento de menores lleva al que denunció el hecho a la cárcel, cuando por ese mismo hecho falleció un joven en el centro. 
Abusar de un alumno en el colegio del Opus Dei de Gaztelueta (Bizkaia), de 2008 a 2010, acaba no conllevando pena de cárcel.

En julio del pasado año, en Almería, en el  Centro de Internamiento de Menores Tierras de Oria, centro gestionado por Ginso, una polémica empresa, Iliass Tahiri, un joven conflictivo que acababa de cumplir 18 años, acabó boca abajo en una cama, atado de pies y manos por cinco personas en una pequeña habitación de la zona de especial seguridad del citado centro almeriense. Muerto.  

La autopsia del joven atado en un centro de menores de Almería confirma la asfixia. La maniobra para inmovilizarlo, según reflejan las videocámaras, se produjo entre las 14.46 y las 14.50, momento en que “deja de moverse”, tal y como describe y analiza los vídeos el forense Juan Luis Sánchez Blanque en su informe.

En febrero de este año se archiva la causa, en octubre se vuelve a reabrir como suele ocurrir con ciertos espinosos procesos como el caso del accidente del Alvia y otros. 

Pues ahora uno de los difusores de un video de una inmovilización del centro de menores ha sido condenado a dos años y medio de cárcel.

El  Defensor del Pueblo acaba de denunciar las inmovilizaciones con correas en ese centro 

Un profesor del colegio del Opus Dei de Gaztelueta  abusó de un alumno del 2008 al 2010.  El colegio, en su día  decidió dar la espalda al alumno y apoyar al profesor. Los padres trasladaron de colegio a su hijo, aunque siguió sufriendo ciberacoso por parte de sus antiguos compañeros. El centro, envió al abusador a Australia para “aprender inglés” y en 2012 la justicia cerró el caso. 

En diciembre de aquel año, El Mundo contó lo ocurrido y el fiscal superior del País Vasco reabrió el caso, pero volvió a cerrarlo por falta de pruebas. Sin embargo, en 2014 el papa Francisco inició un proceso canónico para esclarecer lo ocurrido. En ese momento entró en escena el sacerdote y ex comisario Silverio Nieto, que según la familia interrogó de manera desproporcionada al menor. Meses después, los tribunales eclesiásticos no vieron delito y pidieron que “se restableciera el buen nombre del profesor”. 

Al año siguiente, cuando la víctima fue mayor de edad, presentó una denuncia él mismo ante la justicia civil, y el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Getxo (Bizkaia) imputó a Martínez por pederastia. Desde entonces, el centro abrió un blog para defender a su profesor y, a pesar de la condena de la Audiencia, se negó a aceptar los hechos. La Audiencia lo condenó a 11 años.

Ahora Marchena y el TS rebajó la pena, lo condena a dos años por lo que no pisará la cárcel. 

Enlace relacionado

https://www.angelesgarciaportela.com/2020/02/el-negocio-de-los-reformatorios-sin.html

Enlaces

https://elpais.com/sociedad/2020-09-28/el-supremo-rebaja-la-pena-de-11-a-dos-anos-de-carcel-al-profesor-pederasta-del-colegio-gaztelueta.html

https://elpais.com/sociedad/2020-09-28/el-supremo-rebaja-la-pena-de-11-a-dos-anos-de-carcel-al-profesor-pederasta-del-colegio-gaztelueta.html

https://www.eldiario.es/andalucia/almeria/anos-medio-carcel-joven-difundio-video-denunciar-inmovilizaciones-cama-centro-menores_1_6401034.htmlhttps://andaluciainformacion.es/almeria/929246/la-audiencia-reabre-causa-por-la-muerte-en-tierras-de-ori

https://elpais.com/politica/2020/02/21/actualidad/1582283547_835351.html

https://www.elplural.com/politica/los-genoveses/manuel-marchena-el-ariete-judicial-del-pp_103025102

martes, 6 de octubre de 2020

Hellín: Del Emilio que asesina a Yolanda González a Luis Enrique dar cursos a la policía



Si se le pregunta a cualquiera si sabe quién es Miguel Ángel Blanco todo el mundo dirá que por supuesto. Si se le pregunta quién es Yolanda González la mayoría de la gente negará con la cabeza.
Ahora que la derecha vuelve a rezumar odio, orgullosa y públicamente, siempre lo hace cuando no gobierna, no está de más recordar el asesinato de Yolanda González.

El crimen lo describe el periodista Carlos Fonseca en su libro titulado: "No te olvides de mi: Yolanda González, el crimen más brutal de la Transición". Probablemente no suene el título, tampoco sonará el nombre del periodista. El  libro no entrará en los circuitos  que entra Patria, porque no interesa. No habrá serie tampoco. Los familiares impotentes, pelean por conservar la memoria.

Carlos Fonseca tiene también un libro acerca de las Trece Rosas, atacadas y calumniadas por la extrema derecha. A esas mentiras y ataques, sí se han hecho eco los medios y los han amplificado el periodismo cloaquero.

La derecha en este país ha conseguido en los medios de comunicación masiva, ganar el relato de que la violencia es patrimonio de la izquierda, porque los muertos de derechas los estiran, los amplifican y los manosean hasta límites insospechados. Los asesinados por la derecha, se ocultan, se culpabilizan y lo que es peor, sus asesinos acaban rehabilitados y blanqueados.
Pareciera que unas vidas son más importantes que otras. 

El caso de Yolanda González es paradigmático de lo que ocurrió y lo que supuso la Transición y solo lo conocemos los que lo hemos vivido y leído en su día en la prensa.

En 1979 Yolanda González, de 19 años, troskista, militante del Partido Socialista de los Trabajadores, se va a Madrid con su pareja, Alejandro Arizcun Cela, sobrino de Camilo José Cela, comparten piso con una compañera.
Yolanda organiza  la coordinadora de estudiantes de enseñanzas medias para oponerse al Estatuto de Centros Docentes del gobierno de Adolfo Suárez. La extrema derecha sospecha que es de ETA, todavía siguen con esa obsesión, a pesar de que ya no existe, todo es ETA.

El 1 de febrero de 1980, Emilio Hellín e Ignacio Abad, subieron hasta el domicilio de Yolanda en un cuarto piso, llamaron a la puerta y mediante un engaño consiguieron que la joven la abriera, la amenazaron con sendas pistolas y la obligaron a acompañarles al automóvil de Hellín. En las inmediaciones la esperaban los integrantes del Grupo 41, a los que  Juan Carlos Rodas, agente de la Policia Nacional, decidió acompañar participando en la vigilancia exterior.

Siendo maltratada e interrogada por el camino, al llegar a San Martín de Valdeiglesias (Madrid), se bajaron del vehículo y Emilio Hellín Moro le descerrajó en la cabeza dos tiros a 70 centímetros con una pistola Walther P-38, calibre 9 milímetros Parabellum  y fue rematada por Ignacio Abad Velázquez con otro disparo, estando aún con vida, según relata la sentencia condenatoria. El cadáver de Yolanda fue encontrado por dos trabajadores en torno a las 9 de la mañana del 2 de febrero de 1980.

El asesinato fue reivindicado por el batallón  Batallón Vasco Español, grupo operativo-militar, que comunicaba:

 "El Batallón Vasco Español reivindica el arresto, secuestro y ejecución de Yolanda González Martín, natural de Deusto, integrante del comando de ETA, rama estudiantil-IASI-, del que también forman parte otras dos personas con domicilio en Madrid y que utilizan como tapadera y acción de masas a grupos políticos de ideología trotskista y maoísta, donde se amparan sus actividades. Por una España grande, libre y única. ¡Arriba España!»
Siempre "Arriba España" junto a la muerte.

Al día siguiente, al enterarse por la prensa de su muerte, el policía Juan Carlos Rodas Crespo sorprendido y arrepentido por el resultado final de lo que creía era un simple interrogatorio, denunció los hechos ante sus superiores policiales de Getafe lo que aceleró las investigaciones y la resolución del caso.


Fueron detenidas 7 personas entre las que se encontraban los miembros de Fuerza Nueva, Emilio Hellín Moro e Ignacio Abad Velázquez, quienes habían apretado el gatillo y que contaron con la colaboración de varios sujetos más José Ricardo Prieto, Félix Pérez Ajero, Juan Carlos Rodas Crespo y David Martínez.

Emilio Hellín Moro, entonces de 32 años, un ultraderechista que, en su versión de ciudadano ejemplar, regentaba una academia llamada Instituto de Estudios Electrónicos, a pocos metros de la Gran Vía Madrileña; en su lado oscuro lideraba el Grupo 41, un comando armado del partido ultraderechista Fuerza Nueva (FN).

Entre los implicados en el crimen que fueron condenados había miembros activos o en excedencia de los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado.

La causa se abre en febrero a cargo del magistrado, Ricardo Varón Cobos  que intenta cerrarla en diciembre, sin que las acusaciones tuvieran ocasión de interrogar a los detenidos. Y a pesar de que tiene los testimonios incriminatorios de Hellín e Ignacio Abad contra Martínez Loza, le deja en libertad. Varón Cobos quería cerrar la causa sólo con estos, que confesaron el asesinato. No permitió preguntar a la acusación, y la calificó de homicidio porque no sabía si Yolanda, cuando la dispararon, estaba intentando escapar. Al final, por orden de instancias superiores, Martínez Loza fue procesado.
Los acusados a veces tenían la información antes de que los propios abogados la consiguiesen.

Toda la investigación y la instrucción está plagada de irregularidades. Después del asesinato, Hellín se va a Vitoria y está con un policía amigo. Y este policía tarda meses en decir que estuvo con él y con otros colegas tomando copas.
Ricardo Varón Cobos, al final, fue expulsado de la carrera judicial por dejar en libertad a Bardelino, un mafioso, aunque posteriormente vió rebajada la pena y fue readmitido en la carrera judicial.

La sentencia condenó a  Emilio Hellín a 43 años de Cárcel, a Ignacio Abad a 28 y a Martínez Loza a 6 años.
Y en agosto de 1980, el mismo año del asesinato, durante el procedimiento judicial, se fuga Hellín de la prisión de Alcalá, en compañía de 9 reclusos, resultó herido en un breve tiroteo, fue detenido el mismo día. La causa desaparece y cuando reaparece, ya había prescrito.

La sentencia condenó a  Emilio Hellín a 43 años de Cárcel, a Ignacio Abad a 28 y a Martínez Loza a 6 años y al confidente, Juan Carlos Rodas, le cayeron 3 meses.

Siete años después estando en la prisión de Zamora se le concedió un permiso, el juez encargado de la cárcel, el vallisoletano José Donato Andrés Sanz, que ya había desatado la polémica por haber concedido a Carlos García Juliá y José Fernández Cerrá, condenados por la matanza de Atocha, un permiso para salir de prisión por Navidades en 1984. Pues bien el juez José Donato Andrés Sanz le concede un permiso a Hellín, con lo que se volvió a escapar esta vez con éxito.

Se instala con su familia en el Paraguay del dictador Stroessner. Se inscribe en la embajada él, su mujer y sus tres hijos, a pesar de que había una orden de búsqueda, el embajador no notifica su presencia.
Los ultraderechistas iban con cartas de recomendación. Hellín realiza funciones de asesoramiento a la policía del dictador. 
Cuando cae Stroessner,  su consuegro da otro golpe de  Estado, algunos asesinos de extrema derecha parten hacia Brasil porque ya no disfrutan de protección, pero Hellín confiado se queda y en 1990 en una feria de informática, es reconocido por lo que se pide la extradición.

En una entrevista con el asesino Emilio Hellín en la cárcel de Asunción en 1990 en vísperas de su extradición, manifiesta que nació en el seno de la guardia civil, que  tuvo una formación con cierta influencia  militar  y siempre se consideró una "persona de orden".  Su padre, hermano y cuñado pertenecían a la Guardia Civil, él fue seminarista.

Entre  las prisiones de Zamora y en Jaén completó los 14 años de los 43 iniciales. En el 95 consigue el tercer grado y en 1996 sale de la cárcel, un juzgado le otorga nueva identidad, cambiando de nombre a Luis Enrique en lugar de Emilio.

El periodista Jose Maria Irujo descubre que Hellín trabaja para la policia.

El nuevo Luis Enrique Hellín Moro reaparece como uno de los principales asesores del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, participa en investigaciones judicializadas sobre terrorismo y delincuencia, imparte cursos de formación a agentes de este cuerpo, de la Policía Nacional, el Ministerio de Defensa, Ertzaintza y Mossos d’Esquadra, da conferencias a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado en organismos oficiales y cobra por sus servicios del Ministerio del Interior.

En un curriculum vitae fechado en noviembre de 2017, Hellín aseguraba ser también profesor de la Escuela de Policía de la Comunidad de Madrid, instructor de funcionarios del Ministerio de Defensa y asesor de magistrados y fiscales.  Como ejemplo de su trabajo como perito judicial y de parte, citaba entre los asuntos en los que había intervenido el conocido como caso Faisán, el chivatazo a ETA por parte de mandos policiales de una redada contra una red de extorsión de la banda en 2011.

El caso Bretón, el asesinato de dos menores a manos de su padre en 2013 en Córdoba, o, más recientemente, el caso Jimmy, la muerte en 2014 de un hincha del Deportivo de la Coruña que fue arrojado al río Manzanares por seguidores del Atlético de Madrid.
Actividades que desarrolla a través de sus compañías Net Computer Forensics S.L. y New Technology.
Sale a la luz que ha conseguido 15 contratos por valor de 140.000 euros y que ejerció como asesor para jueces y fiscales 

También ha colaborado con el Instituto Andaluz Universitario de Criminología y ha compartido ponencia con el magistrado de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco. Hellín es técnico superior de Auditoría Informática por la Universidad Católica de Ávila y diploma especializado en sistemas de telecomunicación por la Universitat de València (UV).

Perito Judicial e instructor de policías el artífice de uno de los crímenes mas brutales de la Transición.

Hellín, jamás se ha arrepentido y no ha pedido perdón a la familia y aún teniendo derecho a rehacer su vida, parece incompatible moralmente que pueda prestar servicios para asesorar e investigar a ciudadanos y formar a miembros de las FSE.

Un parque de Madrid lleva el nombre de Yolanda, la placa ha sido atacada por ultraderechistas varias veces.
Desde la muerte del dictador en 1975 hasta diciembre de 1983 se produjeron 58 muertes por violencia policial, 51 asesinatos a manos de la extrema derecha y 21 por guerra sucia.

Gerardo Quintana, el defensor de Torres Rojas en el 23 F niega que haya habido terrorismo de extrema derecha. Sostiene que los actos estaban realizados por chicos "que no sabían lo que estaban haciendo".
Como no existe "terrorismo" de extrema derecha, a Yolanda no se la considera víctima del terrorismo
Se negó reiteradamente el hecho  del terrorismo fascista.
La memoria pareciera que es solo para algunos muertos.


                                                          El pdocast de RNE
https://mediavod-lvlt.rtve.es/resources/TE_SRDOCU/mp3/5/5/1600433046555.mp3

Enlaces relacionados
https://yolglez.wordpress.com/page/2/
https://www.elcorreo.com/vizcaya/20130301/mas-actualidad/politica/memoria-yolanda-201303011106.html
https://www.sinpermiso.info/textos/yolanda-gonzlez-su-asesino-anda-suelto-para-vergenza-de-la-democracia-dossier
https://www.elcorreo.com/vizcaya/20130301/mas-actualidad/politica/memoria-yolanda-201303011106.html?ref=
https://www.eldiario.es/canariasahora/tribunales/union-contrata-condenado-asesinar-socialista_1_1672993.html
https://rebelion.org/emilio-hellin-tiene-que-dejar-de-ser-asesor-del-ministerio-de-interior/
https://www.facebook.com/nopagueisasesinos/posts/548733211815683/
https://www.elsaltodiario.com/extrema-derecha/emilio-hellin-paraguay-stroessner-profugos-extrema-derecha
https://elpais.com/diario/1982/04/03/sociedad/386632801_850215.html
https://www.revistahincapie.com/vinader-delincuente-los-delincuentes-eran-fuerza-nueva-y-la-judicatura-espanola/
https://www.teinteresa.es/politica/Asier-Gonzalez-Yolanda-Hellin-Moro_0_931108289.html
https://confilegal.com/20180915-carlos-fonseca-los-jueces-y-los-fiscales-de-ahora-no-son-como-los-de-la-transicion/
https://es.wikipedia.org/wiki/Xavier_Vinader
https://elpais.com/diario/1988/01/12/sociedad/568940402_850215.html

lunes, 20 de julio de 2020

Trump: Vargas Llosa versus Eric González


En la sección de El País "Piedra de toque" que escribe Vargas Llosa, el pasado día 5, en su artículo titulado "Casa de locos"comentaba su impresiones acerca del libro de John Bolton, titulado "The Room Where It Happened "(El cuarto donde aquello sucedió), publicado en  Estados Unidos, luego de ser autorizado por los jueces ya que Trump intentó evitar su publicación.

Bolton cuenta en el libro su experiencia de trabajar junto a Trump, el presidente de Estados Unidos y ajusta cuentas con el peculiar presidente.
Bolton, nombrado y cesado por Trump como consejero para la Seguridad Nacional es "un conservador ultra, pero culto y bien informado", según Vargas Llosa y tras leer el libro se posiciona con él frente a Trump, al que el Consejero  deja como un ignorante.

Vargas Llosa para hacer la cosa más épica, recuerda los orígenes de Bolton, "pertenece a una familia obrera de Maryland y estudió Derecho en Yale gracias a becas y préstamos. Desde muy joven fue republicano y defendió las opciones más conservadoras y reaccionarias, con argumentos, es preciso decirlo, bastante más sólidos de los que suele usar aquel gremio político".
Sostiene que leyendo el libro el personaje de Bolton le despierta simpatía

El escritor peruano, como neoliberal, siempre remarca los orígenes humildes de los protagonistas, cuando estos se dan, para demostrar y autodemostrarse que existe la igualdad de oportunidades, que el ascensor social existe y que el que fracasa es el único responsable de su fracaso.

En cambio no menciona el opulento origen de Trump, hasta el punto que su sobrina con motivo de  obra que está a punto de publicar sobre él, titulada “Too Much and Never Enough" (Siempre demasiado y nunca suficiente), recuerda "que el magnate reconvertido en político ha estado tan recluido la mayor parte de su vida adulta, gracias a la fortuna de su padre, que «no hay forma de saber si prosperaría, o incluso sobreviviría, él solo en el mundo real".

Vargas Llosa recuerda que Bolton cuenta como Trump lo obligó a renunciar  con la excusa de haber abusado de viajar demasiado utilizando los aviones militares, acusación disparatada cuando uno lee estas memorias, donde Bolton especifica con enfermiza pulcritud los viajes de trabajo que hizo y las condiciones en que viajó. 

Lo que el autor narra, según Vargas Llosa, permite llamar a la Casa Blanca, "sin exageración alguna, una verdadera casa de locos".

Vaya paradoja, que un ultra reaccionario norteamericano como John Bolton haya mostrado cómo y por qué Trump debe ser derrotado en las elecciones de noviembre. Dice Vargas Llosa  que  tras leer el libro de Bolton, simpatiza más con el ultra que con el presidente y coincide con que no debe salir electo. Un ultraliberal rindiéndose ante un "liberal" ultra.

Bolton fue antiguo número dos de la Fiscalía General (con Reagan), antiguo número dos del Departamento de Estado (con Bush padre) y antiguo embajador estadounidense ante las Naciones Unidas (con Bush hijo)

Unos días antes había aparecido otro artículo acerca del mismo libro, también en El País.

González en plena época de la estafa de la banca, colocando productos tóxicos y dando hipotecas a diestro y siniestro, había escrito un artículo en El País que contenía una frase: Ludopatía bursátil, la dirección de El País decidió no publicarla. Él la hizo pública en las redes. Lo mandaron de corresponsal a Tel Aviv.

El artículo de Eric González que comentaba el libro de Bolton se titulaba "Un loco, un idiota y un miserable"
Según González, Bolton rechaza el calificativo “neocon” y se proclama “libertario al estilo de Goldwater” y dice que es  un larguísimo memorial de agravios en el que Bolton refiere su breve paso como consejero de Seguridad Nacional (de marzo de 2018 a septiembre de 2019) en la Casa Blanca de Donald Trump,  y que requiere un estómago sólido.

De Bolton, dice González, se conocían el lenguaje intimidatorio, la devoción por el peloteo a los jefes y el maltrato habitual a los subordinados. También se conocía su incapacidad para admitir el más mínimo error. A día de hoy, sigue proclamando que la invasión de Irak en 2003 (de la que fue uno de los arquitectos) constituyó “un gran éxito”. Su libro "La habitación donde sucedió" demuestra que cualquier opinión que pudiera tenerse sobre John Bolton resultaba positiva en exceso. 

Página a página, y son muchas páginas, se hacen patentes tanto la absoluta incompetencia y la inestabilidad mental de Donald Trump, objetivo del libro, como el servilismo y la duplicidad del propio Bolton. ... Asombra el desparpajo con que Bolton atribuye a otros sus propios fracasos y la conformidad con que trabaja para un presidente fascinado por los dictadores, obsesionado por conseguir la reelección a cualquier precio e incapaz de mantener una idea en la cabeza durante más de unos minutos. 

En ciertos pasajes, Bolton alcanza tales niveles de mezquindad que uno se ve casi forzado a simpatizar con Donald Trump, el idiota de esta historia.

González finaliza diciendo que uno simpatiza con Barry Goldwater: por más excéntrico y extremista que fuera, supo crear algo. No merecía un discípulo como Bolton.

Yo me quedo con la opinión de Eric González.

https://elpais.com/opinion/2020-07-04/casa-de-locos.html
https://elpais.com/ideas/2020-07-03/un-loco-un-idiota-y-un-miserable.html

domingo, 17 de mayo de 2020

La privatización de mayores de Feijoo empezó con Geriatros con la muerte de Higinio y una intoxicación y acabó con una masacre en Domus vi.


Dedicada a
Alberto Núñez Feijoo
Beatriz Mato
Paz Sánchez
Josefina Miguélez
Y todas las instituciones a las que  he acudido en las que prevaleció el testimonio de Geriatros, hoy Domus Vi, esa máquina de matar.

Con la inestimable colaboración de

CaixaNovaGalicia
Geriatros
Sars Aquavita
Domus vi
Fondos buitre

Mi "no agradecimiento" a los medios cómplices que en su día de uno u otro modo, miraron para otro lado, silenciaron los hechos del mismo modo que pretenden minimizarlos ahora.

No puedo decir como en "Mujeres al borde..." la película de Almodóvar "Hace tiempo que esperaba este momento", pero sí hace tiempo que temía este momento, desde que a mi madre le adjudicaron una plaza en una residencia de mayores de Viveiro.

Mi madre fue ingresada en Vivero,  a finales de enero del 2011, en una residencia que yo pensaba que era pública, en aquel entonces pertenecía a Geriatros, hoy Domus Vi, y cuando descubrí y padecí el funcionamiento de la citada residencia, sabía que solo era cuestión de tiempo que se produjese una desgracia. En abril ya la había sacado y devuelto a la residencia en la que estaba anteriormente, que era privada y 100% de pago. Me sentí culpable por dejar allí tanto mayor indefenso. Nunca imaginé que la desgracia se produjese años después en forma de masacre.

Tan pronto como les confié a mi madre, me di cuenta que el funcionamiento de Geriatros, dejaba mucho que desear, un entorno descuidado, unas ventanas sucias, una calefacción sin funcionar alertaban de una mala gestión. Todo esto y un cobro por un servicio no realizado  e puso en sobreaviso.

A dos días del ingreso en la residencia recién inaugurada, un anciano, Higino Bellas López, desapareció  y al poco tiempo apareció muerto en un camino. Es el protomártir de lo que en aquel entonces era Geriatros y ahora es Domus vi.

Su muerte se zanjó con una indemnización de 35.000 € , que pagó el seguro, sin ninguna responsabilidad, ni dimisión, a pesar de que la jueza consideró en su día suficientemente acreditada «la falta de diligencia del centro», y su conocimiento de datos médicos que acreditaban que el anciano tenía «su capacidad intelectiva afectada»; también que «carecían de personal suficiente» para atender a los usuarios, «y en particular para velar porque pudiesen salir del centro en condiciones de seguridad». 

La Voz de Galicia decía en el titular  que Higinio "se escapó" y "falleció", en realidad, Higinio se perdió y apareció muerto, ni escapó, ni falleció en este caso, son conceptos precisos. Los medios siempre retocando la realidad a favor del poder.

Cuando voy a visitar a mi madre veo que no tenía puesta la dentadura, así que podría  acabar desnutrida puesto que no le era posible comer. Vistos los antecedentes, ya la dejaba con miedo.

A los pocos día me comunican a las tantas de la madrugada que mi madre había sido ingresada en el Hospital de la Costa, en Burela, el hospital que le corresponde por zona a la residencia, así que de madrugada me traslado en coche hasta el hospital.

Allí los médicos me dicen que sospechan una intoxicación por benzodiazapinas, que hay que esperar al resultado de los análisis.  A la mañana siguiente lo confirman y me animan a denunciar, ya que están viendo cosas tremendas, así como me comunican que habían enviado a mi madre sola en ambulancia cuando tenía que venir acompañada por alguien de la residencia.

Ese mismo día la saqué de aquella cámara de horrores y me sentí culpable por todos los que allí quedaban con lo que me prometí a mi misma que iba a llegar a donde hiciese falta para lograr  que los mayores que allí residían tuviesen una estancia digna. Me dediqué a hacer público y denunciar en la medida de lo que pude lo que en la residencia estaba ocurriendo. Fue inútil, el establishment se ocupó de acallarlo y neutralizarlo. 
Pero si los problemas no se resuelven, se agrandan hasta que revientan. 

Así que hice un escrito a la Consellería de Traballo e Bienestar, después de haberme entrevistado con la inspectora jefa Doña Paz Sánchez y haberle transmitido mis quejas tras explicarle el mal funcionamiento de la residencia y la intoxicación de mi madre, puesto que había visto que o no quería o no podía hacer absolutamente nada


Aquí la misiva a  la Consellería de Traballo e Benestar, cuyo titular era Beatriz Mato.






La respuesta que recibo por parte de la Consellería. De  Maria Paz Sánchez Díaz.

La respuesta es una tomadura de pelo y una falta de respeto.
En la reclamación incluyo la protesta que efectué porque me cobran por el etiquetado de la ropa, cuando ya itenía etiquetas, pues venía de otra residencia, para demostrar que solo les mueve el ánimo de lucro,  La consellería me contesta que me habían informado por ¡teléfono¡la trabajadora social, es decir la afirmación de la trabajadora social "va a misa" dejándome en una posición de mentirosa. A Partir de ahí todas mis  sus manifestaciones pueden ser desmontadas.

La"inspección" reconoce que hubo ingreso hospitalario pero no entra en la causa, cuando fue por una intoxicación de benzodiazepinas, medicamento que no tenía pautado, es decir la residencia fue la causante de la hospitalización.

Una vez admitido,  a la "Inspección", le debe parecer irrelevante, no le interesa. es decir el ingreso hospitalario por mala praxis en la residencia, ni lo juzga ni explica, se cierra en banda y hace suya, de nuevo, la manifestación de la residencia de que la usuaria fue acompañada, cuando era falso, como yo  había manifestado en la carta. Ni si quiere se permite dudar, dada mi reclamación.

La Consellería me recuerda que la medicación "se la da ¡perosnal cualificado¡" Y que en la residencia no consta que se le haya administrado benzodiazepinas. Que haya estado en el hospital ni les importa ni solicitan información.

En ese momento desconocía la consellería  que tenía pruebas documentales del propio hospital de Burela, que acreditaban que mi madre llegó sola al hospital, y que la causa de su ingreso fue una intoxicación con Benzodiacepinas, medicamento que no tenía pautado.

En el último párrafo, ya con recochineo, dice que por parte de este servicio se hace ¡un seguimiento continuo a los centros prestadores de servicios básicos a través de las oportunas inspecciones, con el objeto de controlar la calidad asistencial y procurar la mejora continua además de los requisitos legalmente exigibles¡.

Estará en este momento la Consellería de Feijoo  muy orgullosa de este párrafo.





Mi contestación a la consellería

Reitero que no me podían cobrar el etiquetado de ropa porque ya venía marcada.  Por cierto a pesar que la inspección no me da la razón, la propia residencia me devuelve los 42´83 €, supongo que para ver si me doy por satisfecha y ya no reclamo que haya acabado en un hospital intoxicada por la residencia .

Y les recuerdo que ni mencionan el hecho de que no le hubiesen puesto la dentadura, con lo que no podía comer y si siempre creen lo que la residencia alega,  ya que de eso sí que no tengo prueba documental, pero de la intoxicación y de que fue sola en la ambulancia aporto el informe médico del Hospital de la Costa de Burela.

Manifiesto que me resulta chocante que el servicio de Inspección de la consellería haga suyas las palabras de Geriatros,  que es muy  doloroso que la residencia mienta y que la Inspección no se preocupe si ha habido otros casos en el hospital. Hasta  el propio  informe médico le da "un tirón de orejas a la residencia". 

A la consellería le recuerdo que a pesar de que la intoxicaron y la saqué inmediatamente porque había visto que su vida peligraba, no se cortaron en pasarme el recibo de la mensualidad "por estancia, cuidados y atenciones".




El informe del Hospital da Costa de Burela

En el informe figura: 

Deterioro del nivel de conciencia con clara tendencia a la somnolencia.
Dado que la  paciente no tiene acompañante (la enviaron sola desde la Residencia Geriátrica ) es imposible determinar el tiempo de evolución.  
El diagnóstico, corroborado por el laboratorio: positivo frente a benzodiazepinas 





Como percibí que había demasiados intereses y no iba tomar ninguna medida la Consellería, ni siquiera lo habían hecho cuando había aparecido muerto en un bosque  un residente. Escribí al Valedor do Povo, en aquel entonces Benigno López , contándole de nuevo  la intoxicación y mala praxis de la Residencia de Vivero

Carta al Valedor do Povo 





Respuesta del Valedor do Povo 



El Valedor do Povo, después de comunicarme que queda registrado mi escrito, de citar la Constitución y una Ley Orgánica, dice que una vez valorada la cuestión objeto de queja, ¡no parece posible la intervención del defensor del Pueblo en relación con las cuestiones planteadas¡. Respecto a su disconformidad sobre el funcionamiento de la Residencia de Mayores, El Defensor del pueblo valora otras vías de reclamación. 

Una intoxicación, no se puede considerar "disconformidad con el funcionamiento" y aduce que yo ya he seguido el cauce dirigiéndome al servicio de Inspección ¡y ya me ha contestado¡ Por tanto el Valedor do Povo no estima procedente intervención alguna en relación con la cuestión planteada. 

Le recuerdo que mi queja  es porque la Consellería no ha tomado en consideración el informe de la intoxicación de mi madre por benzodiazepinas y adjunto el informe que demuestra que Geriatros miente y la Consellería da por buena la mentira. Además mi reclamación es también por la situación de dominio de la residencia, que gestiona de forma privada pero con fondos públicos.

Quedó claro que la Consellería nunca  tomarían medidas contra ella, como así ocurrió. 

Y reclamo mi derecho a que se tome en cuenta una reclamación de un mal servicio público que presta una empresa privada así como de una cuestionable actuación por parte de la Consellería de Traballo e Benestar.

Respuesta a la respuesta del Valedor do Povo



Le remito una carta explicándole  la intoxicación de mi madre con alzheimer.  incluyo la estafa con obligaciones que le habían perpetrado la Caixa Galicia, para que al menos se comentase en los corrillos de la judicatura y nadie pudiese decir que no tenía ni idea.

Contestación del Defensor del Pueblo Manuel Aguilar Belda

Carta al Fiscal Xeral de Galicia, en aquel entonces Carlos Varela 




El fiscal de Galicia, la remite a la fiscalía provincial de Lugo provincia a la que pertenece la residencia .
Y la fiscal comunica que se pidió información a la residencia para que se remitiera informe de la estancia de mi madre, de la cual me adjuntan copia. Me comunica que en su día abrieron diligencias.  (Yo no tuve constancia) para ver si habían incurrido en responsabilidad penal, lo que no ha sucedido, por lo que la fiscal ha informado en el sentido de archivar diligencias.
Por parte de la Fiscalía, tal y como se viene haciendo con otros geriátricos se realizará una visita  para ver las condiciones, no obstante las limitaciones de la fiscalía son muchas para comprobar el día a día.

