miércoles, 6 de junio de 2012

Unión Fenosa y Nicaragua

Las empresas de la marca España, a las que tanto se afana en defender el gobierno, incluso frente a los ciudadanos,  desmontan el tópico de que lo privado funciona mejor  y a pesar de que  tratan de ocultarlo, allí donde actúan están tan desprestigiadas como aquí, por muchos premios que doten, muchas fundaciones y "mucha" responsabilidad social corporativa que practiquen:

En Octubre del año 2000, el gobierno de Nicaragua vendió la empresa estatal de energía a Unión Fenosa por U$ 115 millones de dólares. Con este monto, aseguró Mc Clean, la empresa adquirió el 95% del capital de DISNORTE y DISSUR, las dos empresas filiales a Unión Fenosa.

A cambio, esta transnacional española obtuvo una concesión exclusiva de la distribución de energía en la zona del Pacífico de Nicaragua, que durará aproximadamente 30 años. Es decir, que en ese período ninguna empresa, ya sea nacional o internacional, puede disputarle el mercado eléctrico. Durante el corto tiempo de operación de Unión Fenosa, la empresa ha experimentado una fuerte desaprobación social por parte de algunos sectores de la sociedad nicaragüense. En su artículo ‘Una nación a oscuras’, Ruth Herrera señala que esta opera con impunidad frente a los usuarios, ya que desconoce reclamos por cobros indebidos (como errores de facturación, energía no registrada, depósito en garantía, etc.), mediciones alteradas, servicios cobrados pero no prestados de alumbrado público, fallas de voltaje, daños a electrodomésticos, pérdidas de productos en las empresas, entre otros. “Por esto, la privatización de la energía no trajo ningún impacto positivo en cuanto a una mayor cobertura y menos aún en cuanto a las tarifas y calidad del servicio en Nicaragua”.

“Unión FENOSA ha hecho un sinnúmero de violaciones al contrato como los cobros ilegales por alumbrado público en sectores donde nunca ha existido, dobles cobros como el de comercialización que aunque está dentro de los Kilowatz/hora lo incluyen en la factura, los cobros de IGV sin haberse consumido los 33 Kilovatios tal y como lo estipula la normativa, así como la falta de inversión para mejorar el tendido eléctrico.”

Recomendable leer el artículo completo:
http://www.elobservadoreconomico.com/archivo_anterior/140/actualidad.htm

2 comentarios: