domingo, 21 de febrero de 2021

Soluciones milagrosas o intereses de caseros.

En este país, si observamos los medios de comunicación parece que existen dos facciones: Unidos Podemos y "Todos Unidos contra Unidos Podemos". 

El Establishment no se relaja ni con tranquilizantes, desde que se acabó el bipartidismo su quinta columna se está empleando a fondo contra UP. No hay sector de la sociedad que públicamente no se manifieste contra la formación. 

El que está a favor, sabedor que se le crea un problema si lo manifiesta, se calla. 

Si uno se atiene a los medios, nadie ha votado a UP, es más,  parece que los electos no lo han sido, y se desprende que viven a costa de todos nosotros (los representantes de los demás partidos, no) los de UP están por pura ambición, el resto lo hace por altruismo, y además  son prácticamente okupas, término que el sistema utiliza, ahora atacando a UP,  para describir a inquilinos que no pagan, cuando antes eran simplemente morosos. La llegada a la política de UP, lo puso todo patas arriba, hasta el lenguaje. 

Supongo que algunos atacan a la formación porque ciertamente están en contra de sus propuestas y actuaciones por sus propios intereses, pero otros lo hacen porque saben que es más rentable que defenderlos. 

Les atacan por lo que dicen, por lo que no dicen, por lo que hacen, por lo que no hacen, todos al unísono, así el  ciudadano poco informado, acaba pensando que si hay una voz unánime contra ellos, será que están en lo cierto. Paralelamente, todos los días "están los jueces investigando algo", que luego queda en nada. Pero no se le da tanta publicidad al archivo de las causas como de las aperturas.

Para demostrar esto podría tomar cualquier programa de prensa, radio o televisión.  No solo atacan a la formación censurando su actuación, colocando adjetivos, entrecomillando las declaraciones, utilizan el "manifiesta" para que se separen las declaraciones de la realidad. No es lo mismo decir " existe una escandalosa desigualdad" que  "UP opina que existe una escandalosa desigualdad". 

No se esta hablando de un triste realidad, se trata de una percepción subjetiva. 

El artículo de Opinión  de El Pais, de José García Montalvo titulado "Soluciones milagrosas", catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, va en la línea.

Lo analizaremos porque es paradigmático.  

Como buen artículo  de Opinión que se precie tira contra UP, todo un señor catedrático, por tanto tiene razón, sabe de lo que habla. 

Como la cosa va de atacar a UP, la quinta palabra del artículo es "populismo" continua tildando de simplista a la formación aduciendo que el populismo busca soluciones simples a problemas complejos,  despreciando y desechando por completo, la posibilidad de nacionalizar la electricidad, como si no fuese pública en otros países, ignorando u ocultando que  la propuesta de UP, que es tendencia en  el mundo desarrollado. 

También ejemplifica despectivamente que UP sostiene  que si hay paro juvenil hay que jubilar anticipadamente.

 No se si es más de chiste la postura de los economistas "ortodoxos" de prolongar la vida laboral de los trabajadores de la tercera edad mientras están en paro los jóvenes y los adultos. 

Pero en lo que se emplea a fondo y de lo que va el artículo es del control de alquileres

Justo el día en que aparece también en El País un artículo que dice que la limitación de los alquileres es la batalla interna que más tensión genera, hay que darle un espaldarazo al PSOE y a los grandes caseros. 

García Montalvo critica dicho control y niega que exista ninguna justificación teórica para ello, ya que aquí no existe  un monopolio u oligopolio y para asustar a la gran masa de población propietaria, continúa: "a no ser que se consideren gran propietario al poseedor de un piso, pues en ese caso habría más de dos millones de monopolistas." 

Alega que solo un 5% del parque está en manos de grandes tenedores y por tanto no tienen capacidad de fijar precios, eso es una media verdad. En primer lugar el problema del precio de los alquileres es mayor en Madrid, Barcelona y las grande ciudades y ahí, no tenemos datos del porcentaje de los grandes tenedores, como  los fondos buitres, vía Socimis  y es en  Madrid y Barcelona donde más actúan, ya que son inexistentes en Teruel Soria y otras ciudades. 

Por otra parte el límite de la renta puede que  los disuade de aumentar el negocio de seguir  comprando viviendas sociales, que venden políticos desalmados impunemente. 

De hecho las Socimis presionan al gobierno para que no fijen un tope a los alquileres , luego debe de ser beneficioso para los inquilinos. 

Todo con mucha chufla, como suele ocurrir para combatir propuestas de UP. Y para reafirmarse en lo negativo de controlar el precio de los alquileres cita a Paul Krugman y cita un estudio ¡pseudoexperimental¡ que muestra que los efectos pueden ser contrarios a los deseados.

Por si era poco, pone el ejemplo del control de precios en del 2011 al 2012 en Venezuela (atacando a UP siempre se debe citar a  Venezuela para conseguir la asociación de ideas en el lector.  

Lo cierto es que no cuenta que  Berlín ha congelado el precio de los alquileres por 5 años, amparado por el Tribunal Constitucional,  y el precio del alquiler en Viena está regulado por ley. Y no parece que sean ciudades bolivarianas. 

A estas alturas, a pesar de la realidad, García Montalvo ya convenció a la mayoría  de la inutilidad de la medida de UP de ponerle un  tope a los  alquileres. 

Después de explicar la supuesta inviabilidad de ponerle un tope a los alquileres, apela a las causas y aduce que los controles de los alquileres franquistas y las desgravaciones a la compra hundieron la oferta. 

Como si  a los controles del  Franquismo, no hubiese seguido la Ley Boyer, que dio rienda suelta a los precios de los alquileres y su correspondiente desmadre.  

El artículo concluye con que "cualquier desincentivación de la oferta de alquiler conseguirá justo lo contrario de lo necesario para contener los precios". 

Lo mismo decían con el SMI, que iba a ser contraproducente la subida, la realidad demostró que era falso. 

Están ansiosos por recuperar la vieja política y para ello tienen todos los foros a su disposición, las basílicas. A los demás nos quedan los blogs, las catacumbas. Pero en ellas, empezaron los Cristianos.



2 comentarios:

  1. Pues el control del precio de los alquileres ya ha estado vigente durante el franquismo en los 60 y no nos son desconocidos los resultados.

    Y sobre la incidencia del SMI hay estudios que dejan evidencia de sus consecuencias. Que no son positivas.

    Otra cosa es que usted los lea o le interesen, claro: habla cucurucho que no te escucho.

    ResponderEliminar
  2. Las socimis ponen la vivienda en alquiler, así que no puede tener efecto en la restriccion de la oferta

    ResponderEliminar