Contestación de la fiscal Claudia González 



La residencia en su escrito a la fiscalía, dejando muy claro que la plaza es de concesión pública, alega para descalificarme, que protesté por la ubicación Viveiro tan lejos de la residencia habitual de mi madre. Cosa que no tiene sentido ya que cuando me lo propusieron en los servicios sociales, me dijeron que al cabo de un tiempo vendría a A Coruña y acepté. 

Cualquier persona normal ve que no tendría sentido protestar una vez que aceptaba la plaza y acudía a cederle la custodia de mi madre e inventarse que yo creía que pertenecía a Ballesol  (otra residencia) es  para descalificarme como una persona desinformada y que protesta por protestar. 

Cualquiera que me conozca sabe que eso es totalmente falso. 

Aducen que no se había producido ningún problema con la residencia, cuando era de todos conocido que había desaparecido y aparecido muerto en un camino un residente que solucionaron pagando el seguro tras un juicio, sin ninguna otra responsabilidad 

A partir de ahí pretenden contradecir y negar el informe del Hospital da Costa de Burela, hablando de falsos positivos en benzodiazepinas.  Lanzan  un rollo sobre la situación de mi madre cuando ingresa, sería para desvalorizarla una vez la habían intoxicado.  Y vuelve a negar que mi madre acudió sola en ambulancia  cuando el hospital lo corrobora.  El señor Pazos manifiesta que pide el informe del hospital y no se le proporciona. Si no se le proporciona el informe del hospital ¿por qué se  aventura a decir que cierto medicamento da falso positivo en benzodiazepinas?

La respuesta de la residencia de Geriatros, empresa que intoxicó a mi madre Firmada por José Manuel Pazos Seco el director técnico de Geriatros, hoy Domus vi  y actual ¡presidente¡ de la   Asociación Gallega Residencias Privadas de la Tercera Edad (AGARTE)


La fiscalía de Lugo decidió archivar la denuncia en base a las manifestaciones del Director Técnico de operaciones del entonces Geriatros, hoy  Domus vi, Jose María Pazos Seco. De ahí que su nombre no se me haya olvidado.

Sus alegaciones fueron básicas, para que mi denuncia de intoxicación de mi madre,  en la residencia de Vivero perteneciente entonces a Geriatros no fuese tenida en cuenta.

El señor Seco,  Ni tuvo la gentileza de ponerse en contacto conmigo, quizás, era más dificil después de un contacto personal elaborar el escrito que elaboró, explicando los "no hechos".

Negó, lo que los médicos del Hospital da Costa de Burela certificaron,  que mi madre había sido intoxicada con benzodiazepinas. Alegó que el medicamento que tomaba podría dar un falso positivo. La fiscalía ni siquiera pidió un informe, dando  por buena la alegación.

Negó también que mi madre había acudido sola, contradiciendo lo que refleja el parte médico y se inventa que acudió  una gerocultora con el informe médico,  cuando el propio Hospital  manifiesta  que no podían saber el tiempo de evolución porque la paciente había acudido sola.

Cuando recibí las alegaciónes del señor Pazos,  supe que las residencias eran una bomba de relojería y que ocurriera una desgracia, tan solo era una cuestión de tiempo. Al menos espero que nadie relacionado con ello, esté orgulloso de su actuación. 




Respuesta de la Comisión Nacional  de la Competencia a mi reclamación

Dado que todas las plazas de residencias de oferta pública en 2011 fueron adjudicadas, en régimen de cuasi monopolio a Geriatros: Aldán, Viveiro, Vimianzo,  etc de un modo extraño y supuestamente turbio, me pareció que podría ser de interés también de la Comisión Nacional de la Competencia, así que lo puse en su conocimiento. 

Su respuesta fue que no era de su competencia ya que el régimen de monopolio se circunscribía al ámbito autonómico y no estatal que es el de su competencia así que lo remitían al Servicio Galego de Defensa da Competencia, que pasados 9 años tampoco parece que haya actuado 

La ex Consejera de Geriatros hoy de Domus vi  Josefina Miguélez es una de las mujeres más influyentes de Galicia, cuando todos sabemos lo que significa ser influyente en esta esquina del país, amiga de Feijoo, mientras las residencias se han convertido en un teatro de muerte en todo el territorio.

Empezaron adjudicando las plazas públicas de mayores en 2011 a CaixaNova con la excusa de la Obra Social, cuando ya estaba estafando con preferentes y su ética ya estaba por los suelos, como fue reconocido por los tribunales que enviaron a sus a prisión. Lo que mal empieza mal acaba.

Gozaron de impunidad total, se comportaron como si de bancos se tratase. Tráfico de mayores a beneficio de fondos buitre, compras, ventas, fusiones.

En 2011 cuando mi madre acaba intoxicada con benzodiazepinas con total impunidad, a pesar de haberlo denunciado a organismo e instituciones varias y con la inestimable complicidad de la prensa, en aquel momento habían intoxicado a unos niños en una guardería de Vigo, hecho que  había tenido mucha repercusión, quizá fue un anticipo de lo que estamos viendo, los mayores están amortizados.

Seguí todos los pasos para demostrar, llegado el momento, la inoperancia de todos los organismos e instituciones.
Lo guarde todo y esperé.
Espero que los que han firmado estos escritos a estas alturas no estén  orgullosos de ello.
Ese mismo año le llovieron galardones a su presidenta, Josefina Miguélez, había que blanquearla para que la empresa acabase en un fondo buitre


                                              2016, Más madera....

                                      ACTUALIZACIÓN
Yo le llamaría senecidio (de senectud)

http://www.galiciaconfidencial.com/noticia/126755-catastrofe-humanitaria-domus-vi

Incluso, en su día, yo  había promovido una recogida de firmas contra la conselleira Beatriz Mato

https://www.change.org/p/beatriz-mato-conselleira-de-trabajo-y-bienestar-de-la-xunta-de-galicia-ante-las-consecuencias-de-privatizar-la-gesti%C3%B3n-de-los-servicios-p%C3%BAblicos-es-necesario-que-se-asuman-responsabilidades-pol%C3%ADticas

ACTUALIZACIÓN

En el momento en que mi madre había sido intoxicada con benzodiazepinas en la residencia de Vivero, (privatizada en manos de Geriatros hoy Domus vi), me sorprendía que la prensa se hiciera  eco insistentemente de que unos niños en una guardería habían sido intoxicados también con benzodiazepinas, mientras que  siempre silenció la intoxicación de mi madre. La explicación que encontraba era que los dueños de la guardería no tenían el poder ni la influencia de los beneficiarios de los mayores de Geriatros.

Hoy tengo una explicación que  puede que se aproxime más a la realidad, viendo como se impidió que los mayores recibiesen asistencia hospitalaria: Los mayores ya estaban y están descontados, los niños no:
https://www.laopinioncoruna.es/sociedad/2010/04/01/analisis-ratifica-presencia-sedantes-orina-bebes-centro-vigo/371704.html

Enlaces relacionados
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/nigran/2016/11/08/demanda-montes-aldan-cuestiona-centro-152-mayoresnigran-adquieren-bascula-pesar-residuos-punto-limpio/0003_201611V8C8993.htm
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ferrol/2011/03/23/familia-pontes-hallado-muerto-viveiro-buscara-responsable/0003_201103F23C11999.htm
Premonitorio
https://www.galiciapress.es/texto-diario/mostrar/1673847/limpiadores-sirviendo-comida-solo-doctor-156-ancianos-dia-dia-residencia-domusvi
https://www.abc.es/sociedad/abci-muertes-mayores-residencias-rondan-17000-durante-pandemia-espana-202005071412_noticia.html#vca=amp-rrss-inducido&vmc=abc-es&vso=tw&vli=noticia.foto
https://www.facebook.com/angeles.garciaportela/posts/3197619130288869?notif_id=1588780366198966&notif_t=feedback_reaction_generic
https://www.eldiario.es/madrid/residencias-mayores-agujero-Ayuso-justicia_0_1022248986.html
https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/05/08/radiografia_del_colapso_las_residencias_mascarillas_donadas_falta_protocolos_plantillas_sin_formacion_106570_1012.html
https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2020/05/06/5eb2604afdddff10148b459b.html
https://www.elplural.com/politica/espana/defensor-paciente-denuncia-genocidio-residencias-madrid_238396102
https://www.diariodearousa.com/extarticulo/coruna/la-casa-de-len-distingue-a-josefina-fernndez-por-su-labor-en-geriatros/20111127230000006077.html
https://gcdiario.com/educacion-y-sanidad/76674-residencias-para-mayores-el-caso-domusvi-y-como-la-xunta-premia-un-modelo-de-negocio-muy-criticado/

https://im-pulso.blogspot.com/2011/05/la-gestion-de-geriatros-compania.html
Enlaces de este blog relacionados
https://www.angelesgarciaportela.com/2011/03/los-abuelos-privatizados.html
https://www.angelesgarciaportela.com/2012/07/los-hijos-de-novacaixagalicia-i.html
https://www.angelesgarciaportela.com/2012/07/2-parte-los-hijos-de-novacaixagalicia-i.html
https://www.angelesgarciaportela.com/2011/12/geriatros-emulando-placido-ponga-un.html
https://im-pulso.blogspot.com/2011/05/la-gestion-de-geriatros-compania.html

Muchos enlaces se han roto desconozco si ha sido interesadamente

José María Pazos, de Geriatros-Domusvi a Gerente director de la residencia que "salva" a mayores.



Veo que a  José María Pazos Seco, le han dado un cargo público en la Xunta me ha producido una gran sorpresa.

Desde marzo de este año, año de la pandemia y de la gran esperada y no por ello menos temida masacre en Domus vi, donde  Pazos permaneció 20 años, ahora es nombrado por Feijoo con un ¡salario público¡ para poner remedio a tamaña mortalidad. Justo cuando seguía perteneciendo a AGARTE, "Asociación Gallega Residencias Privadas de la Tercera Edad",  asociación que hace de lobby de residencias privadas de mayores y cuyo presidente  José Manuel Pazos Seco que  también trabaja o trabajó en Geriatros-Domus vi, y a juzgar por los apellidos deben ser familia.

La empresa de un fondo buitre, Domus vi, cuya Consejera Josefina Miguélez es una de las mujeres más influyentes de Galicia, cuando todos sabemos lo que significa ser influyente en esta esquina del país, amiga de Feijoo, se ha convertido en una máquina de muerte en todo el territorio.

Empezaron adjudicando las plazas públicas de mayores en 2011 a CaixaNova cuando ya estaba estafando con la excusa de la Obra social, pero  su ética ya estaba por los suelos, como fue reconocido por los tribunales incluso sus dirigentes acabaron en prisión. Lo que mal empieza mal acaba.

Gozaron de impunidad total, se comportaron como si de bancos se tratase. Tráfico de mayores a beneficio de fondos buitre, compras, ventas, fusiones.


¿Qué puesto ha obtenido Pazos?
Gerente director  de la residencia Porta do Camiño, casualmente pública, a  donde derivan a los mayores de residencias entre otras cosas para que no se contabilicen como fallecimientos en las residencias privatizadas, y así blanquear las cifras.

Todo un sarcasmo porque gran parte  de los acogidos procedían de la residencias de Domus vi.
Para beneficios lo privado pero para solucionar el problema, lo público y pagado por todos incluído ahora el salario de este señor que tanto le dio a ganar a Domus vi,

A Comienzos de abril Porta do Camiño acogió a más de una treintena de infectados, en su gran mayoría procedentes del complejo Domus vi de San Lázaro, el primero en Santiago en registrar un caso de coronavirus en un usuario. Actualmente, acoge a cerca de setenta mayores afectados por Covid-19.

Habían ganado el relato de la defensa de la privatización, pero las muertes se lo echa por tierra.





Un artículo de Millás 
                                          Anormalidad 
JUAN JOSÉ MILLÁS 01 MAY 2020

Residencias públicas de gestión privada. He ahí, unidos en matrimonio, dos significados que no casan, pero que funcionan para borrar las fronteras mentales entre el bien común y el interés particular, el capitalismo y el afecto, entre la carne y el pescado. 

Yo, Comunidad Autónoma de Madrid, por poner un ejemplo, saco a concurso a mis ancianos y se los otorgo a la empresa que me ofrezca los mejores precios. “Y los mejores cuidados”, añadiría Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad, a lo que no le respondemos nosotros porque ya se encarga de ello la realidad. Además, debe de andar muy ocupada en la rentabilización política de esta desgracia colectiva.

Su máquina de ganar votos para el PP suena como las cajas registradoras de las cafeterías: no para de hacer clinc clinc clinc. Se forra, enhorabuena. Si lo hemos entendido bien, dirigen estas residencias corporaciones multinacionales cuyas acciones suben o bajan en función de lo que demos de comer a los ancianos y de los minutos de aseo y conversación que les arrebatemos.

Cuanto menos tiempo se tarde en sacarlos de la cama y en pasarles la esponja, más beneficios obtendrán los accionistas. Dicho de otro modo, a esos viejos a los que ya se explotó convenientemente durante toda su vida laboral, se les saca ahora una plusvalía miserable proveniente de los champús y de los plátanos y de las caricias que les escatimamos. 

A los seres humanos siempre se les puede exprimir un poco más, igual que a esas gallinas que convertimos en pastillas para caldo cuando dejan de poner huevos a destajo. Tal anormalidad es la normal, lo viene siendo desde hace muchos años y sucedía frente a los partidos de Gobierno y de la oposición, y frente a nuestros propios ojos. Dios nos asista.

martes, 28 de abril de 2020

Ildefonso Campa: "La fragilidad" de los usuarios contrasta con "la dureza" de su cara



Feijoo premiando a Josefina Fernández Miguélez, la consejera de  Domus vi,  la corporación de residencias de mayores en manos de un fondo buitre, que más mortalidad ha tenido en España  




Primero fue Fabiola García, la Conselleira de Política Social de la Xunta de Galicia en una memorable entrevista de Luis Ojea en la Radio Galega de la RTVG gubernamental, echando balones fuera y poniéndose de perfil con las muertes en masa de mayores en residencias privatizadas por Feijoo, en general y de Domus vi en particular en manos de un fondo buitre y a cargo de Chefi, Josefina Miguélez, amiga de Feijoo.

Y ahora, como tienen mucha muerte que blanquear sale Ildefonso Campa, director General  de Mayores de la Xunta y liga la mortandad de las  residencias a la "fragilidad" de los usuarios, talmente parece director general contra Mayores de la Xunta. Sì, la gente mayor se muere, pero no toda junta, cuando así sucede se llama masacre. Escuchar eso familiares de fallecidos tiene que ser muy duro, máxime cuando se pordría haber evitado.

Más de la  mitad del total de los fallecidos en Galicia por el coronavirus, lo fueron  en residencias de mayores privatizadas por Feijoo cuando Beatriz Mato estaba de Conselleira de Bienestar (no lo olvidamos) . A  Feijoo le debió de traicionar el subconsciente   para curarse en salud, le cambió el nombre, ahora la Consellería ya no se llama de bienestar, si no de política social, política social, que puede ser buena o mala.
Lo cierto es que Beatriz Mato, a las órdenes de Feijoo,  traspasó a los mayores a La Caixa para que los subarrendaran a su vez a fondos buitre, ahora gracias a las puertas giratorias que siempre agradecen los servicios prestados, encontró cobijo en la empresa privada, no iban a dejar en la estacada sirviendo como lo hizo a la oligarquía. La gente que la votó puede estar orgullosa, algunos incluso pueden tener seres queridos que fallecieron  en las residencias que ella privatizó. Para que luego digan que votar no  es importante.

Idelfonso Campa, explicó que "la gran mortalidad en las residencias se produjo por la fragilidad de los usuarios, pero de todos modos hay que cambiar el modelo de gestión, actuación y mejorar la formación del personal, manifestó".
Los fallecimientos se habrán producido por "fragilidad" pero los contagios masivos por falta de asepsia, de hecho en la mayoría de las residencias 100% públicas, no se ha procducido un contagio de ese calibre. Que no nos engañen.

Lo que hay que hacer es devolver la gestión de las residencias a lo público, de hecho es en donde  se han producido "la gran masacre"  y las han rescatado, la intervención de las  las residencias de Domus Vi en Cangas y Vigo y  da Nosa Señora de Fátima do Barco de Valdeorras contradice sus palabras.

Campa valoró que la normalidad está próxima, claro, más de la mitad de fallecidos son de residencias y si bajan los fallecimientos en general también lo bajarán en las residencias y que la  Xunta "actúa responsablemente". Excusatio non petita...

En manos de fondos buitre se sacrifica el bienestar de los mayores en aras de los beneficios y eso incluye tener poco personal y  no muy cualificado porque hay que pagarle más.

Las  residencias  certifican un número creciente de altas hospitalarias y de personas que superan la enfermedad dice,  pero  Idelfonso Campa admite que la preocupación de nuevos casos persiste y que hay "que estar encima de las  entidades".

Eso deja en evidencia sus manifestaciones de que los mayores fallecen  por su fragilidad, quiere decir que si su dirección general "está encima" se evitan contagios y muertes. Y demuestra que si se ha producido tal masacre es que "no han estado encima" lo suficiente y que la supervisión e inspección fue "de aquella manera" cuando se produjo tal tragedia .

Y si lo público "tiene que estar encima" de las residencias privatizadas, ¿por qué niega la evidencia de que es mejor la gestión pública? Dice también que hay que mantener al personal sociosanitario en alerta constante y extremar las medidas de higiene personal y protección a través del  material, de lo que se desprende que ante tanto contagio masivo, hubo dejación de funciones por parte de las residencias y de su dirección general, que ha tomado cartas ante tanta mortandad.

Que no hable de inevitabilidad.

Reconoce Campa que esta crisis  deja lecciones. Para los familiares de las víctimas, la lección es "Nunca Mais" dejar a seres queridos en manos de fondos buitre y produciendo beneficios a grandes empresarios, para Campa la lección es "la reorganización", cambios texnológicos y la garantía de más controles, como si no hubiese que pedir responsabilidades en los "no controles que ha efectuado su dirección general".
No se qué pensarán los que les ha fallecido algún ser querido y hayan votado a estos privatizadores y "no supervisadores".

Implícitamente admite lo que todos sabíamos, el control para esas grandes empresas y esa gente tan influyente era mínimo, si no, nulo.

Implícitamente admite lo que todos sabíamos, el control para esas grandes empresas y esa gente tan influyente era mínimo, si no, nulo.

Campa como  Alberto Núñez Feijoo,  aseguró que la titularidad, pública o privada, de las  mismas no estaba a debate, los terraplanistas de la privatización.

Han intervenido residencias y sostiene que no  tiene que ver que sean privadas pero han tenido que rescatarlas como a la banca y cuando las saneen las devuelven hasta la siguiente masacre

Lo normal con la tragedia que hemos padecido es que las residencias  pasen a ser públicas, no lo pueden admitir los  servidores de fondos buitre y grandes corporaciones.

"Hay que poner a disposición todos los recursos", Destacó. Así mismo, avanzó la búsqueda de buenos modelos de gestión y actuación en las residencias. El mejor modelo de gestión es el público





Ildefonso Campoa era director general de Migraciones con Rajoy, cuando el PP perdió el gobierno, Feijoo lo cobijó.


Fallecimientos en residencias por Coronavirus y fallecimientos totales por CCAA




viernes, 24 de abril de 2020

El "independiente" y respetable Consejo General del Poder Judicial



Los titulares lo explican mejor, para que no parezca tendencioso. Cada vez que el Consejo General del Poder judicial pide no contribuir al desprestigio, empeora la situación. 
Por sus hechos los conoceréis:






                  






Y cuando el CGPJ se pronuncia, lo hace contra Iglesias, se condenan solos.