lunes, 15 de junio de 2015

Steve Hilton y la donocracia



Stave Hilton fue asesor de Cameron escribió un libro titulado More Human acerca de su experiencia y observación del comportamiento de las élites. Con motivo de su publicación, el Sunday Times lo entrevista.
Hilton, descendiente de húngaros emigrantes, fue el director de estrategia de Cameron tras pasar por Saatchi & Saatchi. Maurice Saatchi llegó a decir que no había nadie que le recordase tanto a él mismo cuando era joven que Hilton. Abandonó la política y actualmente  imparte clases en la Universidad de Stanford (EEUU) y vive junto a su mujer, Rachel Whetsone, que acaba de abandonar su puesto en la comunicación de Google por la de Uber.
Hilton  constata lo que todos sabemos pero es interesante  escucharlo de alguien que lo ha vivido de primera mano.
Dice cosas como éstas:
 "Los políticos y los autores de libros como el mío van a las mismas cenas y eventos sociales, todos viven al lado del otro y mandan a sus hijos a los mismos colegios, acaba por desarrollarse una clase dirigente aislada”, denuncia. “Van de aquí para allá entre Westminster, Whitehall y la City: da igual quién gane las elecciones, porque las mismas personas tienen el poder.

Hilton considera que la democracia se ha devaluado durante las últimas décadas hasta degenerar en un sistema anticuado. “Parece que la legitimidad política ya no emana de los votos, sino del dinero”
“Cuanto más tengas, más probable es que el gobierno preste atención a tus preocupaciones”.
Al igual que ocurría en el Antiguo Régimen, cuando el poder o se compraba o se heredaba y no había división de poderes, las élites poseen el Estado. En la sociedad actual, empresas, políticos y medios de comunicación intercambian favores para perpetuarse en el poder.

“Pasa algún tiempo en Bruselas y encontrarás en el Parlamento y la Comisión Europeas una fosa séptica gigantesca y apestosa de corrupción corporativa disfrazada con los atuendos del internacionalismo idealista”
El autor utiliza el curioso término de “donocracia” –de “donación” y “democracia”– para referirse a lo que ocurre en países como Estados Unidos, la supuesta patria de la democracia en la que se atienden ante todo los intereses de los lobistas que proporcionan más dinero a los políticos 

Su crítica la efectúa dentro del capitalismo, no se puede considerar un individuo de izquierdas, forma parte de los que propugnan un capitalismo compasivo.
 “Los negocios, un vehículo maravilloso para la ingenuidad y la interacción humanas, han terminado siendo dominados por una élite global indiferente e incomprensible que piensa que la solución para los problemas sociales y medioambientales que ellos causan es volar a Davos y pontificar en ‘paneles’ y en ‘plenarios".

Afirma que lo que llama  burocracias del sector privado”, ya no tienen como objetivo crear buenos productos y servicios para el ciudadano, sino manipular las leyes para que les favorezcan, reducir los impuestos y protegerse de la competencia no a través de su labor sino contratando a los mejores lobistas y abogados con influencia. 
“Necesitamos hacer que la democracia funcione como debería, como un vehículo para el poder de la gente real, no para el de la plutocracia de hoy en día”, “necesitamos más acciones directas, políticas visibles e interactivas, más humanas”. ¿En resumen? “Opta al parlamento. Y si te da miedo, a tu ayuntamiento”. Una apuesta por la participación del ciudadano.

La entrevista
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-06-10/chumocracia-elites-guru-politica-inglesa-steve-hilton_845503/?utm_content=buffercfae1&utm_medium=social&utm_source=clp.com&utm_campaign=clp

Enlace relacionado
http://www.angelesgarciaportela.com/2011/12/cada-vez-que-explico-a-mis-alumnos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada