miércoles, 5 de febrero de 2014

El Domingo Sangriento y la justicia mancillada


El  domingo 30 de enero de 1972, en Derry (Irlanda del Norte) la Asociación Irlandesa de Derechos Civiles había convocado una manifestación  en contra del internment -encarcelamiento sin juicio a los sospechosos de pertenecer al IRA, aprobado en agosto de 1971 por el que se encontraban detenidas centenares de personas. Unas 15.000 personas acudieron a la protesta, la manifestación había sido prohibida por las autoridades, partía del barrio de Creggan, junto al Bogside (zona católica conocida como Free Derry). El General Ford comandante del ejército británico pretendía que la manifestación no llegase a la plaza del ayuntamiento en el centro de la ciudad. El ejército colocó barricadas y los miltares fueron apoyados por un batallón de paracaidistas, que había llegado como refuerzo. El IRA había prometido no  participar en la manifestacion así que acudieron familias con niños por ser una marcha pacífica.

Los manifestantes comezaron a tirar piedras, que fueron respondidas con gases lacrimógenos y cañones de agua. Instantes después los  paracaidistas abrieron fuego: Trece personas murieron y fueron heridas más de treinta. Una decimocuarta víctima moriría meses más tarde.Seis de las víctimas tenían 17 años. Los paracaidistas alegaron estar siendo objeto de disparos, algo que resultó ser falso.
El primer ministro británico, Edward Heath, encargó una investigación  tras los incidentes al Presidente del Tribunal Supremo, Lord Widgery . Dicha investigación se finalizó al cabo de tres meses, y sus conclusiones exoneraban a los soldados que habían participado en la matanza al entender que actuaban "en defensa propia". "La manifestación estaba prohibida y si no hubiera ocurrido nadie habría muerto", concluyó aquella investigación.

En 1998 se abrió de nuevo otra investigación, que se prolongó durante 12 años, Cameron que era el primer ministro cuando vieron la luz las conclusiones, admitió que la matanza "ni estaba justificada ni es justificable  y se ha declarado "profundamente consternado" por lo que hizo aquel día el Ejército británico. Cameron ha aceptado que los 14 manifestantes muertos a tiros por el Ejército británico en las calles de Derry  eran inocentes.
Pero el informe rechaza la tesis de que aquella matanza, hubiese sido una conspiración del Gobierno o del Ejército británico.

Se especuló con la posibilidad de que el Presidente del Tribunal Supremo Lord Widgery tuviese un alzheimer incipiente, para exculparlo de tan injusto informe. En la decada de 1980 fue persuadido a renunciar por  demencia.
Después de su muerte, un año después de su retiro, una necrología del periódico señaló sin rodeos que "la demencia le había hecho incapaz de llevar a cabo el trabajo".
Su sucesor, el Presidente del Tribunal Supremo, Lane, más tarde dijo que había hecho "un buen trabajo de limpiar el desastre dejado por Lord Widgery"


   Las Víctimas
     

Cuando la justicia se mezcla con la política, es más política que justicia 

A día de hoy el juez Elpidio Silva está apartado temporalmente de la carrera judicial ,mientras Blesa está siendo juzgado por la estafa de las preferentes.
"La única cabeza que se ha cobrado la investigación sobre la gestión de Blesa al frente de Caja Madrid, tras dejarla con una agujero de 24.000 millones de euros, es la del juez que lo mandó a prisión preventiva". ha comentado hoy Pepa bueno en la SER:
Elpidio José Silva, suspendido ayer por el CGPJ.
Demasiados "lores Widgery" serviles con la supuesta razón de Estado 

Fuentes:
La información del Domingo Sangriento esta tomada del folleto informativo del Museo del Domingo Sangriento en Derry y de:
http://es.wikipedia.org/wiki/Domingo_Sangriento_%281972%29
http://internacional.elpais.com/internacional/2010/06/15/actualidad/1276552816_850215.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada