martes, 19 de marzo de 2019

Hospital Cunqueiro: Un letrero para tapar la privatización


Hospital Cunqueiro, "hospital público". Hospital que no es público de Vigo

Entre las fake news, las medias verdades, los oxímoron etc. nos están retocando la realidad al más puro estilo photo shop.

La Xunta se gasta medio millón de euros en 10 carteles para que en los centros hospitalarios figure en lugar visible  el lema "Hospital Público" porque pretende  que dejen clara la naturaleza de sus centros sanitarios.

Los letreros se colocarán en lugares bien visibles de diez hospitales: el Álvaro Cunqueiro y el Meixoeiro de Vigo, el Clínico de Santiago y Conxo, y los centros hospitalarios de Ourense, Verín, Valdeorras, Montecelo de Pontevedra, O Salnés y Barbanza.

Esto sería una buena cosa si no fuese porque uno de ellos, el Cunqueiro de Vigo es de gestión privada. Privatizado con el sistema  que se ha dado en llamar "Modelo Alzira", pues fue en Alzira donde comenzó "el experimento" y que con el paso del tiempo quedó claro que fue un fracaso de tal magnitud que tuvo que ser "rescatado" y pasar a ser de titularidad pública.

El Cunqueiro es un hospital con ánimo de lucro y a beneficio de la iniciativa privada. Las razones que da la Xunta para que la población trague con que es público son que en él trabaja personal del SERGAS (Servicio Galego de Saúde) y que no se cobra a nadie, aunque lo pagamos todos, incluidos sus beneficios. Que no se cobre a nadie no es criterio para considerarlo público Por extensión los colegios privados concertados se podrían considerar públicos. Lo público es sin ánimo de lucro, es su principal característica, las vesículas no pueden dar dividendos.

Como la población está en pie de guerra contra la privatización de la sanidad, gobiernos y corporaciones encontraron un atajo. Construir un hospital es negocio pero termina cuando concluye la obra, así que con la concesión del mismo, pervive el negocio en el tiempo. Es una privatización encubierta y concluye el engaño a la población con el rótulo de "hospital público".

En el CHUAC, hospital público de A Coruña (ese sí que cumple todos los requisitos) se está planteando o bien la ampliación o bien edificarlo en otro terreno, se está "estudiando". Para echarse a temblar, la manera más fácil de privatizar un hospital es construirlo de nuevo, porque enajenar  a una empresa o a una UTE un hospital ya construido supondría el  rechazo de la ciudadanía que se opone con uñas y dientes a la privatización de la sanidad.

Para tratar de neutralizar la oposición de la ciudadanía, salen de vez en cuando "expertos" que primero nos explicaban que lo privatizado funcionaba mejor, ahora como eso ya no cuela, el discurso es que lo privado no tiene por qué funcionar peor que lo público, pero además se está realizando una labor de "zapa" en los cerebros de los ciudadanos, esos que creen que piensan por sí mismos. Se trata de deslizar el concepto paciente al concepto cliente.

Hasta ahora las series televisivas de médicos y hospitales españoles se desarrollaban en hospitales públicos, como Hospital Central. Hace algún tiempo se estrenó en televisión Hospital Valle Norte en RTVE, el Hospital Valle Norte es un gran hospital y es privado. En una escena, un médico al más puro estilo emprendedor, dice que si consiguiesen hacer un tipo de operación, conseguiría tremendas colas de gente para ser operados.

Afortunadamente Hospital Valle Norte  va a desaparecer por falta de share, pero ¿cómo llegó una serie que hace propaganda de los hospitales privados a la televisión pública?

Muy fácil, la serie es de  José Frade producciones. Después de años desaparecido del mapa audiovisual, Frade conseguía volver a producir para la televisión gracias al anterior presidente de la cadena pública José Antonio Sánchez,  que fue director de los servicios informativos de Canal 7, el extinto canal autonómico privado de la Comunidad de Madrid propiedad de Frade. ¡Casualidades¡

José Antonio Sánchez fue director de RTVE con Aznar en el negro período de Urdaci, cuando Zapatero gana las elecciones es destituido y se refugia en Telefónica desde 2004 al 2011 como director general de la División Latinoamericana de Telefónica Internacional, en julio de 2011 regresó al medio televisivo al ser nombrado director general de Telemadrid  y en octubre de 2014 fue nombrado por el gobierno del PP,  Presidente de nuevo de RTVE, hasta que cayó el gobierno Rajoy. 




La noticia
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2019/03/16/xunta-gasta-medio-millon-10-carteles-hospital-publico/0003_201903G16P8993.htm

Enlaces relacionados
http://www.angelesgarciaportela.com/2016/12/el-cunqueiro-la-klebsiella-y-la-opacidad.html
http://www.angelesgarciaportela.com/2018/05/ropa-sucia-en-el-cunqueiro.html
http://www.angelesgarciaportela.com/2017/01/el-cunqueiro-y-su-vergonzante.html

domingo, 17 de marzo de 2019

"El muelle de Ouistreham", de Florence Aubenas



Acabo de leer "El muelle de Ouistreham" de Florence Aubenas. El libro está escrito a comienzos de este siglo pero parece que lo que describe comenzó hace una eternidad.

