domingo, 26 de julio de 2015

Granados y el engranaje de la justicia


Las conversaciones telefónicas del ex número dos de la CAM grabadas por la Guardia Civil muestran su influencia sobre algunos jueces, fiscales, abogados y policías.
La jueza del caso espionaje besó a Granados y le dijo que estaba “para servirle”, según explicó él a su mujer.

19:04 horas del 16 de septiembre de 2014.
El atestado policial resume la conversación de Granados con su mujer, a quien le dice que “el JEFE DE SEGURIDAD de los JUZGADOS lo metió él. Francisco comenta que la jueza llamada CARMEN, cuando estaba él hablando con varias personas en el pasillo ha llegado le ha dado dos besos y ha dicho en voz alta delante de los ocho abogados, que PACO GRANADOS ha sido el mejor CONSEJERO DE JUSTICIA que ha tenido la Comunidad de Madrid, que allí la tenía para lo que quisiera, que allí estaba para servirle, que FRANCISCO le ha dicho que se cortara un poco delante de esas personas”.

Antecedentes:

Enero de 2009
El diario El País destapa una supuesta trama de espionaje político en la Comunidad de Madrid. Tras numerosas denuncias, el Gobierno de Esperanza Aguirre se ve envuelto en acusaciones de espionaje realizado por empleados de seguridad de la Comunidad hacia miembros del mismo gobierno, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo y el ex vicepresidente y ex consejero regional Alfredo Prada, por lo que Manuel Moix, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, investiga los hechos. Además, el titular del Juzgado número 47 de Madrid, José Sierra, abrió una causa por supuesto espionaje al vicepresidente del Gobierno madrileño, Ignacio González González.
Las causas se fueron concentrando en el juzgado número cinco del que es titular Carmen Valcarce.

Julio de 2010 
La Juez  Carmen Valcarce dictó Auto de archivo del caso por no haberse acreditado la realidad de los seguimientos, y por falta de indicios de delito. El Auto explica que aunque se hubieran acreditado los seguimientos, los mismos no conllevan necesariamente la existencia de un delito.

Marzo de 2011
La juez de la Audiencia de Madrid, Mari Luz Almeida Castro, ha ordenado a la titular del juzgado 5 de Madrid, Carmen Valcárcel, reabrir el supuesto caso de los espionaje político en Madrid porque, en su opinión, hay indicios de que los agentes que supuestamente siguieron al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, y al ex vicepresidente de la Comunidad, Alfredo Prada, cometieron un delito de malversación. En contra de la opinión del fiscal Moix, que estima en su informe que no hay indicios de delito, la magistrada asegura que «en el estado actual de las diligencias, no existen motivos para proceder al sobreseimiento provisional y archivo de las mismas. De lo actuado, aparecen indicios suficientes de la comisión del delito de malversación de caudales públicos por el que se sigue la causa»

Febrero del 2012
La juez Carmen Valcárce archiva por segunda vez  la investigación por las mismas razones que lo hizo la vez anterior: considera que no existen pruebas suficientes de que los coches oficiales de la Consejería o los teléfonos móviles de los cinco asesores investigados hayan sido usados en los presuntos seguimientos.

Mayo del 2012
La Audiencia de Madrid obliga por tercera vez a reabrir el caso.

Febrero 2015 
La juez Carmen Valcarce,  decidió ayer archivar por tercera vez esta causa.

Junio 2015
La Audiencia de Madrid obliga de nuevo  reabrir el caso de los espías a sueldo de la Comunidad El tribunal de apelación acepta el recurso de los socialistas madrileños y recuerda a la instructora del caso que ya en 2011 dejó sentado que hay "indicios suficientes" de malversación Los seguimientos a cargos del PP enfrentados a Esperanza Aguirre, como Gallardón, Alfredo Prada y Manuel Cobo, seguirán investigándose pese a la actitud refractaria de la juez instructora.


Interrogatorio de la juez
Selección de las intervenciones de la juez Carmen Valcarce en los interrogatorios por el caso del espionaje en Madrid de los cinco agentes del Gobierno de Aguirre (el ex director general de Seguridad Sergio Gamón, los ex guardias civiles José Oreja, José Luis Caro y Antonio Coronado y el empleado José Manuel Pinto). A lo largo de los mismos, se suceden sus regañinas e interrupciones a los letrados de las víctimas del espionaje (el ex vicepresidente segundo regional Alfredo Prada y el vicealcalde madrileño Manuel Cobo) y a la fiscalía, sus modulaciones de preguntas y respuestas, mientras reparte bromas y muestras de simpatía con los implicados, cuya colaboración con la policía destaca aunque los tres le admiten que mintieron en su declaración policial.
Y descalifica los partes del espionaje, que tilda de "chapuza", antes de someterlos a una pericial que revelaría que su coautor era un empleado del Gobierno de Aguirre, al tiempo que dice compartir el mismo fastidio que los acusados por la presión mediática:
http://www.elpais.com/especial/juez-espias-madrid-carmen-valcarce-video/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada