jueves, 12 de octubre de 2017

Monzón releva a Cebrián en Prisa




El grupo Prisa pasaportó a Cebrián. PRISA da pérdidas y solo El País perdió el último año, un 12.8% de lectores.
Es el segundo intento de echarlo. Depués de maniobras en la oscuridad (los ciudadanos solo vemos sombras, nunca la realidad de las intrigas del poder para intentar  salvar a Juan Luis Cebrián, la vicepresidenta Soraya, llegó el pasado julio a ordenar a Telefónica, donde trabaja su marido,  que Prisa no vendiese su 14 % a Henneo, ex Heraldo. (De Henneo tratará la siguiente entrada).
Cebrián agradecido relegó a Fernando Garea en el País, crítico con el PP.

El plan de Alierta (ex Ceo de Telefónica) consistía en unir el 14% de Telefónica al 19% que posee el fondo Amber, para tumbar a Cebrián y convertirse en un señor de la prensa, pero no sólo necesitaba la participación de Telefónica sino también la aquiescencia,  de HSBC, Caixabank y Santander, que entre los tres suman cerca del 20% del capital. Y resulta que los tres bancos no movieron pieza ante la advertencia de Moncloa a Telefónica

En el fondo Amber, por cierto, trabaja José de la Rosa Rato, sobrino del defenestrado ministro de Economía Rodrigo Rato, que recibió de Telefónica 726.000 euros entre 2013 y 2015, bajo el mandato de Alierta.
El armenio Oughourlian fundó Amber Capital en 2005, y forma parte de los consejos de Prisa y las italianas Cofide y Sorgente. Asimismo, forma parte de la directiva de la mayor organización armenia de caridad, la Armenian General Benevolent Union (AGBU). 

El presidente de esta asociación es Berge Setrakian, otro armenio que mantiene una larga relación con  el ex Ceo de Telefónica, trabajó con la Telefónica de Alierta y fue consejero independiente de Altadis (Tabacalera) en 2004 (cuando la presidía Alierta).
Se afirma que Alierta controla “una cuarta parte de Amber”.

Pero la caída de Cebrián era solo cuestión de tiempo, Cebrián abandona sus funciones ejecutivas y solo mantendrá  la presidencia honorífica de El País, diario del que fue fundador,  en los últimos 7 años percibió 26 millones de euros y posee un bonus de 6 millones de euros que cobrará si Amber no lo evita. 
Cebrián será sustituído por Javier Monzón, con lo que los accionistas de Prisa, confían en salvar la situación financiera del grupo de comunicación.

Javier Monzón ha sido presidente de Indra durante más de dos décadas, desde su  fundación hasta 2015. Tuvo que abandonar la compañía a instancias de la pública Sepi, accionista de referencia de Indra con un 18,75% del capital.

Hasta aquí lo que recogen los medios

Javier Monzón fue designado presidente de Indra por Felipe González cuando fue creada la compañía, en 1993. Al llegar el PP al poder en 1996, Josep Piqué, entonces ministro de Industria, intentó forzar su salida, pero Monzón le ganó el pulso gracias a la amistad que empezaba a cultivar con el rey Juan Carlos I. 

Prosiguió en la cúpula de Indra con el segundo mandato de Aznar y posteriormente con los dos de José Luis Rodríguez Zapatero, al que se arrimó con la compra de una sociedad propiedad del hijo de Felipe González.
Durante estos años, su relación con el monarca se hizo tan estrecha que hablaban con una frecuencia casi semanal. No olvidemos que el cliente estrella de Indra es Defensa, donde suele haber muchos militares. Hacer migas con el Jefe siempre viene bien.

La abdicación del Rey le supuso la pérdida de un apoyo, los malos resultados de Indra en bolsa, la financiación del PP,  el pago a jueces, y la falta de sintonía con Morenés hizo que fuese cesado en enero del 2015.
Poco después perdería también el título de presidente de honor. El argumento es que no había  habido la "transparencia debida" por parte de Monzón ante el consejo de administración, es decir, que la destitución se produce por no haber contado "todo" al consejo.

Se hizo público la existencia de un jet privado que utilizaba Monzón, del que el Consejo no tenía constancia. El jet fue vendido por Indra posteriormente a Cristiano Ronaldo. Monzón devolvió un millón de euros por el uso del avión con el que habría surcado los aires para asuntos presuntamente personales. No le habrá supuesto demasiado el desembolso, ya que cobró su  plan de prejubilación  por valor de 12 millones y 4 millones por la cláusula del jardinero: no trabajar en nada que le haga la competencia a Indra.

Antes de recalar en Prisa, encontró acomodo en Banco Santander, primero como consejero de la filial española y luego en Openbank, donde iba a ser nombrado presidente en próximas fechas. Monzón es una persona que cuenta con la confianza de José María Álvarez-Pallete y Ana Botín, presidentes de Telefónica y Santander, respectivamente.

Villar Mir, amigo suyo,  también lo nombró consejero de Ferroglobe,  es también presidente del comité ejecutivo de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) de Ana Botín.
Monzón fue sustituido  por decisión de Telefónica, su principal accionista. César Alierta, entonces presidente de la operadora, puso en su lugar a Fernando Abril-Martorell. que había sido Consejero de Telefónica y del Grupo Prisa y Aena. Es hijo de Fernando Abril-Martorell.

Prisa echa a Cebrián por los malos resultados y nombra a Monzón, ex ceo de Indra que a su vez fue cesado por lo mismo.  Los CEOS como a los entrenadores de fútbol, aunque obtengan nefastos resultados, los siguen contratando. 

Ahora ya sabemos quien va a mandar en Prisa

.

                                      Actualización

Monzón renuncia a la presidencia de Prisa
Su nombre había sido propuesto por el Santander pero no había sido comunicado al Gobierno, que apeó a este ejecutivo de la presidencia de Indra.

http://www.eldiario.es/economia/Javier-Monzon-renuncia-Cebrian-Prisa_0_696780790.html

Enlace recomendado

http://www.periodistadigital.com/periodismo/radio/2017/04/09/trabajadores-prisa-cantan-40-cebrian-sonoro-enchufe-familiar.shtml
http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2017/10/10/la-represion-mediatica-de-el-pais/

No hay comentarios:

Publicar un comentario