miércoles, 22 de diciembre de 2021

Dardot y la filosofía


"Dominar" se titula el último libro del filósofo Pierre Dardot, escrito junto con el sociólogo Christian Laval. En él reflexiona sobre el concepto de soberanía política y analiza el Estado moderno. "Una estructura creada en el siglo XVI que sigue en pie tras sucesivas transformaciones, y que ejerce un dominio impersonal sobre la sociedad del que habría que conservar las instituciones de carácter social pero transfomándolas y democratizándolas".

El profesor de Nanterre ha escrito junto a Pierre Dardot libros como "La nueva razón del mundo", sobre el actual orden neoliberal, o como "Común" –ambos publicados por Gedisa–, sobre los comunes, la palabra que articula los nuevos movimientos de resistencia al neoliberalismo en el siglo XXI. 

Con motivo de la publicación del libro lo entrevista Lola Galán y a través de sus respuestas va desgranado parte de las tesis del libro.

Dardot sostiene que la soberanía del Estado, tiene un carácter impersonal. Se ejerce a través de leyes y reglas administrativas. Cree que "es difícil imaginar vivir sin estado porque estamos muy acostumbrados a vivir dentro de una estructura estatal. Considera que en Francia, hasta los neoliberales más recalcitrantes tienen una conciencia de Estado. Ante la menor crisis, invocan al Estado para que les ayude, igual que los grandes empresarios".

Afirma que "hay una contradicción interna en el Estado moderno que se remonta a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando se crean las instituciones del Estado social, como la sanidad pública, la educación. No lo ponemos en el mismo plano que los aspectos policiales, represivos, que son también del Estado. Consideramos que hay una relación que puede ser contradictoria entre esas dos partes. Lo que nos parece es que hay que conservar las instituciones del Estado social, pero transformándolas, democratizándolas". Hay que dar más participación a lo local. 

Afirma que el Estado moderno nace en el siglo XVI, como una copia del Estado Vaticano y la idea de que al frente del Estado había un poder con una representación legítima entró en crisis hace 25 o 30 años. La fe en el Estado como entidad capaz de asumir unas competencias, que había desarrollado unos saberes ligados a su función, se ha perdido. De ahí que la abstención electoral sea enorme

"Ha habido una gran transformación", explica. "El Estado  ha dejado de ser el protector del trabajador para convertirse en el protector del capital global y de sus dueños, ahora se ocupa de facilitar la circulación del capital global. Por ejemplo, con exenciones fiscales. La Inglaterra de Johnson es increíble en eso". 

Sostiene que "el  Acta Única Europea de 1986  es el documento más importante de la era neoliberal, ya que consagra el equilibrio presupuestario y la estabilidad monetaria como reglas de oro que se sustraen completamente al control de los pueblos, de los países que integran la UE. Es un acuerdo impuesto. Son reglas que están por encima de la política, y de las alternancias electorales, y los gobiernos de derecha o de izquierda las aceptan porque hay una continuidad.  

Precisamente 1986 es el año de ingreso de España en la UE con un Gobierno socialdemócrata. Dardot no afirma que todo sea igual, reconoce que hay diferencias, como las que vemos con la Hungría de Orbán. En cuanto a la socialdemocracia, deja claro que entre 1980 y 1990 se produce un cambio radical y ya no se puede hablar de socialdemocracia. Gerhard Schröder o Tony Blair ya no tienen nada que ver con la socialdemocracia, aunque se sigan llamando socialdemócratas. ..Y Felipe González Tampoco. 

Recuerda que en Francia los socialdemócratas apenas recogen un 5% o 7% del voto. España al menos tiene un partido que se declara socialdemócrata y que es importante. 

"Habida cuenta de que hay capas enteras de la sociedad que se han adherido totalmente no ya a la ideología neoliberal, sino a la forma de vivir neoliberal, considera que la batalla hay que plantearla en el terreno del modelo de vida. La cuestión es si la izquierda es capaz de ayudar a los movimientos que quieren promover otra forma de vivir". 

Cita también por último el caso de  la República Popular China que lo considera un caso único en el mundo producto de la fusión del capitalismo más salvaje con el Estado totalitario, que por el momento tiene éxito, pero con aspectos catastróficos para la vida cotidiana de los ciudadanos.

                                         ------------------------------------------------------





Cuando era estudiante de bachiller nunca llegué a entender, cómo la mentalidad de la sociedad podía cambiar hasta tal punto de que un humilde cantero pasase a ser un genio como escultor,  tampoco comprendía el concepto de fama aparecido en el Renacimiento como afán de pasar a la historia con el  reconocimiento de los congéneres. 

Ahora, conseguí entenderlo gracias al cambio social que se produjo con los cocineros, devenidos en chefs. Los filósofos hicieron el camino inverso.
Ahora, a causa del neoliberalismo, a gran parte de la población le entró la manía y obsesión de hacerse rico, lo que pita son las escuelas de negocios.  La obsesión de hacerse rico es una cosa, conseguirlo es otra.  Los intelectuales son los economistas.

Se ha democratizado cierto tipo de conocimiento como elemento de consumo, así los trabajadores consumen cultura, compran libros, viajan para ver arte en vivo y en directo, pero la filosofía... es otra cosa, aprender a pensar es un peligro para el establishment. 

Las élites han propiciado que la filosofía se perciba como una antigualla. El sentido utilitario de la sociedad hace que se considere inútil, primando las destrezas frente al conocimiento y las universidades, siervas del neoliberalismo pretenden ofrecer lo que las empresas reclaman. Se trata de formar al personal para que pueda desempeñar los trabajos que la selecta minoría precise pero sin pensar demasiado, eso, pensar,  siempre se reservó para las élites. 

Una vez eliminado para  los trabajadores el derecho a la filosofía, las élites se han apoderado en exclusiva de ella. De tal manera que queda reducida a sus círculos como en otra época tocar el piano, como un adorno. Pensar siempre fue peligroso.





Así que ahora, los pobres  acuden al gimnasio y los  del IBEX  a escuelas de filosofía, pero de eso los medios no tienen demasiado interés en informarnos. 

Antes jugaban al golf, ahora o son filósofos o estudian filosofía, a veces en escuelas de filosofía con unos precios inasequibles para un ciudadano normal sediento de conocimiento, por poner un ejemplo la escuela a la que asiste Jaime Botín y otros muchos empresarios cuesta 4.750 euros los cursos anuales (9 meses) y 2.375 euros los cuatrimestrales, qué callado se lo tienen. Un "vicio" mucho más caro que el tabaco. Todos sedientos de conocimientos y todos muy creyentes. 

El filósofo Jaime Botín, el que tuvo un problema con un Picasso


Imprescindible lectura de la entrevista a José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia



Santiago Eguidazu, de formación economista, millonario, filósofo, presidente de una "muy filosófica" SICAV:   
PSJ INDEX GESTION, SICAV S.A.,
Afirma:

El capitalismo, por definición, no puede ser moral, no puede contemplar al otro.  Lo que busca es la eficiencia. (Todo gracias a la filosofía).  En cambio todo está diseñado para que los pobres diablos muertos de hambre, defiendan al capitalismo a muerte.   
El 263 más rico en España, primero practicó en las instituciones de la  UE.  



Los ricos, no solo son ricos, si no que son tan listos que son los que pueden tener acceso a la filosofía. Se la han apropiado, puede ser una bomba en manos del pueblo. 
Qué tiempos en los que Arthur Koestler se atrevía a decir que la capacidad de hacerse rico no tiene nada que ver con la inteligencia que es una habilidad como tocar el trombón. 
Antes los filósofos desdeñaban la riqueza. Ahora los millonarios ansían a tener el monopolio del conocimiento mediante la filosofía. Lo quieren todo. ¡Acaparadores¡

Enlaces






Enlaces relacionados. 

https://www.eldiario.es/interferencias/neoliberalismo-ideologia-politica-economica-forma_132_4592247.html

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-76532018000100409

https://www.lavanguardia.com/cultura/20191202/471997532011/el-neoliberalismo-es-hoy-insoportable.html

miércoles, 1 de diciembre de 2021

La fiscala y el estilismo




El suplemento semanal Mujer hoy, revista semanal del grupo Vocento que se reparte con 22  diarios regionales y el ABC, publica esta semana una entrevista con Teresa Peramato, fiscal de sala delegada contra la violencia sobre la mujer. Tiene una dilatada trayectoria como fiscal en los juzgados de violencia contra la mujer desde su creación en 2005. En la entrevista, Peramato va desgranando los logros y los objetivos en la lucha contra la violencia de género. 

Hasta ahí todo bien, pero al pie de una fotografía que yo pensaba que no se podía corresponder con la entrevista, hasta que lo he vuelto a leer y reparo en la palabra fiscal (preferiría fiscala, pero bueno) así, que para mi pasmo en el pie de foto hablan del  atuendo de Peramato y como si de una modelo se tratase, se explica: 

"La fiscal viste camisa de lunares de Zara, pantalón palazzo de Woman Limited de El Corte inglés y salones de Jimmy Choo ".  (Buscando en internet los "Jimmy Choos" más baratos que he visto valen 490 euros y algunos llegan a los 2300)

Eso decía en la edición de papel, en la digital el texto no estaba en la foto de Peramato con camisa de lunares, si no que la foto analizada era otra, en donde la fiscala aparecía con una camisa blanca y en  una  diminuta decía :  

"Estilismo Cristina Pérez-Hernando. Teresa Peramato viste una camisa cruzada de Bimani, en la página anterior camisa de lunares de Zara, pantalón palazzo de Woman Limited de El Corte Inglés, maquillaje y peluquería Laura Bernal (NS  Management) para L Óreal Profesional".

Si al principio la mezcla de una entrevista a una fiscala y moda me chirrió, cuando visité la edición digital ya me desorientó: ¿Las prendas analizadas son propiedad de Teresa Peramato? o se trata de un publireportaje de Zara, El Corte Inglés, Jimmy Choo etc., en el que la señora fiscala simplemente posó. 

Me parece tremendo desatino frivolizar sobre el vestuario en un contexto de una entrevista de violencia de género, por otra parte me pregunto si hubiesen entrevistado a una mujer con un trabajo de otro tipo, le incuirían el posado con "marcas". 

No me imagino una entrevista a un fiscal posando con ropa de marca y siendo analizado "su estilismo". 
Esto no es serio. 

https://www.mujerhoy.com/actualidad/teresa-peramato-fiscal-violencia-genero-20211125074841-nt.html