Florence Aubenas, es una periodista francesa que haciéndose pasar por una mujer recientemente divorciada y con el bachillerato como única preparación, se traslada a Caen intentando buscar trabajo,  y elige Caen porque, situada en la Baja Normandía, como otras muchas zonas, fue víctima del desmantelamiento industrial. Tanto es así que ahora, el mayor empleador de Caen es el hospital.

La autora explica cómo La Sociedad Metalúrgique de Normandía, la factoría Moulinex y la planta de Renault fueron cerradas, dejando a miles de trabajadores en la calle. Las zonas industriales se convirtieron en grandes superficies.  Los hombres se convirtieron en parados y a las mujeres no les quedó otro recurso que convertirse en limpiadoras, sosteniendo la familia en precario y viviendo a veces en una habitación, después de haber perdido sus viviendas. L

Aubenas cuenta su personal "Via crucis" para encontrar trabajo y describe también la bajada a los infiernos de los personajes que le rodean, gente que habiendo tenido un empleo estable y pensando que era para toda la vida, acaba siendo asidua del Pôle emploi, agencia gubernamental, creada por Sarkozy. el equivalente a nuestro Sistema Nacional de Empleo (SNE), antes INEM.

La protagonista se inscribe en el Pôle emploi y solo le ofrecen empleos como limpiadora por horas y para eso debe de hacer un montón de cursillos como el resto de sus compañeras buscadoras de empleo, para "progresar".  Llega a conseguir varios trabajos, limpiando un camping, en el transbordador de Ouistream (que le da el título al libro), en oficinas etc., todo ello contra reloj y ni así consigue un salario digno, en algunos trabajos el desplazamiento triplica el tiempo invertido en el trabajo y para conseguir los trabajos se considera imprescindible tener coche, por lo que gran parte de lo poco que gana se le va  en gastos de transporte.

Pôle emploi  pone en contacto a la desempleada con empresas de limpieza, éstas le pagan por horas y tasan el tiempo que le tiene que llevar limpiar lo que se le haya asignado, así que si le lleva más tiempo, le toca trabajar gratuitamente ya que si no queda satisfecha con la limpieza la empresa, le traslada las quejas a la compañía empleadora y despide a la trabajadora.

En el Pôle emploi, los desempleados tienen una especie de "coach" que le enseña a hacer un currículum, superar una entrevista y les ayuda en la búsqueda de empleo. Claro que si todos aprenden a hacer bien los CV y las entrevistas, los parados son los que son y no todos podrán encontrar un puesto de trabajo.

Los parados tienen la obligación de acudir una vez al mes al Pôle emploi y en un momento dado un funcionario confiesa que lo hace porque si los desempleados no acuden, los dan de baja, disminuyendo el número de parados en las estadísticas (maquillando la realidad) y que si los funcionarios no los convocan los penalizan.

No da recetas, ni analiza las causas, sólo describe la bajada a los infiernos de la "boyante clase obrera" que hasta la mal llamada crisis tenían dos conceptos grabados a fuego: progreso y conquistas sociales.

El final de la novela recuerda el final de la película tiempos modernos, un final abierto sin demasiadas esperanzas.

jueves, 14 de marzo de 2019

Planes de pensiones, la seguridad de perder dinero y las puertas giratorias


No interesa que se sepa, los planes de pensiones son una máquina de perder dinero que otros ganan. 




A pesar de ello, el presidente de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), Ángel Martínez-Aldama aboga porque los planes de pensiones privados sean obligatorios o "semiobligatorios" sigue defendiendo su rentabilidad, restando importancia a las pérdidas porque "en todo caso, lo importante es que se ahorre, y que el ahorro se convierta en un gasto habitual". "Es un tema de educación financiera", mantiene.


En 2015 se produjo una reestructuración  en INVERCO, la patronal de inversiones colectivas y Fondos de pensiones.  El que había sido Director general durante 20 años, Ángel Martínez-Aldama, sustituyó al entonces presidente Mariano Rabadán y Elisa Rincón que era entonces Directora de la Asesoría jurídica pasó a Directora general, sustituyendo en el cargo a Martínez Aldama. ¿De dónde
procedía Elisa Rincón cuando la fichó la patronal de los fondos de pensiones?- Pues de la cantera de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) el órgano regulador, ¿la cantera? .
¿Y de dónde procedía cuando fue fichada por la CNMV?- Pues de Morgan Stanley y previamente de Deloitte.

En una conferencia Elisa Rincón manifestó su preocupación por la "falta de interés de las mujeres por las finanzas".
Lo que es preocupante es el interés de much@S POR LAS PUERTAS GIRATORIAS.