miércoles, 15 de junio de 2022

El miedo de los pobres, el arma de la derecha


La derecha y la extrema derecha basan sus campañas electorales en el miedo, pero no en un miedo cualquiera, sino en el miedo "al otro". La inseguridad ciudadana, el temor a los okupas y a lo que despectivamente denominan los MENAS que no es otra cosa que el acrónimo de "Menores  Extranjeros No Acompañados". 

En resumen, miedo a que te asalten en la calle, miedo a que allanen tu morada y miedo a que te invadan extranjeros, a los que culpan falsamente de la mayoría de los delitos. Para que desarrollemos un miedo irracional pintan un escenario apocalíptico cuando la realidad es otra, pero esto no lo conseguirían sin la complicidad de los medios. La preocupación se debería centrar en mejorar la sanidad y la educación, evitar la corrupción, conseguir una vivienda digna. 

Esto a pesar de que Prosegur en su página web, reconoce que Europa es una de las zonas más seguras del mundo, "de hecho 18 de los 25 países más seguros del mundo se encuentran en el viejo continente" y que "España es uno de los países más seguros del planeta, ocupa el numero 23 en el ranking global. Según Prosegur es más insegura Madrid que Barcelona. 

En cuanto a la actuación de los okupas, que tan preocupada tienen al conjunto de la población, los medios contribuyen a ello con noticias como: "Año de okupaciones record, cuatro casos denunciados cada semana"... "lo que supone un 15,3 % más que en el ejercicio precedente".  "Fue en el 2015, cuando se comenzó a registrar estadísticamente el número de okupaciones, Galicia tuvo 78 casos, con lo que el crecimiento desde entonces se sitúa en un 150 %. En los últimos siete años han tenido lugar en la comunidad gallega 945 okupaciones, el 1 % de las 95.825 que se contabilizan en el conjunto de España en el mismo plazo". 

Es decir, la okupación en  Galicia supone  el 1% del conjunto de España y la comunidad está tremendamente preocupada y atemorizada.  Hay que recordar que la mayoría de las okupaciones se producen en viviendas propiedad de los bancos, y que fue mucho más sangrante y dramático la apropiación de viviendas por parte de esas entidades, muchas veces incluso de un modo de dudosa legalidad. Pero la irracionalidad lleva a que mucha gente, que ni siquiera tiene vivienda en propiedad, esté asustada y no perciba su propio drama, la imposibilidad de acceder a una vivienda digna como le ocurre a  gran parte de la población, porque eso, la derecha y los medios lo pasan deliberadamente por alto.     

Los medios que no contaban las peripecias y dramas de aquellos ciudadanos que perdían sus viviendas a manos del banco, ahora se esmeran en contar detalladamente lo que sufren aquellos que a veces teniendo una casa abandonada, se la han ocupado. Y hay que reconocer que es lamentable, pero mucho más triste es perder el techo donde cobijarse y los medios no se empleaban tan a fondo para que empatizásemos con las víctimas. 

Tal es la preocupación en todo el país, que en Cataluña, surge Valents, una candidatura que encabeza Eva Parera,  que después de romper con Ciudadanos, en 2021 se integró en las listas del PP como independiente y en su día...!fue senadora de Convergencia i Unió!. 

Parera afirma que lanza la candidatura "para acabar con la Barcelona de los okupas y del proces". 

Pues bien, han tenido que salir diversos organismos como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) o el Sindicat de Llogateres i Llogaters (Sindicato de Inquilinas e Inquilinos) denunciando un creciente “alarmismo” sobre esta cuestión   y han tenido que aclarar "que cuando se habla de  okupación, se habla de viviendas vacías, en ningún caso el término se refiere a entrar en el domicilio habitual o en la segunda residencia de un particular, sobre lo que, puntualizan, es “allanamiento de morada y va por otra línea. No hay que confundirlo”.

El Sindicat de Llogateres i Llogaters asegura que, en caso de allanamiento de morada, ya existen mecanismos para actuar en menos de 48 horas y que, además, aunque hay pocos datos al respecto, los que tienen muestran que se trata de un hecho muy marginal, “anecdótico”.

"El miedo a irse de vacaciones y que entren en tu casa interesa a las empresas de alarmas, pero no es real. Si se produce una violación de domicilio, sea primera o segunda residencia, los cuerpos policiales actúan de forma inmediata".

Para generar más temor todavía se han incluido como okupas, los morosos cuando nada tienen que ver. Los morosos son gente que ha entrado legalmente en la vivienda y en un momento dado dejan de pagar.  Hasta tal punto la propaganda hace efecto que incluso temen a los morosos gente que no tiene ni una vivienda en propiedad, pero la propaganda apela a los sentimientos, a lo más primario del ser humano y no a la razón.  

Fomentando la confusión, las más beneficiadas con estas campañas son las compañías de seguridad y de paso se desgasta al gobierno, aunque la legislación siempre ha sido la misma. Hasta tal punto está la gente asustada que en los últimos 5 años la demanda de alarmas en los hogares ha aumentado un 35%, en paralelo con la percepción del apocalipsis  generado por los  okupas. Lo cierto es que ni en el hogar habitual ni en la segunda vivienda se produce tal okupación, ya que es simplemente allanamiento de morada. Según el comparador de alarmas Roams una alarma suele salir por 500 €/año, que no es poco. 

Lo mismo ocurre con la campaña sobre el peligro y la inseguridad que provocan los inmigrantes ilegales. Sobre eso hay mucha hipocresía porque muchos de los que los rechazan, los contratan ilegalmente y los explotan. 

Por poner un ejemplo,  La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía que elabora anualmente su informe Frontera Sur con datos del Ministerio de Interior, de la Fiscalía General del Estado y de organizaciones que trabajan sobre el terreno, entre otras fuentes, publica que 

En 2021 llegaron a las costas andaluzas un 22% más de inmigrantes que en 2020, pero la cifra queda muy lejos de 2018: 12.456 frente a 52.411. El decrecimiento de los inmigrantes en  2018-2021 es del 76,23%, no parece, datos en mano, que la inmigración sea un problema de dimensiones descontroladas... mientras, silenciosamente, más de 350 personas al año se dejan la vida en ruta hacia Andalucía, un drama que cuestiona las políticas de fronteras del Gobierno de España y la UE.  Ana Rosado sostiene que  es una "distorsión" en el debate público, donde la cuestión migratoria se aborda como un problema de seguridad/integración. 

"en la campaña electoral de Andalucía la extrema derecha propone luchar contra la inmigración ilegal y la inseguridad cuando en Andalucía hay menos porcentaje de inmigrantes no comunitarios que en el conjunto de España: 6,26% frente al 8,24%. 

Una de los dos coordinadores del informe Frontera Sur, Ana Rosado, cree que este clima de opinión está influido por el uso de la inmigración como "arma arrojadiza" por parte de la "extrema derecha", que trata de hacer cundir la impresión de que nos encontramos en un "estado de alarma". 

Es tal, la campaña, la comedura de coco y el adoctrinamiento que han conseguido que los mayores defensores de la propiedad privada sean los que no tienen nada. 

Con el impuesto de sucesiones ocurre algo similar,  la propaganda ha conseguido que gente que no tiene nada que heredar se posicione en contra de los impuestos a las herencias, cuando en EEUU millonarios piden que las herencias tributen más ya que es el  mejor método para  redistribuir la riqueza 

Enlaces

https://blog.prosegur.es/paises-mas-seguros-de-europa/

https://www.escudodigital.com/vigilancia/crece-demanda-alarmas-en-hogares-mas-35-en-ultimos-5-anos_50747_102.html

https://www.escudodigital.com/quienes-somos.html

La actuación de la derecha en EEUU es la misma