lunes, 16 de diciembre de 2013

Deconstruyendo la defensa de la Sanidad público-privada


Aprovechan todos los frentes, utilizan todas  las tribunas. El rechazo de la opinión pública a la privatización de la sanidad, hace que los que la defienden se hayan replegado a foros más restringidos, pero siguen ojo avizor, expectantes, agazapados, esperando su momento. Se dispersaron como los apóstoles, en La Voz de Galicia, de la defensa de la sanidad privada se encarga Enrique Castelló, aunque ahora ya no se atreve a defender la privatización abiertamente. En la revista de   Muface (Mutua de Funcionarios del Estado) del pasado trimestre, sí aparece una abierta defensa de la colaboración público privada en sanidad.Un  buen canal para publicitar la ideología  ya que los funcionarios pueden concertar seguros privados. Luis Ortiz Quintana, presidente de la Academia Médico Quirúrgica Española, es en este caso el autor de la defensa.

Comienza explicando como "en el siglo XX se crearon los sistemas nacionales de salud, diseñados sobre pilares de equidad,  que conlleva gratuidad, cobertura universal y prestaciones indefinidas". Se sugiere sutilmente que es cosa del siglo pasado.

Luego "la crisis y el déficit han puesto en evidencia problemas económicos en nuestra sanidad pública", omite que es uno de los sistemas que mejor funcionan en relación con los recursos.  "Los sistemas sanitarios modernos, el español entre ellos se vienen enfrentando al problema de la falta de información suficiente" y eso "hace difícil la comparación entre  lo público y lo privado".
Tenemos el ejemplo de EEUU, allí si que hay estudios y evidencias, claro que cuando llegan las evidencias ya es tarde.
 En  el 2002, investigadores de la Universidad McMasters terminaron un meta-análisis realizado con estudios estadounidenses que abarcaban más de 38 millones de pacientes americanos. Conclusión: la tasa de mortalidad en pacientes tratados en hospitales con ánimo de lucro era significativamente mayor que en los hospitales no lucrativos. En 2004, el mismo equipo de investigadores demostró que, en Estados Unidos, el coste por servicio era un 19% más elevado en hospitales con ánimo de lucro que en los no lucrativos.

De todos modos, algún estudio hay:
http://www.publico.es/espana/446913/la-cama-de-un-hospital-publico-un-74-mas-barata-que-la-de-un-privado 

Entonces dando por hecho que se precisa una reforma en profundidad, se lanza a decir que "no debe sorprender que, entre las diferentes alternativas para hacerle frente, se recurra a la colaboración del sector privado, colaboración que goza de larga tradición en nuestro elogiado Sistema Nacional de Salud, como lo demuestran los ejemplos del sector farmacéutico, el de MUFACE, ISFAS, MUGEJU o el de las Mutuas de Accidentes de Trabajo. ¿Quién puede poner en cuestión la bondad para el ciudadano del servicio que prestan las farmacias, empresas privadas, en general a menos de 100 metros de cada domicilio, en la provisión de los medicamentos financiados con fondos públicos?"

Tenenemos una sanidad pública de las mejores del mundo y barata, para qué cambiar el modelo, si no es por intereses. No es el coste al erario público lo que les preocupa a los señores de la privada, es participar de  una  clientela asegurada para una medicina lucrativa. En cuanto a Muface, muchos mutualistas que están adscritos a una aseguradora privada cuando tienen algo grave se cambian a la Seguridad Social, de eso el señor Ortiz no dice ni una palabra, por no hablar del cuadro médico que cambia demasiado a menudo, ya que la minuta por consulta  que le pagan las aseguradoras a los médicos, a veces es ridícula.

"El desarrollo económico ha dado lugar a la aparición de empresas privadas con capacidad técnica y financiera suficiente como para hacer frente a los problemas planteados por la asistencia sanitaria de alto nivel, haciendo posible en el sector hospitalario lo que era habitual en el de la producción y distribución de medicamentos". Manifiesta. Una vez cantadas las excelencias de Muface Isfas ETC, justifica que empresas privadas sanitarias con alto nivel colaboren en el pastel de lo público. Si son tan punteras, por qué no se especializan en medicina exclsivamente privada con las leyes del mercado, que compitan con Houston, y que dejen en paz el dinero y la salud de los contribuyentes. Concluye diciendo: "Esta fórmula no tiene por qué traducirse necesariamente ni en un encarecimiento de la asistencia ni en una barrera de acceso a una sanidad de calidad. Esto es lo que en realidad, fuera de sectarismos y demagogias, importa a los ciudadanos."
 Además de que se encarecería  la asistencia, los ciudadanos son tan "sectarios" y "demagogos" que  lo que quieren es una sanidad pública, universal y gratuita. De todo este alegato no se desprende que la sanidad mejore, sino que debería de canalizarse parte del dinero a empresas privadas.
Añadir leyenda

El artículo 
http//www.muface.es/revista/o225/tribuna_publica_luis_ortiz.html

Artículo de El País con el mismo argumentario
http://elpais.com/elpais/2013/01/10/opinion/1357820611_187567.html 

Cómo se van beneficiando del dinero de los contribuyentes
 http://www.eldiario.es/sociedad/negocio-sanidad-privada-dinero-publico_0_204379987.html
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2013/12/08/60-accidentados-leves-derivan-clinicas-privadas/0003_201312G8P7991.htm

 Enlaces relacionados
 http://www.angelesgarciaportela.com/2011/10/enrique-castelllon-economedico-o-medico.html
http://www.angelesgarciaportela.com/2012/06/castellon-juegos-de-palabras-para-la.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario